fbpx
Motores

Fausto Gresini: una mente para el motociclismo que perdió contra el coronavirus

Fausto Gresini-Motores-Covid
Fausto Gresini era una personalidad importante en el motociclismo. Foto AFP

El italiano Fausto Gresini, doble campeón del mundo de motociclismo en 125 cc, en 1985 y 1987, y patrón de la escudería de su mismo nombre, falleció a los 60 años de edad como consecuencia del Covid-19, anunció este martes su equipo.

“Es una noticia que nunca hubiéramos querido dar, pero que debemos compartir. Tras casi dos meses de lucha contra el Covid, Fausto Gresini desgraciadamente se ha ido algunos días después de haber cumplido sesenta años“, indica en un comunicado.

Se trató de una carrera que no ganó. Una de las pocas veces en su vida y durante estuvo vinculado a los deportes motores, algo fue más veloz. El expiloto y ahora directivo se ganó el respeto dentro del deporte por los conocimientos que adquirió y su personalidad temple, pero eso no le sirvió durante su extensa lucha contra el coronavirus.

Estaba hospitalizados desde el 27 de diciembre. En un primer momento estaba en su casa en Imola y después en Bolonia (norte de Italia). Fausto Gresini salió positivo por Covid-19 poco antes de las vacaciones de Navidad y sufrió de una insuficiencia respiratoria. Los inconvenientes tomaron una magnitud tan severa y persistente, que no le permitió retomar una vida normal los últimos dos meses.

Fausto Gresini, una mente para el motociclismo

Gresini nació el 23 de enero de 1961 y pilotó en el Mundial en categoría de 125 cm entre 1983 y 1994. Firmó 47 podios, con 21 victorias, y 17 pole positions en 133 grandes premios. También fue subcampeón del mundo en 1986, en 1991 y en 1992. 

Sin embargo, su aporte a la competencia fue mucho más allá de sus triunfos sobre una moto. En 1995, Fausto dejó la moto pero no a las motos. Siguió en el paddock. Apasionado, debutó al frente del equipo de Alex Barros en 500cc, con una Honda. “No tenía nada más que pasión y un buen proyecto entre manos”, confesaría años después. Fue el inicio de una larga carrera como director deportivo. Fausto sabía moldear el carácter de jóvenes talentos.

Para 1997, creó su propia escudería, actualmente inscrita en las tres categorías de los grandes premios de motociclismo, sobre todo con el constructor italiano Aprilia, entre la élite de MotoGP. Ayudó al desarrollo de jóvenes, atendió a los que sufrieron accidente y trabajó para mejorar a la disciplina.

“Te preguntas hasta qué punto te gusta lo que haces, o si podrías trabajar en algo distinto. Repasas cada una de las acciones que has hecho para entender si has cometido algún error”, afirmó Fausto Gresini durante una entrevista. “Mi suerte es que yo había sido piloto y los pilotos sabemos el riesgo que se corre”.

Su carrera como director de equipo no fue fácil, pero regresaron los éxitos. En 2015 Fausto aceptó, encantado, la llamada de Aprilia, que le escogió para guiar el proyecto de la fábrica italiana en su regreso a MotoGP mientras el equipo Gresini, fundado en 1997, seguía triunfando en las categorías pequeñas del mundial, Moto3 y Moto2.

“Fausto me dio la oportunidad de tener una moto competitiva y de demostrar cosas cuando nadie me quería, me enseñó su pasión por la moto y lo humano que podía ser el dueño de un equipo”, declaró Matteo Ferrari, quien ganó el campeonato del mundo de MotoE en 2019.

“Siempre te recordaré como un amigo y un auténtico apasionado de MotoGP. Sigue sonriendo en el cielo, Fausto”, comentó Aleix Espargaró, otro de los pilotos que Fausto Gresini ayudó en su desarrollo como competidor.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.