fbpx
Beisbol Nutrición

Eugenio Suárez eliminó a las arepas de su vida, pero ¿por qué?

Eugenio-Suárez-Arepas
Eugenio Suárez cambió su alimentación durante la temporada baja. Foto AFP

Dentro de la mente de Eugenio Suárez el panorama estaba bastante claro: necesitaba cambiar algunos comportamientos tras una mala temporada en 2020. No bateó como esperó y mucho menos defendió al nivel que le hubiera gustado, por lo que decidió hacer cambios drásticos durante su preparación para 2021.

Ajustó algunas rutinas de entrenamiento. Añadió más ejercicios cardiovasculares, las pesas las mantuvo, pero con ligeros ajustes. Sin embargo, lo que más cuidó fue su alimentación que, por primera vez durante su vida, no contó con las arepas como desayuno constante y acompañante férreo de los venezolanos desde la infancia.

Una decisión dura, aunque necesaria. Eugenio Suárez bateó para .202 con un OPS ajustado de 102, sus números más bajos desde que se estableció como antesalista titular de los Cincinnati Reds. Pegó 15 cuadrangulares y remolcó 38 carreras, no obstante, esos números llegaron luego de que ligó para .118 y se ponchó 25 veces durante sus primeros 82 turnos al bate la zafra pasada.

“Cuando lo miras detenidamente, mi último año no fue bueno”, afirmó Suárez a MLB. “No estoy nada contento con mi actuación. Hablo de mí, no del equipo. Llegamos a postemporada, pero enfocándome en mi rendimiento, soy mucho mejor que eso. No soy un bateador de .200”.

No se lamentó y se refugió en su familia. Regresó a su casa en Florida, compartió con sus allegados, algo que la pandemia le arrebató durante la temporada porque se jugó con el formato de bubuja. Además, Eugenio Suárez recibió una noticia con la que recordará con cariño el 2020: el nacimiento de su segundo hijo.

Nuevos hábitos

Motivado y con su flojo rendimiento como parte del pasado, inició la preparación de Eugenio Suárez. Además de su acostumbrado entrenamiento durante noviembre y diciembre, añadió una nueva forma de alimentarse. Eliminó la carne de res, la pasta, el arroz las arepas y la cerveza de su dieta. Se quedó con pollo, pescado y quínoa.

Suárez perdió casi siete kilogramos durante la temporada baja. Cuando entró al campamento de los Reds en Arizona, estaba notablemente más delgado. También más ágil, rápido durante sus desplazamientos y con mayor brío.

“En este momento, me siento tan bien, siento que mi cuerpo se siente muy bien, tengo mucha energía”, continuó Suárez. “Esta es una nueva versión de mí. Estoy trabajando tan duro en la temporada baja que quiero ver lo que me aporta ese esfuerzo. Creo que este va a ser mi año. Este será un año mejor que el año pasado”.

Más ligero

Principalmente porque ya no está tan lento. El venezolano afirmó que durante 2020 estaba muy pesado en el campo, lo que le afectó su desempeño ofensivo y también con el guante, con el que cometió cinco errores y dejó saldo de -5 carreras salvadas.

Suárez no rindió como esperaba en 2020. Foto AFP

“Mi cuerpo se siente fuerte en este momento, me siento tan saludable y quiero mantenerlo y no quiero perder mi poder”, siguió, aunque con la aclaración de que su fuerza se mantiene intacta. “Incluso si pierdo peso, no siento que perderé mi poder. Mi poder está ahí y me siento saludable”.

Su mánager, David Bell, no está preocupado. “Hace mucho daño. Cuando pone la pelota en juego, generalmente conduce a carreras”, explicó el estratega. “Las expectativas son altas, y los mejores jugadores y los grandes jugadores siguen a la altura de las circunstancias. No es fácil. Dice mucho sobre Eugenio. Definitivamente es alguien en nuestro equipo que desempeña ese papel y lo ha hecho con mucho éxito durante varios años”.

Metas de Eugenio Suárez: 50 jonrones y… ¿jugar campocorto?

Hay motivos específicos más allá de la idea general de “tener un buen año” en el pelotero. Eugenio Suárez tiene objetivos estadísticos definidos y son exigentes. Luego de establecer un récord para venezolanos con 49 jonrones en una temporada, quiere romperlo.

“Este año, mi objetivo es romper mi propio récord”, afirmó Suárez de forma tajante. “Este año en 2021, espero, creo y siento que va a ser un año especial para mí. Voy a por 50 jonrones. No sé si va a pasar, pero voy a por 50″.

Curiosamente, su motivación que lo llevó a modificar su cuerpo, podría ayudar a los Reds. En Cincinnati no hay un candidato para ser el campocorto del equipo, porque Freddy Galvis se marchó a Baltimore y no hay un jugador joven que esté listo para la responsabilidad. Eugenio Suárez, aunque es una posición que no defendió desde 2018, aceptó el reto.

“Creo que puedo hacerlo”, respondió el criollo cuando le preguntaron sobre la posibilidad de jugar como torpedero. “Pero es algo que está fuera de mi control. Quizás tendrá una oportunidad durante los Spring Training para mostrarme”.

Son grandes objetivos que ameritaron grandes cambios. Renunciar a las arepas es una petición que pocos venezolanos están dispuestos a aceptar, pero dar 50 cuadrangulares y mejorar defensivamente es motivación suficiente para Eugenio Suárez.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.