fbpx
Beisbol LVBP

El andar de Russell Vásquez con Tiburones: un “Cafecito” para llevar las cosas mejor

Un “Café” para dirigir: el andar de Russell Vásquez con Tiburones
Russell Vásquez tuvo una gran responsabilidad al tomar a un equipo que no pasaba por un buen momento. Ganó 13 juegos y perdió 11 como mánager. Foto: AVS Photo Report

Russell Vásquez no es un hombre de meetings, ni reuniones, pero le tocó hacerlo en Tiburones de La Guaira. Tuvo que entrar al clubhouse escualo y hablar. Él era el nuevo mánager del equipo, pues ese 17 de diciembre fue despedido Gustavo Molina, luego de tener récord de tres victorias y 13 derrotas.

Cuando hay una reunión dentro de un clubhouse, sobre todo uno en crisis, como el de La Guaira a mediados de diciembre, es algo tan privado y secreto como los cónclaves católicos en el Vaticano para elegir a un nuevo Papa. Sin embargo, ese día se hablaron cosas que son muy bien sabidas. “El mánager siempre es el que paga en momentos así”; “todos sabemos cuál es el trabajo que debemos hacer”; “ahora hay que levantarnos”.

“Yo hablé con los muchachos y solo les dije: ‘Vamos pa’ encima. Vamos para adelante. Tenemos el equipo’”, recuerda Russell Vásquez en su primer día como mánager interino de Tiburones, en una entrevista con Triángulo Deportivo. “Lo mejor que tuvo La Guaira, lo que yo debo resaltar, es ese ánimo. Nunca bajamos los brazos, ni la cabeza. Puedes ver a un equipo que le hacen cuatro carreras y se desanima. La Guaira no”.

Comenzar mal, terminar bien

No era fácil la situación para el nuevo mánager de La Guaira. El récord de 3-13 auguraba una pronta eliminación por lo corto del campeonato. Más tarde que temprano la cruz llegó. El mal comienzo de Tiburones pasó factura al final, a pesar de que el equipo terminó la ronda regular con un beisbol bastante competitivo. Los salados quedaron en el tercer puesto de la División Central, con 16-24, a la espera de un año más para tener otra oportunidad de terminar la sequía.

En esos momentos difíciles en Tiburones, antes del gran despertar del cardumen, Russell Vásquez hizo lo que hacen muchas personas cuando quieren pensar un poco: se tomó un café. Aunque no fue un acto literal. Metafóricamente hablando, se tomó un “Café”. El estratega, al analizar su paso por el club, no deja de nombrar a José Alberto Martínez “Cafecito” como su gran aliado. Es otra muestra del liderazgo del grandeliga –ahora de Mets de Nueva York- en La Guaira.

Russell Vásquez en Tiburones: La importancia de un Café

“José Alberto, el Café, fue el gran líder. Es alguien que hace las cosas bien fuera y dentro del terreno. Mira, creo que él anotó cinco o seis carreras desde la primera base. Cuando tú ves a un hombre con esa humanidad de dos metros, corriendo con todo, deslizándose en home y dando ánimo a los muchachos, tú solo piensas en el gran líder que es. Fue mi gran aliado esta temporada”, recuerda Russell Vásquez sobre su andar en Tiburones. “Yo le agradezco mucho al Café. Hay diferentes tipos de líderes. Pero él lo hace con ejemplo y con ánimo”.

Además de destacar el compromiso y amor por la camiseta de Tiburones de José Martínez, Russell Vásquez tuvo en el pelotero uno de los mejores bateadores de la liga. Cafecito ligó para .323 de promedio de bateo, con .883 de OPS, 15 carreras remolcadas, 21 anotadas y un jonrón, solo por nombrar algunas de sus estadísticas.

Con él a tope, y las llegadas de Danry Vásquez y la recuperación de Edgar Durán, los Tiburones de Russell Vásquez mejoraron una barbaridad y las victorias comenzaron a llegar.

“La llegada de Danry fue importante, pero también jugábamos sin Durán”, recuerda el mánager interino de La Guaira. “Cuando llegó Danry con su bate zurdo al lineup, ya con José Alberto y Daniel Mayora, y luego Durán las cosas comenzaron a cambiar. Lo bueno es que estuvimos luchando todo el tiempo”.

Russell Vásquez: lo que debe hacer Tiburones

Russell Vásquez todavía no sabe qué pasará con su futuro en Tiburones. No se ha hablado nada, más allá de analizar lo que fue la temporada. Sabe bien que La Guaira es un equipo que, por su historia reciente de vitrinas vacías, requiere resultados inmediatos. Su única recomendación por el momento es trabajar para encontrar un equipo sólido desde el comienzo de las temporadas.

“Sé que parece un cliché, pero yo sí creo que aquí uno gana en octubre, o noviembre como fue el caso de esta temporada. Es necesario engranar el equipo temprano. Competir mucho y bien al principio”, dice Russell Vásquez sobre Tiburones. “Este equipo tiene el material para eso. Tiene talento. Por eso creo que estará en mejor situación. Si engranas desde temprano, y llegas a mitad de diciembre con récord de 10-10 seguramente tienes mucha posibilidad de clasificar”.

A pesar de su corto andar en Tiburones, y que no clasificó a la postemporada, Russell Vásquez, que luego del despido de Gustavo Molina tuvo récord de 13-11, sacó un voto para el segundo lugar en el proceso de elección del Mánager del Año. El premio lo ganó José Moreno.

Por el momento, en Tiburones, como en los otros cuatro equipos eliminados, la prioridad es comenzar a trabajar para la próxima temporada.

Acerca del autor

Andriw Sanchez

La ilusión de ser escritor me llevó por el camino del periodismo. Quise escribir sobre letras y música, pero terminé como reportero y columnista de beisbol. Soy graduado en la Universidad Católica Santa Rosa (2019), con ocho años de experiencia en el periodismo deportivo en medios como Ciudad CCS, El Nacional, El Estímulo, LVBP.com, BeisbolPlay, El Planeta de Boston y América Digital. Fui coordinador de prensa de Leones del Caracas en la temporada 2020-2021.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.