fbpx
Medicina

Covid y el corazón de los deportistas: caso de estudio

Eduardo Rodríguez
Eduardo Rodríguez debutó por todo lo alto Foto AFP

Dentro del deporte dos pruebas PCR negativas es el pistolazo de libertad para volver a los entrenamientos de un equipo. También es la comprobación que el coronavirus abandonó el organismo del atleta y terminó una pesadilla que costó la vida a millones de personas. Pero no es así. Especialmente para los que tuvieron complicaciones en el corazón.

Dentro de la medicina creció la preocupación de que el Covid-19 puede tener un impacto significativo dentro de los deportistas en el futuro. Un inconveniente que no solo perjudicará su carrera sino su vida cotidiana.

De esta forma, cuando un deportista contagiado de Covid-19 se cura, pasa un chequeo médico completo antes de regresar al entrenamiento. Sin embargo, ¿será necesario un monitoreo para garantizar que el corazón responde al esfuerzo de la misma forma y no hay secuelas del virus? Es una pregunta sin respuesta definitiva y que la ciencia intenta conseguir pronto.

“Puede haber problemas en el músculo cardíaco y la posibilidad de arritmias. Si hay una secuencia que tratamos de identificar, es esta, porque el daño cardíaco puede comprometer el pronóstico vital”, explicó a la agencia de noticias AFP Sébastien Le Garrec, jefe del equipo médico del Insep (Instituto Nacional del Deporte, la Competencia y el Rendimiento de Francia).

Educar a deportistas y a los aficionados sobre su corazón

Dentro de esa academia, aproximadamente 160 atletas dieron positivo por Covid-19 desde septiembre de 2020. Ninguno de ellos desarrolló síntomas de gravedad. “Ninguno ha tenido miocarditis, pero hemos tenido algunos deportistas con problemas pulmonares y otros muy cansados”, continuó Le Garrec.

Pero sí es posible. Eduardo Rodríguez, lanzador de los Boston Red Sox, terminó con problemas cardiacos que no le permitieron jugar durante toda la temporada de 2020. El zurdo regresó a los entrenamientos con normalidad en el Spring Training de 2021 y jugará la venidera zafra como cualquier otro beisbolista. Y no hay motivos para dudar, porque el cuerpo médico lo chequeó constantemente y comprobó que ya el Covid-19 dejó de ser un peligro para su corazón.

Eduardo Rodríguez regresó al montículo luego de perderse el 2020 / ESPN

Sin embargo, los especialistas recomiendan más chequeos continuos. Los reconocimientos médicos incluyen un electrocardiograma, una ecografía cardíaca, una prueba de esfuerzo y si fuera necesario, una resonancia magnética. El consejo es poco conocido, pero la miocarditis viral puede provocar la muerte súbita.

Las declaraciones de Jean-François Toussaint, director del Irmes (Instituto de Investigación Biomédica y de Epidemiología del Deporte), espera que las interpreten los atletas y también los aficionados. Toda persona que, sin importar sea profesional o amateur, practica alguna disciplina. Sea baloncesto, beisbol, fútbol o trotar constantemente.

En la búsqueda de resultados

Para saber más sobre las consecuencias del Covid-19 en el corazón, incluidos los deportistas que lo han sufrido de manera ligera o asintomáticos, un amplio estudio fue iniciado hace casi un año por el Centro Hospitalario Universitario de Burdeos.

Los resultados, de momento, son inconclusos. Por eso, Toussaint invitó a mantener la reanudación de la práctica deportiva para las personas que se contagiaron. “Es excepcional, pero se sabe que existe y sabemos que hay un tratamiento”, afirmó.

La idea, según los médicos Laurent Chevalier y Isabelle Pellegrin, es “detectar el riesgo rítmico en los deportistas que han tenido covid en relación a las cicatrices miocárdicas ocultas que se evidencian en una resonancia magnética cardíaca”.

Las conclusiones de este estudio, denominado Asccovid19 (por ‘actividad deportiva corazón y Covid’, en francés) todavía no se conocen. Eso solo demuestra que la precaución debe imperar en casos como el de Eduardo Rodríguez, quien se confirmó que el coronavirus sí atacó a su corazón.

Más pruebas

En Estados Unidos una investigación realizada por la revista médica JAMA Cardiology, tampoco obtuvo grandes resultados. Tuvieron la colaboración de expertos médicos de la NFL (fútbol americano), NBA, MLB, MLS (fútbol) y WNBA (básquet femenino). Revisaron a los deportistas que dieron positivo entre mayo y octubre de 2020, llegando a la conclusión que solo cinco de 789 sufrieron enfermedades cardíacas inflamatorias. Sin embargo, no descartaron que el peligro desapareció luego de cursarse.

El estudio realizado en Burdeos tiene también como objetivo concienciar a los deportistas aficionados, con los contagios al Covid-19 aumentando en la población en general y especialmente entre los jóvenes.

Es tan solo otro de los golpes de la pandemia al deportivo. Como si la suspensión de torneos, lesiones musculares producto de la cepa, la ausencia de aficionados en los encuentros y demás. Ahora es el creciente temor que el coronavirus puede detener de golpe el corazón de los atletas.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.