fbpx
Columnistas

El arduo camino de Félix Hernández a la inmortalidad

Félix Hernández, el exrey de Seattle, espera con ansias recuperar parte de su reinado en los montículos y llegar a la inmortalidad.
Félix Hernández / Cortesía

En la historia de la humanidad la mayoría de los reyes que marcan una era son aquellos que en su mandato consiguieron grandes logros, hazañas y proezas impensables para un mortal común. En el caso de Félix Hernández, el exrey de Seattle, espera con ansias recuperar parte de su reinado en los montículos. Definitivamente, espera seguir sumando números que lo lleven a la inmortalidad en Cooperstown.

Luego de ausentarse en 2020 por causas personales producto de los estragos del Coronavirus, Hernandez intentará regresar a las Grandes Ligas este año con los Orioles de Baltimore. Intentará retornar su camino estelar.

Si bien en sus primeros 13 años con los Marineros de Seattle, el diestro hizo estragos en los rivales. Sus últimas campañas fueron una batalla interminable ante lesiones y falta de efectividad en sus pitcheos.

De ser el As y Cy Young de la Americana en 2010, Felix Hernández pasó a registrar una efectividad de 5.42 en sus últimas tres campañas.

Pero tras un año de descanso, Hernández parece haber dejado todo eso atrás y confesó, en su llegada al Spring Training de Baltimore, que se siente mejor que nunca. Está listo para alcanzar los números que le faltan para aspirar a la inmortalidad.

Tras 15 campañas en Las Mayores, el derecho de 34 años de edad suma 169 victorias, 2729.2 entradas lanzadas y 2.524 ponches. Estos registros los debe redondear de aquí al final de su carrera si aspira a mantener de por vida su corona.

Con Baltimore las victorias no serán tan sencillas de obtener. Debería concentrarse en sus ponches, ya que 16 de los 18 lanzadores que han alcanzado los 3.000 abanicados en su carrera, cuentan con una placa en Cooperstown.

Sin embargo, el camino que le espera no es nada sencillo. Deberá sacar a relucir toda su experiencia como mandamás de las lomitas si desea ganar esta nueva batalla en su carrera.

Bajó drásticamente su cantidad de ponches debido a las lesiones y la pérdida de velocidad. Pero, si logra hacerse con un puesto en la rotación de los Orioles, a Hernández le tocará medirse con ofensivas nada amigables en el Este de la Americana.


Lee también:


Por supuesto, la primera que se nos viene a la mente es la de los Yankees. Uno de los favoritos a ganar la Serie Mundial en 2021, pero que podrían no ser del todo una pesadilla para el venezolano. De por vida ante ellos, Hernández registra efectividad de 3.23 en 159 entradas lanzadas con 138 ponches. Y en 11 aperturas en el nuevo Yankee Stadium el tirador ha lanzado primores con EFE de 2.08 y dos juegos completos en 73.2 episodios.

La otra ofensiva que luce poderosa es la de los Azulejos de Toronto. Renovaron su alineación y que aspiran a pelear con los Yankees por el título divisional. Ante ellos, Hernández ha demostrado ser un poco más vulnerable con efectividad de 3.96 en 116 entradas y WHIP de 1.23. Además, en el Rogers Center ha recibido ocho jonrones, la tercera cuota más alta de su carrera en estadios que no pertenece al Oeste de la Americana.

Claro está, no se sabe si Félix lanzará en Toronto ya que no está definido cuándo los Azulejos volverán a jugar en Canadá por las medidas de ese país por el Coronavirus.

Pero, de hacer el equipo, la novena más peligrosa para Félix es la de los Medias Rojas de Boston. Nunca han sido amigables con sus lanzamientos y su efectividad de 4.27, la segunda más alta ante ofensivas a las que se ha medido en al menos 50 entradas, así lo demuestra.

A eso hay que sumarle que Fenway Park ha sido un verdadero calvario para él. Si bien tiene un blanqueo en sus registros, en 60 episodios su efectividad es de 4.95, con ocho jonrones recibidos y WHIP de 1.42.

La ofensiva que resta es la de los Rays de Tampa Bay, la cual podría ser la salvadora de Hernández en su paso por la división.

De por vida los ha dominado a placer con efectividad de 2.19 en 18 aperturas y tres juegos completos; dos de ellos blanqueos y uno de ellos es parte de los 23 juegos perfectos en la historia de las Grandes Ligas. Además, suma 137 ponches, la quinta mejor cifra ante cualquier rival.

La llegada de Félix Hernández a Baltimore ha sido una sensación. Siendo un equipo que proyecta quedar en el último lugar de su división, las posibilidades de que el “Rey” haga el equipo son altas.

Claro está, deberá demostrar en los entrenamientos primaverales que su brazo está sano y sus envíos cuentan con la malicia suficiente para ayudar al equipo.

Hernandez cuenta con la experiencia y las herramientas para que esto ocurra. Mientras tanto, su motivación de querer llegar al Salón de la Fama podrían ser otro aliciente para que veamos una resurrección de su carrera.

El talento está, los números están y las posibilidades están. Solo resta quedar a que todas se junten y podamos verlo lanzar de nuevo. Aunque claramente, el camino no será fácil, está bastante cuesta arriba y complicado. Pero, si un rey quiere ser inmortal, debe saber superar sus batallas y quedarse al final de su mandato con la guerra.

Acerca del autor

Henry Roldán Sesti

Apasionado del mundo deportivo. Con ocho años de experiencia en la fuente. He trabajado en el Diario Meridiano, Meridiano Televisión, Diario Líder, LVBP.com, 12up.com y Deportiva 1300 AM, medios en los que no solo aprendí de béisbol, sino también de fútbol, fútbol americano y baloncesto. Actualmente vivo en Santiago de Chile.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.