fbpx
Curiosidades

Maximiliano Bagnasco: El golazo de pintar a Maradona en su santuario

Maximiliano Bagnasco
El artista se dio a conocer en el mundo por el retrato a uno de los ídolos más importantes del fútbol / Maximiliano Bagnasco

Su vida es el arte, no conoce de fútbol, más allá de aquel gran ídolo que desde niño pintaba en sus cuadernos: Diego Armando Maradona. El artista Maximiliano Bagnasco anhelaba conocer a la persona que le enseñó que no importa dónde se nazca, se puede llegar a la gloria. No le pudo dar la mano, pero a través de sus trazos se encargó de retratarlo en su santuario. 

En 1986, Maxi tenía apenas cinco años cuando en Argentina celebraron con euforia su segunda copa del Mundo. Maradona se destacó como capitán y dejó su nombre grabado en la historia al marcar dos tantos frente a los ingleses; uno de ellos le daría el apodo de la mano de Dios. “No pude ver cómo ganaba un Mundial, pero Italia 90 fue increíble”, recuerda Bagnasco desde su estudio. 

El artista de 39 años, que comenzó su carrera como caricaturista en algunos programas de fútbol, confiesa que nunca ha sido un fanático de este deporte. Para él las canchas eran solo para ir a ver recitales de rock.  Sin embargo, desde pequeño solía dibujar los rasgos de Maradona. Hasta afirma que se los sabe de memoria. 

“Mi familia dice que somos algo de River, pero nunca se vio fútbol en mi casa. Del único jugador que yo podía ser fanatico es de Maradona. Desde chico lo dibujé, varias veces soñé que lo conocía. Me acercaba a su casa de Devoto y le daba dibujos a sus hijas”, revela entre risas quien comenzó a pintar a los nueve años. 

Diego Armando no era uno más, era el ídolo de un país y hasta de una población en el mundo que admiraba sus cualidades para tratar el balón. Más allá de lo futbolístico, y a pesar de sus problemas extradeportivos, también fue el hombre que salió de una villa para brillar en la élite sin dejar de hablarle al pueblo. 

“Él le dio a la gente la posibilidad de soñar; nació en un barrio muy humilde y llegó a ser conocido. Fue el mejor de la historia en un deporte popular. Marcó un precedente. Para los argentinos, Diego es el tipo que nos representó en todo el mundo. Nos conocían por Maradona”, destaca quien en 2016 decidió empezar a pintar murales en Buenos Aires, una ciudad en la que se respira tanto el arte como el fútbol. 

Desahogó su tristeza por Maradona en el arte 

El 25 de noviembre, en un día gris y con una leve lluvia sobre Buenos Aires, se anunció que Diego Armando Maradona había muerto. Maximiliano Bagnasco, al igual que muchos argentinos, no lo podía creer. Hay quienes lo veían o ven como eterno, porque se fue físicamente, pero aún lo tienen presente. 

“Para nosotros Diego podía pasar cosas, pero nada más. Era como un inmortal. Yo tenía la esperanza de conocerlo”, suelta en medio de un lamento. Maxi Bagnasco estaba confiado en que algún día le iba a dar la mano y decirle cuánto lo admiraba. 

Aquel día, el bonaerense iba de salida a pintar cuando vio la noticia en los medios. Su camino se llenó de tristeza. Al regresar a casa desahogó todo lo que sentía como mejor lo sabe hacer: pintando. Nunca pensó que ese retrato iba a tener tanto impacto. 

“Volví a casa e hice una pintura de Maradona. Puse chau Diego. Eso lo empezaron a compartir.  Luego me llamaron de un programa de Telefe para ver si podía participar y pintar el cuadro. Un montón de gente lo vio y me empezaron a escribir. Todavía me siguen escribiendo para hacer ese cuadro”, revela quien aún tiene mensajes en sus redes que no ha podido contestar. 

Su idea es buscar una manera para que todos se lleven algo de Maradona. De aquella imagen ya ha hecho solo tres réplicas. No es algo que suela hacer, ya que le gusta trabajar con piezas únicas. 

El mural de Maradona que lo hizo llegar hasta China 

Después que falleció Maradona, en Argentina y en el mundo se han hecho cientos de murales en su honor. Maximiliano Bagnasco fue el encargado de pintarlo en el santuario que le hizo Argentinos Juniors en La Paternal. Una imagen que le permitió plasmar su tristeza y dejarle algo a la sociedad. Homenajear al futbolista que le regaló sonrisas sin ser un fanático del fútbol. 

