fbpx
Baloncesto

El misterio del baloncesto femenino en Venezuela

baloncesto-femenino-venezuela
Ivaney Márquez es la capitana de la selección / FIBA

El básquet femenino es uno de los puntales del Plan Nacional de Desarrollo en Venezuela. Rescatar la rama femenina es uno de los mantras de la directiva de la Federación Venezolana de Baloncesto (FVB). Hasta ahora todo se encuentra en una bruma espesa que se espera, disipe en las próximas semanas.

El baloncesto femenino venezolano es el que más ha sufrido en los últimos años por las disputas federativas que han existido.

Tras clasificar al repechaje olímpico de 2016 que se celebró en Francia y lograr un subcampeonato suramericano la rama de las féminas cayó en el ostracismo.

Luego de la disputa entre Carmelo Cortez y Bruno D’Addezio que terminó con la llegada del segundo a la silla de la FVB, el mayor afectado fue el baloncesto.

Durante la gestión de D’Addezio, quien estuvo un largo rato apartado de la silla presidencial, por diferencias con parte de su grupo, Venezuela comenzó a faltar a eventos y el proyecto femenino solo estuvo en un U15 en el que terminó en el último lugar.

Tras la asunción de Hanthony Coello a la FVB, retomar la competitividad en el baloncesto femenino venezolano fue uno de sus principales consignas. También lo fue la creación de una liga para que las atletas regresaran al plano profesional.

El presidente de la FVB dio un paso importante en 2020 cuando contrató al entrenador Eduardo Pinto como mandamás de la selección femenina de mayores, pero de ahí en adelante todo ha sido un misterio.

Con la Liga Suramericana de Clubes Femenina a las puertas y en la que participará Amazonas de Venezuela, hasta ahora, es necesaria una liga femenina, en este caso sería la Superliga Femenina y ya tendría lugar: Margarita.

Tareas pendientes con el baloncesto femenino

La Superliga Femenina cada día toma más forma, aunque con un paso prácticamente hipnótico. Hasta ahora serían seis los equipos que participarían en la justa, pero el número podría subir a ocho. Bucaneras de La Guaira, Pastoras de Lara y Silenciosas de Sucre, son los equipos que han mostrado algo, pero falta el resto de conjuntos.

Cojedes iba a ser la sede del primer campeonato que estaba pautado para febrero. Hubo temas logísticos y ahora Margarita luce como el sitio para realizar el torneo. Los equipos femeninos llegarían a la isla cuando se cumpla la ronda regular de la Superliga masculina, aunque todo es extraoficial.

Si la Superliga de Baloncesto inicia en el mes de marzo, la Femenina iniciaría a finales de abril, cerca del Suramericano de mayores femenino a disputarse en mayo, en Colombia. Aunque lejos de la Liga Suramericana de Clubes que comenzará en marzo y en el que Venezuela tiene su nombre inscrito.

Amazonas de Venezuela sería el contendiente por ser el campeón de la última liga femenina que disputó en el país. El equipo contaría con parte del núcleo de la selección nacional.

Además serviría de preparación para el campeonato regional de selecciones.

Además, el U15 femenino que tiene sede en Ecuador comenzaría en abril. El baloncesto femenino tendrá mucha actividad en el primer semestre del año y aún no hay nada claro con el sistema competitivo de la rama en Venezuela.

Acerca del autor

Rowerth Goncalves

Mi pasión el deporte, mi vida el cine. Periodista y crítico cinemátográfico. Baloncesto, boxeo y olimpismo son mi carta de presentación

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.