fbpx
Beisbol

Águilas Cibaeñas reinaron en la liga de las estrellas

LIDOM-Aguilas-Cibaeñas
LIDOM fue el epicentro de las estrellas de las Grandes Ligas en el Caribe

La Águilas Cibaeñas ven desde el pináculo cómo se coronaron en el circuito más difícil de la pelota rentada. La Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM) fue el epicentro de las estrellas del beisbol por el Caribe, por lo que conseguir ese cetro era de las tareas más complicadas que un directivo podría tener.

Durante la zafra en LIDOM estuvo Fernando Tatís Jr. al lado de Robinson Canó con las Estrellas Orientales. También jugaron Gary Sánchez, Yasiel Puig, Jeimer Candelario, Domingo Germán, Miguel Andújar, Jorge Mateo y Abraham Almonte con los Toros del Este. Fueron parte de una amplia lista de figuras de las Grandes Ligas que pulieron sus condiciones en República Dominicana.

Las Águilas Cibaeñas, con el ligamayorista Juan Lagares a la cabeza, consiguieron el título número 22 de su historia. El jugador que ganó un Guante de Oro con los Mets en 2014, ligó para .379 durante los siete jugos de la final, incluyendo un cuadrangular. Lagares consiguió diez carreras impulsadas durante la Serie Final LIDOM, por lo que se convirtió en el quinto bateador que alcanza dicha cifra durante una final.

Pero el patrullero no era la única figura que llevaba la camiseta de las Águilas. También estuvieron Jonathan Villar y Johan Camargo, quienes cuentan con amplia experiencia dentro del máximo nivel del beisbol. Al frente, con los Gigantes del Cibao, estaba Ronald Guzmán, ganador del Jugador Más Valioso y pieza importante dentro de los planes de los Rangers de Texas.

Desde el montículo, las Águilas Cibaeñas contaron con el aporte de Carlos Martínez, por mucho tiempo parte fundamental de la rotación de los Cardenales de San Luis. Fue otro astro de una LIDOM que disfrutó de varias figuras a pesar de la pandemia.

LIDOM fue una opción para figuras olvidadas

Las Águilas terminaron alzando el título y finalizaron una temporada que seguramente dibujó una sonrisa para los directivos de LIDOM. Se trató de un campeonato que elevó más al circuito dominicano y lo catapultó a ser una vía para que las figuras de las Grandes Ligas recuperen su estatus en MLB.

El pedestal que por mucho tiempo lo tuvo la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), ahora reposa en República Dominicana. Ni la pandemia provocada por el coronavirus o la crisis económica mundial, evitó que grandes figuras del beisbol se enrumbaran a LIDOM para recuperar su nivel.

Así hizo Yasiel Puig, quien firmó con los Toros del Este para aumentar sus posibilidades de conseguir contrato en Major League Baseball. El cubano no firmó con ninguna organización en 2020, por lo que la pelota rentada era la mejor opción para revalorizarse y sus focos se posaron en LIDOM.

Caso similar sucedió con Gregory Polanco, quien al perder el rol protagónico que tuvo con los Pirates, llevó sus talentos a LIDOM. Gary Sánchez con los Toros, Melky Cabrera con las Águilas Cibaeñas y Canó entran de ese mismo grupo.

También jugaron grandes promesas. Vladimir Guerrero Jr. no vivía sus mejores tiempos durante su naciente carrera como beisbolista, porque los problemas con el sobrepeso crearon dudas de si iba a llegar a ser lo que por mucho tiempo se habló.

Lo que Venezuela no disfrutó

Dentro de LIDOM sacaron provecho al talento de los jugadores que no estuvieron por Venezuela. Le dieron cabida a los peloteros criollos que necesitaban recuperar el tiempo perdido y que, por nivel, situación económica o seguridad, República Dominicana era la mejor opción disponible.

Luis Rengifo, quien en la LVBP pertenece a los Navegantes del Magallanes, militó con los Leones. Se trataba de un pelotero con experiencia en las Grandes Ligas que pudo haber lucido en Venezuela sus condiciones, sin embargo, la imposibilidad de la Nave Turca a recibir beisbolistas vinculados con MLB, lo obligó a irse a Escogido. Odúbel Herrera, patrullero que es ficha de los Tigres de Aragua, necesitaba volver al campo, por lo terminó en Cibao por las mismas razones.

Sandy León, otro bengalí en Venezuela que terminó en LIDOM por el veto de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC). Fue otro de los motivos por lo que en República Dominicana sus campos estuvieron llenos de figuras del máximo nivel.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.