fbpx
Motores

Alexander Albon, el F1 que se sobrepuso a la condena de su madre

Alexander Albon corrió en Fórmula Uno para Red Bull / AFP

Al revisar un poco la historia del piloto británico Alexander Albon, los números hablan por él. Desde el 2012 corre en competiciones europeas de automovilismo para terminar piloteando un carro de Fórmula Uno con Aston Martin Red Bull. Pero tras de él hay una historia digna de una novela. Hay traición, intriga, estafa y un final, que, hasta ahora, parece que puede ser feliz.

En 2012, el tailandés-británico, nacido en Londres, tenía una vida buena. Una gran casa, autos, comodidades y un talento con la velocidad que llamó la atención del gigante Red Bull. ¿Qué podía fallar?

Pues nada, solo había que darle tiempo al tiempo para que el muchacho siguiera destacando en cada carrera. En estas su madre, la tailandesa Kankamol Ansushina, trataba siempre de estar a su lado, apoyándolo. La presencia de mamá era un aliciente para que el chico de 16 años siguiera despuntando en la Eurocopa de Fórmula Renault 2.0.

Alexander Albon tuvo dos podios en 2020 / AFP

Pero la vida está llena de episodios intrigantes e inesperados. Aquella vida fastuosa de los Albon se derrumbó cuando en 2012 Kankamol Ansushina debió pagar una deuda con la justicia. La madre de Alexander fue condenada a seis años de prisión por una estafa de unos 10 millones de libras.

El sismo en la familia Albon Ansushina fue demasiado para la joven promesa del automovilismo, tal como lo cuenta el diario argentino La Nación. La familia tuvo que mudarse de su fastuosa casa de Smallbridge Hall, que tenía 10 habitaciones. Tampoco pudieron seguir pagando las 10 mil libras anuales que representaba la educación de Alexander y sus tres hermanas.

Comienzan los años de mala suerte

Paralelamente a que Kankamol Ansushina entraba a la cárcel, Red Bull le retiraba el apoyo económico a Alexander. Ahora el piloto tenía una madre presa, un pare ausente y afrontaba el abandono de su equipo bajo el programa de jóvenes talentos.

La prensa británica fue desmenuzando el caso de la madre de Albon. Retiró 580 mil libras de una empresa encargada de distribuir carros de lujo (Ferrari, Rolls Royce, Bugatti, Maserati); también estafó a inversionistas por más de siete millones de libras y evadió casi dos millones en impuestos.

Kankamol Ansushina, la madre de Alexander Albon / La Nación

El fisco británico confiscó la mansión y objetos de valor de la familia. Los subastó pero las mismas no alcanzaron un tercio de las 200 mil libras que costaron las carteras de lujo de su madre de las marcas Louis Vuitton, Chanel, Christian Dior y bolsos Mulberry.

A pesar de ello, Alexander seguía compitiendo. No se sabía y no se sabe, cómo hizo para costear los gastos de una disciplina bastante costosa. Si fue Red Bull quien lo hizo “bajo cuerdas”, también se pensó que su padre pudo haber asumido los gastos.

Pero aunque Alexander siguió adelante, los resultados positivos no lo acompañaron. En 2013 terminó en el puesto 13 en la Eurocopa de Fórmula Renault, pero el año siguiente fue tercero. Para 2015 decidió probar suerte en la Fórmula 3 en la que terminó séptimo, en una competición en la que también fue parte Charles Leclerc.

En 2016 fue reclutado por el equipo ART Grand Prix para correr en la GP3 y allí dio el campanazo al ser segundo, precisamente detrás de Leclerc. Inclusive, Albon ganó cuatro carreras, una más que el campeón.

Llegó el 2017 y con más experiencia decidió correr la Fórmula 2 para ART Grand Prix, en la que fue décimo. Un año más adelante avanzó siete puestos para terminar en el tercer puesto.

Para 2021 no tiene un puesto en la Fórmula Uno, pero es piloto de reserva y desarrollador de Red Bull / AFP

Mamá había sido puesta en libertad al cumplir su condena por estafa. Con algunas limitaciones, volvió a acompañar a su hijo en algunas carreras y eso, coincidencia o no, hizo que Alexander cumpliera su sueño de correr en la Fórmula Uno.

En 2019, Alexander Albon sustituyó al francés Pierre Gasly en Red Bull Toro Rosso Honda para correr 12 grandes premios. Un año después volvió a ser parte de la parrilla de salida pero con Aston Martin Red Bull para correr 17 carreras.

En la temporada venidera, Albon no tiene equipo para el campeonato mundial, pero será piloto de reserva y desarrollador de red Bull. Quizás la oportunidad le vuelva a sonreír después de sobrellevar una vida llena de drama.

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.