fbpx
Beisbol

Nuevas reglas llegarán al beisbol: ¿cúales y para qué?

Reglas-MLB-Beisbol
Las nuevas reglas las probarán en las ligas menores- Foto AFP

Los laboratorios de Major League Baseball (MLB) siguen abiertos de par en par. Dentro de esas instalaciones se mantienen los experimentos para hacer que su producto sea más atractivo para la mirada de la juventud. Es por eso que llegaron nuevas reglas al beisbol que deben ser probadas en una población con un contexto menos exigente: las ligas menores.

MLB informó que experimentará con algunas normas nuevas en varios niveles de las categorías durante la temporada de 2021. Distintos niveles tienen modificaciones importantes y se encargarán de ver cómo influyen en el juego. Luego pasar el reporte a sus superiores.

Sin embargo, cada nivel de las ligas menores tiene experimentos y resultados por demostrar. Las modificaciones buscan resoluciones diferentes y promover acciones determinadas. Pero, ¿cuál es la intención de MLB con cada una de las reglas nuevas?

Triple A: bases más grandes

Las numerosas ligas de la Triple-A disputarán sus encuentros con bases nuevas. Unas más grandes y realizadas con un material diferente a las que están acostumbrados los peloteros del amplio universo de MLB.

Las almohadillas habituales tienen un tamaño de 38 centímetros. A eso se acostumbraron los jóvenes desde que empezaron a jugar, pero llegaron nuevos tiempos, al menos de momento, a las ligas menores. Ahora pasarán a ser de 45 centímetros, uno de los cambios que menos entendieron los aficionados.

Además, dentro del boletín informativo MLB reveló que estarán “compuestas de un material” que ayudará al agarre de los jugadores. Para esos momentos que, sea por lluvia o humedad, provocaba que las almohadillas terminaran más resbalosas. “Esto aplicará solo para primera, segunda y tercera. El plato seguirá igual”.

¿Para qué esta nueva regla?

Dentro de MLB vieron la necesidad de disminuir al máximo las colisiones en las bases. Ya sean por deslizamientos o jugadas muy cerradas, el número de lesiones por pisotones aumentó recientemente. Magulladuras de tobillos y en los pies estaban llegando con más continuidad a las enfermerías de los equipos.

Pero hay otro motivo. En MLB quieren buscar más acciones en el campo y, están convencidos de que esa reducción de las almohadillas de siete centímetros las provocará. La “diferencia teóricamente” se traducirían en más roletazos y toques de bola en los que el corredor vencería los tiros y llegaría quieto a la primera base. Los toleteros estarán más motivados en hacer rodar la esférica y menos elevarla en la búsqueda de cuadrangulares.

Doble-A: adiós a las formaciones especiales defensivas

Las súplicas de Francisco Lindor fueron escuchadas. Al menos el inicio. Durante los encuentros de Doble-A se exterminarán los shifts defensivos extremos, porque obligarán a los equipos a la defensiva a tener cuatro fildeadores dentro del cuadro interior y dos de cada lado de la segunda base. Sin importar las características del bateador, solo podrán estar dos guantes del lado izquierdo y a la derecha en el infield.

¿Para qué esta regla?

Aquí el objetivo es sencillo. Con menos barreras defensivas, los toleteros no estarán obligados a elevar la pelota para evitar que el camarero, colocado en las inmediaciones de los jardines, atrapen la pelota. Habrá más roletazos, jugadas cerradas y sencillos. En definitiva, más acción dentro del campo o es lo que creen dentro de la hipótesis.

Clase-A alta: pie fuera de la caja para los virajes

Una de las acciones más emocionantes dentro del beisbol son los robos de bases. Recientemente, cuando el juego vive sus momentos más bajos de crear nuevos aficionados, es cuando se intentan estafar más almohadillas.

Para motivar a los corredores a hurtar almohadillas, harán más complicado que los lanzadores los cuiden. Los pitchers de Clase-A alta tendrán que retirar el pie de la caja completamente para intentar sorprender al rival. Para los serpentineros derechos ya no bastarán un salto a un lado y el movimiento de los pitchers zurdos, en el que levantan la rodilla izquierda para simular que arrojarán la pelota al home y luego tiran a primera base, quedará eliminado.

¿Para qué esta regla?

De acuerdo a reportes de MLB, cuando se realizó un experimento similar con la regla en un circuido independiente, aumentaron los intentos de robos. Los corredores se despegaron más de las bases y llegaron más acciones dentro del campo.

En las oficinas del beisbol buscan formas de promover los corridos y los deslizamientos. Si los pitchers tienen más complicaciones para cuidar a los veloces estafadores, ellos tendrán más ganas de robas bases. Y si el porcentaje de éxito aumenta, es probable que regresen a las decisiones habituales de los mánagers.

Clase-A baja: limitaciones de los virajes

Similar a lo que sucedió en el nivel anteriormente explicado, en MLB mandaron a disminuir esas repeticiones cansonas de intentos de atrapar al corredor de la inicial. En Clase-A los lanzadores solo podrán intentar sorprender al rival dos veces. Si llega un tercer lanzamiento a primera base y es infructífero, todos los corredores avanzarán una base.

¿Para qué esta regla?

Es algo similar al caso anterior. Que los velocistas del beisbol estén más seguros en la inicial y tomen mayor distancia. Además, si ya lo intentaron capturar dos veces y no funcionó, se separará todavía más y será casi imposible que el receptor lo haga out.

Se eliminarán esas secuencias constantes de intentos repetidos de los lanzadores virándose. Se buscará que haya más pelotas en juego, intentos de robo y receptores más activos.

Habrá más modificaciones, pero será la continuación de experimentos pasados. Un reloj de 15 segundos entre cada pitcheo y un umpire robot que aumente la precisión de las decisiones y termine las discusiones por inconformidades. Sin embargo, todas tienen la misma intención: aumentar las acciones y disminuir la pasividad que recientemente adquirió el beisbol.

“Estamos escuchando a nuestros fanáticos”, dijo Michael Hill, presidente de operaciones en el terreno de MLB. “Este esfuerzo es un paso importante para poder implementar cambios de reglas dirigidos a crear más acción y mejorar el ritmo del juego”.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.