fbpx
Curiosidades Fútbol

Erwin Turimi: sobrevivió a la tragedia de Chapecoense y ahora al peor accidente vial del año en Bolivia

Sobreviviente de tragedia de Chapecoense se salva de accidente vial
El avión de Chapecoense se estrelló cerca de Medellín, en 2016.

Erwin Turimi, un boliviano dedicado a ser técnico de aviación, dormía tranquilamente en la parte trasera de un autobús. La ruta era Cochabamba-Santa Cruz. De repente sintió un gran golpe. Se agarró de lo que pudo y cuando regresó a la realidad dijo: “Otra vez, no lo puedo creer”. Turimi estaba herido, pero consciente de dos cosas: que era el sobreviviente de un terrible accidente vial y que por segunda vez en su vida se había salvado, luego de estar en el desastre aéreo de Chapecoense.

Fue el peor accidente de carretera en lo que va de año en Bolivia. Todavía hay reportes contradictorios. Agencias de noticias reseñan que hubo 21 muertos en el autobús y más de 20 heridos, entre ellos Erwin Turimi, quien terminó en una clínica Arébalo de Cochabamba. La cadena CNN, apoyada en el medio boliviano Red Uno, tenía hasta la mañana de este miércoles 20 fallecidos y 10 heridos.

Lee también: El Atlético SC y su travesía para llegar a la Libertadores Femenina

Lo cierto es que, mientras se cuentan las consecuencias del accidente, nadie duda de la suerte del sobreviviente Erwin Turimi, quien en 2016 cayó al suelo junto con otros 76 tripulantes del vuelo del club brasileño Chapecoense. En aquella oportunidad, el auxiliar de vuelo boliviano fue uno de los seis supervivientes del terrible siniestro, en el que pereció la mayoría del plantel; de hecho, solo se salvaron tres futbolistas: Alan Ruschel, Jakson Follmann y Neto.

Sobreviviente de Chapecoense y ahora otro accidente

“Me desperté y la gente estaba gritando. Me agarré del asiento delantero, me encajoné bien y sentí que el bus daba vuelcos hasta que llegamos al suelo. Yo estaba atontado”, le contó Erwin Turimi a medios de comunicación locales. “Sabía que nos íbamos a accidentar porque íbamos a gran velocidad. Yo seguí agarrándome, no me desparramé hasta que llegamos al suelo. Salí a gatas, me senté. Mi rodilla estaba herida y dije: ‘otra vez, no lo puedo creer’”.

La suerte del sobreviviente del vuelo de Chapecoense y el peor accidente vial del año en Bolivia se puede ver de dos maneras: o tiene la mala suerte de estar en dos siniestros altamente mortales, o goza de la suficiente buena suerte para salir vivo de ambos. Quizás un poco de cada una. Es difícil que Turimi y el mundo del deporte olviden el 28 de noviembre de 2016, y el nombre del Vuelo 2933 de LaMia.

El hombre boliviano trabajaba para el vuelo chárter que debía llevar al club Chapecoense a Medellín para jugar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana 2016. El rival era Atlético Nacional. Antes de llegar al Aeropuerto Internacional José María Córdova de Rionegro, la aeronave se quedó sin combustible. Fue un error humano que se cobró la vida de 71 personas y enlutó al deporte. Erwin Turimi fue una de los que vivieron para contarlo.

¿Cuestión de fe?

Ahora, además de ser sobreviviente del accidente de Chapecoense, el hombre volvió a burlar a la guadaña de la parca en un profundo barranco de la carretera entre Cochabamba y Santa Cruz. El autobús tuvo un percance en el camino y cayó aproximadamente 150 metros en el sector Cañadón, que es una zona de profundas quebradas. Turimi ni siquiera quedó inconsciente.

“Lo que siempre hago, hasta en aquella oportunidad (el vuelo de Chapecoense), es que me encomiendo a Dios y digo que no me va a pasar nada, no me pasará nada”, le dijo el hombre a las cámaras que lo interrogaron sobre su curiosa suerte. “Nos vinieron a rescatar y yo no estaba inconsciente. Creo que he sido el primero en que llevan arriba. Me siento bendecido. Siempre dando gracias a Dios”.

En 2016 el sobreviviente del accidente servía al club Chapecoense para el viaje. El equipo se trasladaba hacia Medellín para la ida de la final de la Copa Sudamericana. La aeronave despegó del Aeropuerto Internacional Viru Viru de Bolivia para aterrizar en la ciudad colombiana. Pero eso nunca ocurrió. Al conocerse el desastre, el Atlético Nacional solicitó a Conmebol la declaración de campeón al equipo brasileño. La petición fue aceptada.

Además de Edwin Turimi, y los tres futbolistas, también sobrevivieron al accidente aéreo dos personas más. El primero fue el periodista Rafael Henzel y la segunda la sobrecargo Ximena Suárez. El accidente fue investigado por las autoridades de Colombia, así como por el organismo británico Air Accidents Investigation Branch.

Acerca del autor

Andriw Sanchez

La ilusión de ser escritor me llevó por el camino del periodismo. Quise escribir sobre letras y música, pero terminé como reportero y columnista de beisbol. Soy graduado en la Universidad Católica Santa Rosa (2019), con ocho años de experiencia en el periodismo deportivo en medios como Ciudad CCS, El Nacional, El Estímulo, LVBP.com, BeisbolPlay, El Planeta de Boston y América Digital. Fui coordinador de prensa de Leones del Caracas en la temporada 2020-2021.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.