fbpx
Baloncesto

Stephen Curry: el regreso del revolucionario de la NBA

Stephen Curry-Warriors-NBA
Stephen Curry brilló con los Warriors ante los Lakers. Foto AFP

La nueva NBA tiene su origen en Stephen Curry. La creó, desarrolló y provocó un cambio en la estructuración de las plantillas de los equipos. Son los triples los que los mandan dentro del mejor baloncesto del mundo y, cuando se habla del arte de encestar a larga distancia, es necesario mencionar a Curry.

Y ese jugador volvió. Después de un año sentado en la banca, camillas por su proceso de rehabilitación y alejando del tabloncillo, el guardia de los Golden State Warrors regresó por sus fueros. Retomó ese nivel de figura, para recordarle a propios y extraños que es el revolucionario de la NBA.

“Por más que se hable de táctica, tres vale más que dos”, aseguraba un directivo a The Athletic sobre la forma de ensamblar los róster. “Todo inició con los Warriors de Curry. Todos metían triples, abrían espacios y provocaba que su ofensiva fuera imposible de contener. Ahora todos quieren tener algo similar”.

Pero esos Warriors se desinflaron, en gran parte, producto de las lesiones. Golden State sufrió continuas lesiones de Klay Thompson principal escudero de Curry y disminuyó el impacto del equipo durante las últimas zafras. Luego se marchó Kevin Durant a Brooklyn, lo que dejó al piloto con toda esa carga sobre sus hombros de aquel proyecto que maravilló y dominó el circuito por varias campañas.

Stephen Curry, la vuelta del hijo pródigo

Con su físico recuperado y de regreso a las canchas, sobre el guardia había dudas. Preguntas como: ¿será determinante todavía? o ¿podrá reestructurar una franquicia que cayó?, caían sobre el basquetbolista de 32 años de edad.  

Respondió de la mejor forma. Stephen Curry tiene promedios de 28,2 puntos (la máxima de su carrera), 5,2 rebotes y 6,2 asistencias. Además, lanza con un 44% en tiros de campo y un 36,6% en triples, números con los que solo ilusionarían grandes estrellas de la NBA. También con un 94% en tiros libres (el máximo de su carrera al margen del año pasado, cuando solo disputó cinco partidos).

Bajo esos números, el armador cumple con una responsabilidad que no es popular en la NBA: ganar sin otra estrella al lado. Curry, en su eterna capacidad para cambiar las cosas por su mano, impulsa a unos Warriors que perdieron por 26 y 39 puntos sus dos primeros encuentros, pero llevan cinco victorias en los últimos ocho, por lo que su récord mejoró a 7-6.

Stephen Curry comanda a unos nuevos Warriors Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images/AFP

“Solo tenemos que concentrarnos un poco más en lo que realmente estamos tratando de hacer. Creo que a veces, cuando las cosas no salen como quieres y fallas tiros, hay una tendencia a forzar y presionar y simplemente no pensar”, dijo a ESPN Curry que, además, asumió su rol como líder solitario. “El coeficiente intelectual colectivo del grupo tiene que mejorar mucho en esos momentos en los que no estás haciendo tiros y tratando de obtener algunos baldes fáciles, trabajando juntos para crear un buen aspecto. Y eso llegará con el tiempo. Solo tenemos que entender e identificar cuándo esos momentos son en los que puedes soltar un poco la cuerda “.

Sin presión por el pasado

Cada encuentro de los Warriors, cuando las cosas salen bien, pero también cuando terminan mal, es un recuerdo al pasado. Desde la óptica de Stephen Curry, es lo primero que se debe derrumbar, porque es un ancla que no dejará alzar a los nuevos elementos en Golden State.

Porque es cierto, el equipo está en restructuración. Ya se marchó Kevin Durant, por lo que su puesto lo ocupan varios jóvenes que, no tienen las mismas condiciones, aunque sí mucho potencial. Tampoco están Andre Iguodala y otros jugadores que convirtieron a los Warriors en una dinastía, sin embargo, hay priospectos que pueden colaborar a retomarla.

“Y no sentir ninguna presión alrededor de los equipos Warrior en el pasado. Obviamente teníamos ese ADN de campeonato, y entendemos que hay expectativas en nuestra organización y eso es lo que queremos. Pero este año es diferente. Es un nuevo grupo de muchachos. Nos encantaría tener a Klay [Thompson] mejor en estos dos últimos juegos, pero eso no va a definir nuestra temporada en absoluto. Y ve a ganar estos dos próximos y estás 2-2 en un viaje por carretera. Eso es en lo que debes concentrarte ahora. Manténgase así, manténgase sereno. Sea responsable de los errores que cometemos como grupo y siga intentando mejorar. Creo que al final del día, solo tenemos que asegurarnos de que nuestro esfuerzo y nuestra competitividad estén ahí , y eso nos ayudará a superar estos dolores de crecimiento tempranos”.

Curry es el hombre que cambió el baloncesto dentro del equipo que cambió el baloncesto. Y sigue con sus triples imposibles, modificó la forma de ver la NBA. Se pasó de querer a basquetbolistas atléticos con la virtud de volver la pelota, a buscar lanzadores que metieran tiros de largas distancias para abrir el marcador lo más rápido posible.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.