fbpx
Curiosidades

El Día Mundial del Chicle y su relación con el béisbol

Eugenio Suárez es conocido como "bolibomba" por tanto mascar chicle en la MLB
Eugenio Suárez es conocido como "bolibomba" por tanto mascar chicle en la MLB / Foto CUT MLB

Se ha podido visualizar en el béisbol, que muchos jugadores mascan chicle. De hecho, es posible que incluso se noten los bidones gigantes de goma de mascar ubicados en los dogouts para que los jugadores puedan depositarlos allí.  ¿Por qué los jugadores de béisbol mastican chicle?

Los jugadores de béisbol mascan chicle por diversas razones. Algunos jugadores lo usan para sustituir el hábito del tabaco de mascar, producto que puede causar cáncer en los consumidores. Otros lo usan para mantener el sabor de su boca, además de evitar que se quede sin saliva. Otros pueden hacerlo por superstición, nervios, hábitos o simplemente porque lo disfrutan.

Este 5 de febrero, se celebra como cada año el Día Mundial de la Goma de Mascar o comúnmente conocido como Chicle.

A evitar otra muerte como la del Señor Padre

Los jugadores de béisbol mastican chicle como sustituto del tabaco de mascar. Mascar tabaco tiene una historia muy arraigada con el deporte del béisbol que se remonta a la década de 1920. Los historiadores del deporte dicen que originalmente muchos jugadores creían que masticar tabaco no afectaría su juego en el campo y creían que era una alternativa más segura y saludable a los cigarrillos.

No fue hasta la actualidad que las graves consecuencias para la salud de mascar tabaco comenzaron a ganar notoriedad. Mascar chicle, entre otras cosas, se convirtió en una alternativa obvia para los jugadores que buscan dejar su hábito con el tabaco.

En las últimas décadas en el béisbol, ha habido varios ex jugadores de béisbol profesionales de alto perfil que han sufrido las graves consecuencias para la salud de mascar tabaco. La leyenda de los Padres de San Diego, Tony Gwynn, murió a los 54 años de edad, por la incapacidad de dejar su adicción al tabaco masticable.

Gwynn fue diagnosticado con cáncer en el verano de 2010, después de que un bulto brotara de un pequeño espacio dentro de su mejilla derecha llamado glándula parótida. La mayor parte de ese bulto, un tumor maligno, fue extirpado junto con los ganglios linfáticos de Gwynn en una cirugía, de la cual emergió el rostro de San Diego sin poder sonreír ni cerrar el ojo derecho. (Para dormir, cerró el ojo con cinta). La quimioterapia lo dejó con la boca seca. Los tratamientos de radiación llenaron su rostro de llagas abiertas. Pero al final del tratamiento, el cáncer parecía haber desaparecido, aunque ya era muy tarde para eso.

 A medida que las Grandes Ligas comenzaron a comprender completamente las consecuencias para la salud y los mensajes negativos causados ​​por su asociación con el tabaco de mascar, comenzaron a tomar medidas críticas para eliminar el producto del juego.

En 2016, el nuevo convenio colectivo entre el sindicato de jugadores y la Major League Baseball acordó prohibir, a partir de ese momento, que los nuevos jugadores usen tabaco sin humo mientras juegan béisbol.

El consumo de tabaco se prohibió en el béisbol universitario en 1990 y en las ligas menores en 1993.

¿Por qué los peloteros mascan chicle?

Entonces, una es para sustituir el tabaco. La otra, es porque los jugadores de béisbol mastican chicle para ayudar a prevenir la boca seca. El béisbol, al ser un deporte polvoriento y al aire libre que se juega a veces con calor extremo, puede provocar sequedad en la boca.

Esto puede ser especialmente difícil para los jardineros que no tienen acceso a líquidos mientras no están en el dugout. La goma de mascar ayuda a producir saliva y evita que la boca se seque durante esos períodos prolongados en el campo.

Algunas empresas de chicles producen y comercializan su producto específicamente para ayudar a eliminar la boca seca en la boca de los deportistas.

Los jugadores de béisbol mastican chicle para ayudar a aliviar la tensión. El béisbol es un deporte de cronometraje, y aunque el deporte a veces enfrenta críticas por ser demasiado lento en comparación con otros deportes importantes, cuando la acción ocurre, sucede muy rápido.

Los lanzamientos se registran a 90-100 millas por hora. Las pelotas de béisbol se disparan contra los murciélagos a velocidades que pueden superar las 100 millas por hora. Los momentos más importantes del juego ocurren en fracciones de segundo.

Tal vez te interese: Ken Griffey Jr. regresó a la MLB, pero ahora como asistente del comisionado

Los jugadores de béisbol saben la importancia de mantenerse relajados y preparados. La tensión puede causar reacciones tardías y las reacciones tardías pueden causar malos resultados. Para combatir la tensión, los jugadores se mueven constantemente y se mantienen sueltos y en un ritmo listo. Tal como sucede en sus dientes con la notoriedad de masticar el chicle.

Más allá de una explicación científica

Una razón muy simple puede ser que se sientan más afortunados o más consistentes con el chicle en la boca.

Los jugadores de béisbol son sujetos de hábitos. Se sabe que son supersticiosos y rigurosos con la rutina. Para algunos, mascar chicle se ha convertido en un hábito. No se sienten cómodos jugando a menos que tengan chicle para masticar.

Lo cierto es que el masticar chicle no les ocasiona perder la visión del juego. Algunos jugadores han tenido éxito mientras mascaban chicle, por lo que se mantuvieron firmes. Aunque claramente no hay garantía de que masticar chicle haga que un jugador se desempeñe mejor, son pequeñas supersticiones como estas las que se abren paso en los clubes de béisbol no solo en la actualidad, sino a lo largo de la historia del deporte.

Un chicle con puesto en el Salón de la Fama del Beisbol

En 1979, al jugador de béisbol de ligas menores Rob Nelson se le ocurrió la idea de triturar chicle y ponerlo en una bolsa para imitar el empaque utilizado para mascar tabaco. La apariencia del chicle sería como masticar tabaco, sin todas las consecuencias negativas.

Nelson comenzó a fabricar y probar su propio chicle y, en mayo de 1980, con la ayuda de su compañero de equipo, un ex estrella de la Liga Americana Jim Bouton, se aseguró un contrato con Amurol Products y comenzó la producción del chicle Big League Chew.

En las décadas posteriores, Big League Chew se ha convertido en un elemento básico para los niños alrededor del deporte. Es conocido por sus sabores ricos y diversos, y una figura de béisbol vestida con músculos en el frente de sus paquetes. Se ofrece en sabores de sandía, uva, algodón de azúcar, frambuesa azul y manzana ácida además de su sabor original a chicle.

Big League Chew tiene una relación oficial con el Salón de la Fama del Béisbol Nacional y se promociona a sí mismo como “El Chicle del Salón de la Fama”.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.