fbpx
Fútbol

Estirón de 20 centímetros y burlas por su puntería, cinco cosas que debes saber de Haaland

5 hechos que quizás no conocías de la historia de Erling Haaland
Erling Haaland es una joya que tiene un valor de mercado de 110 millones de euros, aproximadamente. Foto: AFP

Había probabilidades de que la historia de la familia Haaland en el fútbol profesional se hubiese terminado luego de una entrada horrible de Roy Keane, legendario jugador de Irlanda, durante un derbi entre Manchester United y City. El mediocampista de los Red Devils, en 2001, lesionó al noruego Alf-Inge Haaland y se vengó de la espantosa patada que recibió en 1997. El nórdico jugó poco después de eso y se retiró en tres años.

Los mejores momentos de la vida futbolera de Alf-Inge Haaland nunca fueron disfrutados por su hijo, Erling, nacido el 21 de julio de 2000. Por esos días Alf-Inge pasaba del Leeds United al Manchester City. Es por eso que Erling ve la luz en Gran Bretaña. Pero a pesar del súbito y dramático final de Haaland en los campos profesionales, el destino solo veía las cosas como una pausa para la familia volviera a los gramados de alto nivel.

Lee también: Mbappé y Haaland vs. Messi y Cristiano; estadísticas que anuncian una nueva era

Había ojos clínicos en la residencia de los Haaland, debido a la historia en deportes de ambos padres. Alf-Inge Haaland desarrolló carrera en el fútbol inglés y defendió a la selección de su país. Su esposa Gry Marit fue una atleta amateur especializada en el heptatlón. Curiosamente, el pequeño Erling le hizo honor a ella con su primer gran logro deportivo: el niño, a los cinco años, durante una competencia de salto largo, pegó un brinco de 1.63 metros de longitud. Eso se convirtió en un récord mundial para niños de su edad.

Mientras que rompía límites en el atletismo menor, la vida de Haaland en las canchas de fútbol comenzó. El Bryne FK de Noruega fue su primer club. Era una tradición en su familia, pues fue el equipo en el que comenzó su padre en 1990. Allí creció, maravillando de vez en cuando con su talento goleador. Su debut profesional se dio en 2016, con 15 años. Y no lo hizo como se le conoce ahora, como un intimidante delantero. Su posición era de extremo, para eso había sido entrenado. En esa temporada en Segunda División no anotó goles en 16 partidos.

Fue allí cuando realmente dio inicio la historia de Haaland en el fútbol, la cual tiene algunos sucesos y momentos curiosos. Estas son cinco anécdotas que deberías saber del noruego Erling Haaland, el delantero del Borussia Dortmund que está de moda y aterroriza al fútbol de Europa:

Le dijo que no al Hoffenheim (Alemania)

Poco después de haber vivido su primera experiencia profesional con el Bryne FK, un cazatalentos del Hoffenheim del fútbol alemán lo precisó. De acuerdo con lo reseñado en portales como Goal.com, el club alemán estuvo a nada de conseguir el fichaje y cambiar la vida de Haaland. Sin embargo, las negociaciones se cayeron estrepitosamente. Se cuenta que la familia exigió un sueldo de 5.000 euros para el adolescente. El equipo teutón se negó y alegó que los canteranos solo podían ganar 2.000.

Pudo haber sido un gran fichaje para el Hoffenheim, y algo que indudablemente habría llevado la historia de Haaland por otro sendero. Solo queda en el recuerdo la anécdota. Años después, con el Dortmund, el noruego intimida a la Bundesliga, incluyendo al Hoffenheim.

Un estirón, parte de la historia de Haaland

Al rechazar al Hoffenheim, El Molde FK entró en la vida de Haaland. Llegó en un momento importante para la franquicia. 2017 era el penúltimo año como entrenador del que fue uno de los delanteros icónicos del país: Ole Gunnar Solskjaer, actual director técnico del Manchester United.

Pero la historia de Haaland en el Molde ni comenzó bien. Sufrió un estirón de 20 centímetros. Eso sacó de balance su cuerpo y coordinación, por lo que le costó mucho anotar en su primera temporada. El diario AS relató cómo Solskjaer pidió paciencia con el muchacho y le enseñó una cosa: “no hay que destrozar el arco para poder anotar”. Poco a poco el delantero fue comprendiendo que ser preciso es mejor que ser potente.

“No metía una”

El cuerpo de Haaland, con una nueva altura, necesitaba balance. En una entrevista con el Diario AS, Borre Steenslid, quien fue preparador físico del jugador, cuando éste tenía 17 años, contó cómo el delantero pasó de ser un simple muchacho alto, a un robot de 1.94 metros de estatura y 87 kilos que puede correr a 36 kilómetros por hora. “Su cuerpo responde bien a los entrenamientos porque su genética es privilegiada. Ganó doce kilos de músculo en quince meses. ¡Una locura!”, contó el preparador. “Le construimos la musculatura desde cero”.

Haaland comenzó a hacer historia cuando logró dominar su nuevo cuerpo y asimiló las enseñanzas de Solskjaer. En una entrevista para AS, el portero Alex Craninx contó cómo la falta de puntería de Erling se convirtió en una comidilla: “Ahora lo quieren todos los grandes. Es una progresión alucinante. Cuando llegué al Molde él ya era titular. Pero me contaron del cambio. Creció muy rápido y eso le generó lesiones en la espalda, estaba descompensado. Me decían los compañeros que cuando le subieron al primer equipo no metía una. Pero Solksjaer pidió paciencia con él y a los dos meses empezó a meter goles, goles, goles, hasta hoy”.

Historia de Haaland: un adicto al entrenamiento

La vida de Haaland cambió en 2018 cuando llegó al RB Salzburgo de Austria, fue su primer equipo fuera de Noruega. En poco tiempo se convirtió en una verdadera máquina, pues en dos temporadas con el club anotó 29 goles en 27 partidos. Y su secreto era el trabajo y entrenamiento, pero abusaba tanto que el entrenador estadounidense Jesse Marsch lo obligaba a parar y lo mandaba a casa.

Haaland es célebre entre sus compañeros por tener una historia como lector de artículos de alimentación y cómo dormir mejor para reparar sus músculos. De hecho, usa unas gafas especiales para filtrar las luces azules de las pantallas de celulares para “activar la melatonina” y dormir mejor.

Se le puede ver “rapeando” en YouTube

La meditación es uno de los hobbys de Haaland, y eso se puede ver con algunas de sus celebraciones al marcar goles. Pero otra es el rap. Incluso grabó una canción con un grupo de amigos que se denominaron “Flow Kingz”. Erling, por favor, no vayas a dejar el fútbol por el rap; sigue haciendo lo que haces bien.

Acerca del autor

Andriw Sanchez

La ilusión de ser escritor me llevó por el camino del periodismo. Quise escribir sobre letras y música, pero terminé como reportero y columnista de beisbol. Soy graduado en la Universidad Católica Santa Rosa (2019), con ocho años de experiencia en el periodismo deportivo en medios como Ciudad CCS, El Nacional, El Estímulo, LVBP.com, BeisbolPlay, El Planeta de Boston y América Digital. Fui coordinador de prensa de Leones del Caracas en la temporada 2020-2021.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.