fbpx
Curiosidades

Torneo de vóley-playa en Catar será boicoteado por prohibición de bikinis

Catar-Boicot-Bikinis
Karla Borger espera que la competencia no se haga en Catar. Foto AFP

Las estrellas alemanas del vóley-playa, Karla Borger y Julia Sude, anunciaron que van a boicotear un torneo en Catar. No se trata de rebeldía improvisada, anarquía sin causa o una personalidad díscola. Lo harán debido a la prohibición de jugar con bikini, como es habitual en este deporte por la comodidad de las deportistas.

“Vamos allí para hacer nuestro trabajo, pero nos impiden llevar nuestra ropa de trabajo”, justificó Karla Borger, el domingo en las ondas de la radio pública alemana Deutschlandfunk. “Es realmente el único país y el único torneo en el que el gobierno nos dice cómo hacer nuestro trabajo. Criticamos eso”.

Tampoco se trató de una declaración que pasó por debajo de la mesa. Borger, subcampeona del mundo, cuenta con el éxito suficiente dentro de su disciplina para llamar la atención de federaciones y grupos que apoyen a los deportistas. Además, su protesta servirá para futuras organizaciones a pensar seriamente si Catar puede albergar competencias internacionales.

Karla Borger es cubcampeona del mundo. Foto AFP

Catar es el país anfitrión de un torneo de la Federación Internacional de Vóley-Playa (FIVB) en marzo. Será la primera vez que el pequeño estado del golfo reciba una competición femenina de la FIVB después de haber organizado durante siete años una competición masculina y en 2019 los Juegos Mundiales de playa, donde las jugadoras estaban autorizadas a llevar un bañador.

Catar modificó la vestimenta de las jugadoras

Pese a que durante la competencia de 2019 reinó la tranquilidad, todo indica que cambiará para la competición de 2021. Anteriormente los bikinis terminaron aceptados por las autoridades, sin embargo, cada atleta ya recibió la notificación de que no se les permitirá usarlo para cuando les toque saltar a la arena.

Las deportistas recibieron la alerta para que llevaran camisetas y pantalones largos en lugar de bañadores. La decisión, de acuerdo al comunicado que encontró la agencia de noticias AFP, estuvo motivada por “el respeto a la cultura y a las tradiciones del país anfitrión”.

Durante una entrevista para la revista alemana, Spiegel, Karla Borger insistió en que normalmente ella está contenta de “adaptarse a un país”. Podría aceptar una ropa diferente para competir si estuviera en un país con un clima frío, sin embargo, el calor extremo en Catar hace necesario llevar el bikini.

Los bañadores son comunes en el vóley-playa. (Photo by Leon NEAL / AFP)

Su compañera Sude recordó que el país ya hizo excepciones, como en el Mundial de atletismo de Doha-2019 para las participantes femeninas. En Deutschlandfunk, Borger se preguntó por la pertinencia de nombrar a Catar como anfitrión de esta competición. “Nos preguntamos si es realmente necesario que un torneo se dispute allí”, comentó la jugadora.

Prohibiciones que ni el deporte evita

Catar organiza cada vez más competiciones deportivas importantes durante los últimos años. A pesar de varias controversias, principalmente por su clima extremo y las condiciones de trabajo de los empleados que construyen las sedes, sigue recibiendo los votos necesarios para albergar competencias.

Los estadios albergarán el Mundial de fútbol de 2022, están llenos de investigaciones. Informaciones de maltrato laboral y despidos injustificados empañaron el torneo de fútbol mucho antes de su inicio.

Catar-Mundial-Licor
El Mundial de Catar no venderá alcohol para todos los aficionados. Foto AFP

Y cuando se cante el primer gol, la celebración será diferente a la que están acostumbrados los aficionados del mundo. No podrán beber alcohol y, si desean hacerlo, tendrán que comprar un boleto especial que le dará la posibilidad de comprar determinadas bebidas.

“Esperamos que las personas puedan hacerlo (beber)”, comentó Jaime Byrom, presidente de MATCH Hospitality, empresa que suministrará entradas para el Mundial. “Prevemos estar en condiciones de servir alcohol en nuestro programa de hospitalidad”.

La venta y el consumo de alcohol están controlados de forma férrea en Catar. Sólo algunos bares y restaurantes de hoteles de lujo están autorizados a servirlo. Mientras que una única tienda controlada por el Estado puede venderlo a clientes que tengan permiso para consumirlo.

Los visitantes temporales, incluidos los aficionados al fútbol, no podrán comprar alcohol en esa tienda, en virtud de las reglas actuales.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.