“Conozco al presidente de Argentinos Juniors y cuando arrancó la cuarentena estábamos hablando de hacer algunos diseños. Cuando falleció Maradona vi que pensaban hacer un santuario y le escribí: mirá que yo me ofrezco para hacer un mural de Maradona si van hacer algo”, cuenta sobre cómo llegó a ser convocado para ser el encargado de dejar la huella del chico que llegó al Semillero y se convirtió en una superestrella. 

El jueves 3 de diciembre, Cristian Malaspina, presidente de Argentinos Juniors, le confirmó a Maxi Bagnasco que iba a pintar el mural. El sábado 5, el argentino llegó con sus implementos y en compañía de Dreier Salamanca, un joven colombiano que tampoco sabe de deportes, pero sí mucho de arte. El trabajo duró todo un día y dejaron una parte para el día de la inauguración, ya que querían que las personas pudieran ver cómo trabajaban. 

Una pared de más de cuatro metros de ancho y tres de largo fue el lienzo para esbozar los rasgos de uno de los futbolistas más importante del mundo. Entre pinceles y aerosol fueron plasmando la foto que eligió el presidente del club. Una imagen sencilla, sin tanto adorno y con la esencia de un chico que apenas comenzaba a patear balones. 

“Me sorprendió que le guste tanto a la gente, ya que no tiene tanto detalle. Es una imagen sencilla. La gente decía que era increíble. Yo trato de que se vea como la foto y captar el ambiente”, explica quien no tenía tantas expectativas sobre el impacto que podía tener esta pintura. Más allá de que ya sabe lo que es trabajar con fútbol porque también fue el encargado de hacer el mural de River Plate cuando ganaron la Copa Libertadores 2018. 

Desde el lunes 7 de diciembre, cuando se inauguró el Santuario de Diego Armando Maradona, Maximliano no ha parado de recibir llamadas para entrevistas. De hecho, hasta el 31 de ese mismo mes atendió a la prensa. No solo ha sido Argentina, su nombre también ha salido en medios de Italia, portugal,  China y ahora Venezuela. 

“Este mural fue algo que se dio de sorpresa y de repente a mí, en medio de la tristeza de la noticia, me trajo muchas cosas lindas”, reflexiona uno de los muralistas más importante de su país. 

No pretende pintar a Maradona toda su vida 

Maximiliano Bagnasco está honrado con ser uno de los artistas que más llaman para pintar a Maradona. Sin embargo, en su larga trayectoria ha hecho muchos murales, solo dos o tres de fútbol y algunos cuadros de otros deportes. Por lo que quiere seguir pintando de la vida y dejando su huella en el mundo. 

Para Maxi, darle vida por medio de una pintura a Diego Armando es un privilegio y también una enseñanza de no dejar para mañana lo que se puede hacer hoy. “Yo sentía que en algún momento lo iba a conocer, que tenía tiempo de hacer algo con él”, asevera quien también da cursos de arte en la plataforma Domestika. 

Aún le quedan las ganas de pintar un mural más de su ídolo, uno en el que él decida la foto, que sea grande y tenga tanto o más impacto que el de La Paternal. 

“No voy a hacer nada más Maradonas en mi vida. Voy hacer uno más y nada más, al menos por un tiempo. Esto seguramente traiga otras cosas lindas. Estoy en una etapa de mi carrera en la que puedo elegir proyectos que me interesan”, destaca el artista al que le han dicho que es el Maradona y Messi de la pintura. 

Su nombre ya se lee en varios idiomas, su arte traspasó fronteras y aspira a poder estampar su firma en distintas paredes del mundo. Tiene muchos sueños y si algo aprendió en medio de un año tan movido fue que nada se puede dar por sentado. “Las cosas tienen que ser hoy porque mañana nunca se sabe”, remata antes de volver a su estudio para seguir trabajando con su arte. 

Acerca del autor

Mariann García

Soy comunicadora social. Nací entre el mar y las montañas de Venezuela, pero hace más de tres años emigré a Argentina. Tengo diez años cubriendo la fuente deportiva. Me apasiona contar sus historias y descubrir el lado B de sus protagonistas.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.