fbpx
Espectáculos TD

Conoce sobre la ardua lucha que vivió un exjugador del Manchester United

Roy-carroll-ex-del-manchester-united-pudo-haber-perdido-la-vida-por-el-alcohol
Carroll no pensó en el suicido pero igual estuvo a punto de morir / PA: PRESS ASSOCIATION

Roy Carroll, el portero que jugó en el Manchester United desde el 2001 hasta el 2005, una vez más habló sobre el vicio que pudo haber acabado con su vida. En una entrevista con el Daily Mail el jugador de 43 años de edad confesó que se atacaba cuando se encontraba a solas, hundido en sus problemas personales.

La lucha que ha tenido el también exjugador del West Ham United con el alcoholismo es sobradamente conocida. Muchos se enteraron que en el 2006 ingresó a un centro de desintoxicación debido a debilidad del consumo excesivo del alcohol. Ahora, el norirlandés nuevamente habló de sus depresiones, tras encontrarse en una mejor etapa en su vida.

Carroll cumplirá 10 años sin beber alcohol / Daily Mirror

Con la intención de ayudar a otros que también atraviesen situaciones parecidas a la de él, el arquero detalló cómo fue el proceso más arduo de su existencia, mientras se encontraba hundido en el vicio. Pero, al mismo tiempo, relató cómo vive actualmente alejado de sus tormentoso pasado, desde que se unió al FC Mindwell, un club en el que la plantilla está formada por otros jugadores que también lidian con problemas de salud mental.

De acuerdo a sus palabras, el nacido en el Reino Unido está involucrado en ayudar a quienes enfrentan desafíos emocionales y problemas con las adicciones, lucha en la que él terminó teniendo la victoria al cumplir próximamente una década sin ingerir alcohol.

“Pasé una época muy mala con la depresión y el alcohol. Y quiero que la gente entienda que está bien hablar sobre ello. En junio cumpliré diez años sin beber. Es un hábito, acabas metido en una rutina”, dijo Carroll al Daily Mail.

El confinamiento, una preocupación para Roy

Debido al confinamiento que provocó la pandemia del coronavirus, la preocupación del portero ha aumentado, pues considera que el encierro puede ocasionar tendencias alcohólicas en muchas familias.

“Puede pasarle a cualquiera con depresión, o que beba mucho en casa: no hay nada a lo que aspirar, más allá de tomarse unas cervezas. Y se vuelve peor cuanto más dura el encierro. Te tomas unas pocas copas y la noche siguiente, te tomas más. Y ese eres tú, un adicto”, reflexionó el jugador.

La lesión, la máxima causante que desarrolló el alcoholismo

En la entrevista con el diario británico, Roy Carroll recordó que la lesión que sufrió en su espalda en el 2006, cuando jugaba en el West Ham, fue la máxima causante que provocó a que su vicio en la bebida aumentara: “Nunca había tenido una lesión tan larga, y lenta pero inexorablemente, me estaba metiendo en un agujero profundo. No estaba preparado para ello”.

“No tenía ayuda externa. Nadie sabía qué pasaba conmigo porque nunca hablé de ello. Todos imaginaban que yo era el hombre más feliz del mundo, pero volvía a casa, cerraba la puerta, me golpeaba la cabeza contra la pared y bebía para intentar olvidar”, añadió el exjugador del Manchester United.

El vicio, el escape de Carroll / PA

Una rehabilitación forzada que no ayudó

Roy reconoció que asistió a rehabilitación. Sin embargo, como él no aceptó la dificultad que tenía con la bebida, la restauración no le hizo efecto, pues acudió al centro de ayuda por sugerencia de otras personas. “Mi mujer, mi agente y mis amigos me lo pedían. Yo no veía nada malo, ese fue mi mayor problema”.

Al no reconocer su adicción, continúo ingiriendo alcohol a lo largo de su paso en diferentes clubes: los Rangers, el Derby County y el club danés Odense BK.

El punto álgido del ex Manchester United con el vicio

Pese a que Roy Carroll bebía mientras tenía contrato profesional, su situación empeoró cuando no jugó por nueve meses, lo que lo llevó a un precipicio.

“Cuando estaba en un equipo, siempre tenía en mente no beber el día de antes de un partido”, explicó, “pero cuando dejé de jugar y nadie me quería, empecé a beber prácticamente a diario. Tenía mucho tiempo libre, bebía como un loco. Si no hubiera parado, no estaría aquí hoy. No creo que mi cuerpo hubiera aguantado”, precisó.

Aunque dejó claro nunca tuvo pensamientos suicidas, el arquero mencionó que “hubiera muerto a causa de la bebida. Lo que bebía y la forma en la que bebía hubieran conseguido que terminara por no levantarme una mañana”.

La victoria que tuvo al vencer su adicción

Tras darse cuenta de su gran problema, Carroll le puso freno a su dependencia alcohólica. Sin embrago, destacó que no fue un proceso fácil. “Ya no me importa el alcohol. Los primeros cuatro o cinco años fueron difíciles, pero ya no lo necesito. ¡He tenido suficiente con la bebida!”.

Aún así, el portero destacó que actualmente lidia contra la depresión, debido a que “sigue regresando de vez en cuando”. Considera que “nunca” podrá librarse de ella.

“Un día me miré al espejo y algo hizo ‘click’ y me dije: ‘¿Qué estoy haciendo?’ Y eso fue, me cambió la vida. Estaba en un apartamento, alejado de mi familia porque iba cuesta abajo”, contó el jugador activo lo que le sucedió en el 2011, cuando se encontraba en la peor etapa de vida personal y profesional, pues no tenía equipo y además estaba separado de su pareja.

No obstante, para suerte de Roy, una vez entró a rehabilitación, comentó: “Mi mujer se enteró de que había dejado la bebida y me invitó de vuelta a casa y tuvimos una muy buena conversación”.  

Acerca del autor

Stefania Colina

Licenciada en Comunicación Social, graduada en la Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR). Enfocada en la fuente de farándula y espectáculos. Agradecida con Dios por cada oportunidad que me brinda para crecer personal y profesionalmente.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.