fbpx
Fútbol

Conoce a Mariana de Almeida y su grandiosa historia en el fútbol

Mariana de Almeida tendrá un nuevo logro en su carrera
Mariana de Almeida tendrá un nuevo logro en su carrera / Foto AFP

Hace tiempo que los muros se derrumbaron. No, esta nota no se refiere al Muro de Berlín. Es que, la presencia femenina en el deporte es más común de lo que se esperaba. Esto tampoco es sobre fútbol femenino, en el que figuras como Deyna Castellanos, actualmente dan lujos y destellos. Esta es la historia de Mariana de Almeida, la argentina que será parte del equipo arbitral en una Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

De Almeida, junto con las brasileñas Edina Alves Batista (árbitro) y Neuza Back (árbitro asistente), serán las primeras mujeres en ser jueces de una Copa Mundial de Clubes de la FIFA cuando oficien en la reprogramada edición 2020.

“A nivel personal, lo veo como un reconocimiento a mi carrera y otro buen voto de confianza en mí y en mi trabajo, todo en el contexto de ver más y más árbitras convocadas para torneos masculinos. Eso no sucedía cuando yo comencé, así que espero que anime a más niñas y mujeres a comenzar a arbitrar”, destacó de Almeida a FIFA.com.

La cita ahora será para los días del 1° al 11 de febrero en Qatar.

Una oportunidad que llegó improvisto

Fueron siete árbitros y 12 asistentes los seleccionados, además de otros siete jueces que ejercerán de asistentes de vídeo (VAR) durante el torneo. De Almeida, que fue la primera mujer en ser asistente en un partido de la Copa Libertadores masculina (Racing-Nacional de Montevideo) comenzó su carrera mientras estudiaba periodismo. Su designación en la Copa se dio por un imprevisto: ya que la cuaterna arbitral brasileña, compuesta por Anderson Daronco, Fabricio Vilarinho, Rafael Alves y Bruno Arleu, que iba a dirigir el encuentro en el Cilindro de Avellaneda, contrajo coronavirus y, de esta forma, se cambió todo a último momento.

“No tenía ningún indicio así que, aparte de la sorpresa, sentí una enorme alegría y orgullo”, añade el árbitro asistente de 38 años.

Mariana posee una extensa carrera ligada al arbitraje nacional e internacional. Sus primeros pasos fueron en las categorías infantiles y Reserva allá en 2006 para luego dar el salto a las primeras divisiones masculinas y femeninas. Su buen nivel la llevó a convertirse en árbitra FIFA en 2008, apenas dos años después de arrancar.

Ha representado a la Argentina en todo tipo de torneos, incluidos dos mundiales (Canadá 2015 y Francia 2019), mundial sub 20 Japón 2012 y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El comienzo de Almeida

A sus 13 años, De Almeida se vinculó con el arbitraje en categorías infantiles, posteriormente en Reserva y desde 2006 en las primeras divisiones femeninas y masculinas.

“Bueno, no tuve influencia familiar y no soy una buena jugadora, pero siempre me gustó. Iba a ver cualquier juego que pudiera, especialmente con amigos de la escuela secundaria. Por eso decidí dedicarme a algo deportivo. Que tuviera alguna relación”, contó.

“Hace 13 años, cuando comencé, no éramos muchas chicas y era lógico que les pareciera un poco extraño, más en un ambiente difícil como es el fútbol. Cuando contás que sos árbitra, la gente siempre se sorprende, pregunta qué nos dicen en la cancha o cómo nos tratan. Siempre es una sorpresa para el que no te conoce”, declaró hace un tiempo Mariana.

El 6 de noviembre de 2017, tuvo su debut en la mayor categoría Fútbol Masculino. Fue asistente en Patronato y Newell´s donde finalizó 0 a 0.

El Periodismo la acercó más rápido a su sueño

Mariana de Almeida comenzó a estudiar periodismo deportivo en el año 2000 con tal de estar más cerca del fútbol que tanto amaba. “Una de las clases fue sobre arbitraje, las leyes del juego más que nada, y me gustó. Sin embargo, sentí que si iba a ser una mujer con opiniones sobre esto, entonces necesitaba una comprensión más profunda , explicó.

La única manera de entender el juego era practicándolo, pero como Almeida no se sentía muy cómoda en ese ámbito, prefirió pedir consejos a alguien cercano al tema.

“Le dije a mi profesor, un exárbitro, y pensó que era una buena idea. Me recomendó que hiciera el curso en la Asociación Argentina de Árbitros. ‘Allí descubrirás un lado completamente nuevo de las cosas’, dijo mi profesor, y tenía razón, porque lo conseguí”, aseguró.

De Almeida consiguió lo que tanto buscaba. “Ahí es donde realmente comencé a disfrutarlo y comencé a pensar en ello como una posible carrera. En ese momento estaba haciendo una pasantía para un deporte diario, pero sabía que no podía hacer malabarismos con ambos. Entonces, opté por el arbitraje”, relató.

El camino quedó trazado para continuar los hitos alcanzados

Después de eso, comenzaron las pruebas. Se sintió cómoda, al saber que estaba aprendiendo lo que le gustaba y solo quedaba seguir creciendo profesionalmente.

De Almeida se considera afortunada en su profesión. “No me ha sucedido nada muy extraño, ni he salido del campo llorando y prometiendo no volver jamás. Todo lo contrario, de hecho.” Eso no sucedió incluso cuando comenzó a arbitrar equipos menores de edad en 2006 como oficial de partido aprobada por la AFA. “Las madres se alegraron de ver a una mujer, aunque luego se enojarían si una decisión no fuera como ellos querían (risas)”.

La elección de Mariana de Almeida como parte del cuerpo arbitral es visto como una continuidad de lo que sucedió en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA India 2017. En ese año cuando la jueza suiza Esther Staubli dirigió un partido, acompañada por la uruguaya Claudia Umpierrez, que además estuvo al frente de dos partidos en el Mundial Sub-17 de Brasil 2019 se convirtió en un hito.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.