fbpx
Fútbol

Otra locura del loco: Sebastián Abreu jugará en su club 31

Sebastián Abreu se desvinculará el Athletic Club de Brasil / AFP

Sebastián Abreu, el hombre que colecciona más camisetas sudadas en la historia del fútbol lo volverá a hacer. La leyenda del fútbol uruguayo se desvinculará del Athletic Club de Brasil para jugar de nuevo en su país. Aunque no hay indicios de cuál será el equipo que lo contratará, el diario español AS especula que el 31 será su último.

Según fuentes del diario español, “El Loco” ya se habría despedido de sus compañeros para tomar rumbo a Uruguay. El único obstáculo es que la frontera está cerrada por motivos de la pandemia, lo que podría retrasar un poco el viaje.

Abreu es un jugador acostumbrado a sorprender a sus seguidores con repentinos cambios de equipos. El delantero, que jugó los mundiales del 2002 y 2010 con la celeste, comenzó su carrera con el Defensor Sporting de su país en la temporada 1994-1995 y después de ahí, ha recorrido una gran cantidad de equipos de Europa, Centro y Suramérica.

Sebastián Abreu estará firmando con su club 31 / AFP

En el Athletic Club, Abreu solo jugó cuatro partidos. En todos fue titular y salió sustituido. Estuvo en cancha 271 minutos, pero no pudo celebrar goles. La sequía no le pasaba desde que en 2018 no marcó con el Audax Italiano de la primera división chilena. Allí jugó 10 partidos, tres como titular, sin anotar.

Su carrera le ha hecho honor a su apodo, una locura. Luego de dos años en el Defensor Sporting jugó otros dos con el San Lorenzo de Argentina. En 1998 dio el salto a Europa para fichar con el Deportivo La Coruña, pero ese mismo año fue cedido al Gremio brasileño.

En la primera década de los 2000 tuvo un paso extenso por el fútbol mexicano. Allí pudo jugar con Tecos, cruz Azul, América, Dorados, Monterrey, San Luis y Tigres. El 2008 lo comenzó en el River Plate argentino pero luego fue cedido al Beitar Jerusalem de Israel. Regresó al equipo argentino para después marcharse a la Real Sociedad de España y al Aris Salónica de Grecia.

Se prepara para ser técnico a tiempo completo

Será muy difícil ver a Sebastián Abreu lejos del fútbol. Recientemente ha tenido experiencias en los banquillos, para equipos en los que ha cumplido la función de jugador-técnico. Su debut fue en 2019 con el Santa Tecla de El Salvador en el que ocupó el cargo como entrenador interino.

Ese año “El Loco” vivía una experiencia exótica en el fútbol del pequeño país centroamericano. Pudo entrenar y jugar con el Santa Tecla, equipo al que llevó a ganar la Copa El Salvador ante el Audaz con marcador de 1 por 0.

“En las estadísticas me convierto en el primer campeón en la historia del club como jugador y como entrenador. Es lindo, pero el mérito es de los muchachos. Saludos a todos que están disfrutando de esta primera conquista, en esta nueva etapa, esta es mi pasión y lo que más amo. Saben el cariño que le tengo al país y al equipo”.

Sebastián Abreu

En El Salvador tuvo problemas

Esa experiencia en El Salvador no estuvo exenta de polémica. Abreu llegó a Centroamérica procedente del Rio Branco, en la cuarta división de Brasil. Su último equipo terminó demandando a Santa Tecla por haber fichado al uruguayo cuando éste tenía contrato vigente en el gigante suramericano.

Abreu alegó que Rio Branco tenía una deuda de tres meses en su sueldo y con eso ya podía firmar con otro equipo. “Sí, hay una deuda del club con algunos jugadores, incluido ‘el Loco’ Abreu, que es la mitad del penúltimo mes y el último mes trabajado. Pero el caso ya está en manos del abogado. Abreu tenía un contrato con el club hasta el 30 de mayo, pero dejó el club antes, poco después de nuestra eliminación (de la Copa Capixaba), afirmando que visitaría a su hijo. Pero luego me envió un mensaje diciendo que estaba sorprendido por una propuesta de ser entrenador y jugador en El Salvador (Santa Tecla) y que iría allí”, dijo el presidente del equipo brasileño.

Con el Santa Tecla fue campeón como jugador y entrenador / AFP

La segunda experiencia en los banquillos la tuvo en el regreso a su país, para jugar y dirigir al Boston River de la primera división. Allí estuvo por espacio de un año y presentó su renuncia en 2020 producto de una crisis de resultados del conjunto de Montevideo.

Como jugador, Abreu anotó dos goles en 2019 y otros tantos en 2020, pero su equipo no levantaba en la tabla. La tercera derrota al hilo, esta vez ante River Plate 0-3, aceleró la renuncia del jugador-técnico.

Los años recientes, ha jugado para varios equipos de América del Sur en divisiones inferiores. De hecho, su firma por el Athletic Club brasileño tuvo un motivo de marketing, como siempre lo dijeron los directivos del equipo de la primera división del Campeonato Mineiro.

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.