fbpx
Curiosidades Fútbol

Cuando Donald Trump quiso ser presidente… Del Atlético Nacional

Donald Trump puso haber comprado al Atlético Nacional de Medellín en 2015 / Times Israel

La figura de Donald Trump jamás pasa desapercibida. Exitoso en los negocios, millonario, una bella esposa y, contra cualquier pronóstico, ganó la presidencia del país más poderoso del mundo en 2017. Pero como dicen en Venezuela “gallo que no repite no es gallo”, se convirtió en el primer mandatario, desde George Bush padre, en no poder reelegirse. Tuvo que ceder el cargo al demócrata Joe Biden entre gritos de fraude.

Y es que el veterano expresidente, de 74 años de edad, ha tenido diferentes facetas. Empresario, dueño del Miss Universo, moderador de una reality show (El Aprendiz), pero también fue amante de los deportes. Uno de ellos el fútbol, disciplina que practicó de joven y en la que estuvo a punto de ser dueño y presidente de un club.

Donald Trump siempre ha tenido un gusto especial por los deportes / AFP

Pero no en la MLS o un grande europeo, se trató del Atlético Nacional de Medellín. Aunque existen varias teorías sobre el interés de Trump por club más ganador de Colombia, el mismo magnate confirmó a través del New York Post que ofreció 100 millones de dólares para que, junto a Proto Group, se hiciera con el equipo. Las negociaciones quedarán para el anecdotario del conjunto y del rubio neoyorquino.

Pero para el Atlético Nacional pudo ser una página muy curiosa en su historia. Una más de aquel título de Copa Libertadores del 89 cuando “El Patrón”, Pablo Emilio Escobar Gaviria, tenía el control. Ese equipo también tuvo una figura icónica al frente, un narcotraficante que no escatimó hasta poner a Nacional en la crema y nata del fútbol mundial.

El barón de la droga los hizo más grandes

Era un secreto a voces cuando en los 80, el fútbol colombiano estaba minado de narcos. El Atlético Nacional tenía al frente al más grande de todos, Pablo Escobar Gaviria. El líder del cartel de Medellín, ese mismo que decidía sobre la vida de los colombianos. Que cambió leyes, construyó una prisión cinco estrellas para sí mismo; y ese mismo que llevó a club a exigir al máximo al AC Milán en la Copa Intercontinental.


Lea también


LVBP tiene una llamada pendiente con la administración Biden


Bajo su tutela, el Atlético Nacional tuvo a Francisco “Pacho” Maturana como técnico. En sus filas, en 1989, tuvo nombres como René Higuita, Leonel Álvarez, Albeiro Usuriaga y Andrés Escobar, ese espigado central que fue asesinado por el error cometido en el Mundial de USA 94.

El equipo de Atlético Nacional, campeón de la Copa Libertadores del 89 / Colombia.com

Luego de perder 2-0 en Asunción, ganaron por el mismo marcador en el Atanasio Girardot. En penales, el equipo de Medellín y de Pablo, fue el primer colombiano en levantar una Libertadores. Esa hazaña solo la consiguió después el Once Caldas (2004) y el mismo Nacional pero en 2016.

En aquella Copa Intercontinental, en el Estadio Nacional de Tokio, el campeón de la Champions League fue el AC Milán. Los dirigidos por Arrigo Sacchi contaron con figuras de la talla de Franco Baresi, Marco van Basten, Frank Rijkaard, Paolo Maldini, Alessandro Costacurta; Carlo Ancelotti y Roberto Donadoni, entre otros.

Pero fue necesario ir a prórroga y en el minuto 119’ Alberigo Evani puso el 1-0 definitivo. El equipo de Pablo Escobar no pudo ser campeón del mundo, pero sí hizo que el Atlético Nacional fuese conocido en todo el mundo.

Cuando llegó el interés de Trump

Donald Trump siempre ha sido un hombre visionario para los negocios. No por algo, para 2015, el magnate declaró tener una fortuna de más de 10 mil millones de dólares, aunque la agencia especializada Bloomberg lo puso en duda.

Pero en 2015, Trump se interesó en algunas inversiones en la moderna ciudad colombiana de Medellín. Una publicación de Portafolio, asegura que Donald Trump, junto a los británicos de Proto Group, se interesaron en poner 88 millones de dólares para la construcción de un lujoso hotel.

Pero aquella búsqueda de inversiones en la capital de Antioquia, vino de la mano con el interés en el Atlético Nacional. El gusto de Trump por el fútbol no era nuevo, ya que en 1963, con 17 años, el expresidente lo practicó en la secundaria New York Military Academy, donde se dijo que fue delantero, pero que luego dejó la disciplina para dedicarse al béisbol.

Donald Trump, en la imagen más clara, fue delantero en su época colegial / Fox Sports

Entonces llegó la oportunidad de comprar al equipo de Medellín. Trump, junto a su grupo, hicieron una oferta formal por 100 millones de dólares, pero la dirigencia de aquel entonces pidió 150. Esos 50 de más fueron demasiado para Trump, que vio aquella oferta como una especie de humillación.

“Nacional quiere 150 millones de dólares para vender el club. Para nosotros, la propuesta es inaceptable. Tal vez piensan que somos estúpidos. Habíamos ofrecido 100 millones, que era una oferta importante. No estamos dispuestos a ofrecer más y continuar con las negociaciones. Es una pena porque teníamos un plan de desarrollo muy importante para Atlético Nacional. Vamos a evaluar otro club”.

Donald Trump

La publicación de Marca, de la época, refleja el enojo de Trump por la elevada oferta. Alejandro Pino Calad, un experto en negocios deportivos en Colombia, citado por La República, opinó que “pagar US$100 millones o más por un equipo colombiano es un escándalo. No creo que ninguno del rentado nacional tenga ese valor”.

Y así como se esfumó la posibilidad de compra, también lo hizo el interés del ahora expresidente por comprar un equipo de fútbol en América Latina. Rumores en aquel año aseguraron que San Lorenzo de Argentina también estuvo en la mira del magnate, pero él mismo se encargó de aclarar que no eran ciertos. Solo Atlético Nacional pudo caer en las manos del hombre cuya figura divide la política estadounidense seis años después de aquella oferta donde sintió que lo querían ver como estúpido.

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.