fbpx
Baloncesto

Nets se blinda con LaMarcus Aldridge

Aldridge-Brooklyn
Aldridge no pudo en San Antonio / NBA

Nets de Brooklyn tiene un solo objetivo esta temporada, ser campeones. Tras contar con una base sólida compuesta por Kevin Durant y Kyrie Irving, el equipo trajo a James Harden vía cambio y luego firmó a Blake Griffin. El último en unirse a este equipo es LaMarcus Aldridge quien llega tras negociar su salida con San Antonio Spurs.

La llegada de Aldridge aumenta más el favoritismo de Nets en esta temporada. No llegar al título sería un rotundo fracaso para el equipo, incluso uno de los más impresionantes del deporte. El equipo que dirige Steve Nash tiene un quinteto abridor que parece sacado de un Juego de Estrellas.

El equipo cuenta con una fuerza ofensiva indiscutible, la defensa podría ser el punto débil de Nets, pero con Nash en el banquillo, es seguro que, aprendieron a defender de gran manera.

La NBA siempre se ha mostrado en contra de los “súper equipos”, pero esta vez la franquicia de Brooklyn parece haber llevado a otro nivel esto. En la década pasada se hablaba de los “Big Three”; pero tener un quinteto abridor que se ha uniformado con la selección de Estados Unidos parece ser la nueva moda.

Con este precedente no sería raro que la próxima temporada se vea a algún equipo lanzar la casa por la ventana y contratar varias superestrellas para poder conseguir el título.

De protagonistas a actores secundarios en Nets

Kyrie Irving fue el líder en Boston, James Harden en Houston, Blake Griffin en Clippers y Detroit, y Aldridge en Portland y San Antonio. Ahora estos jugadores son piezas secundarias y deben entender su rol.

Kevin Durant, lesionado, es quien lleva la batuta del equipo y ese reto que tenía Steve Nash en Nets de hacerle entender a Harden que era un actor secundario ahora se ha multiplicado por tres.

Por ahora están bien, pero cuando lleguen los playoffs ahí se verá el verdadero rostro del equipo. Con el encuentro cerrado, todos querrán tener el último tiro y es el momento en el que debe salir el carácter de Nash.

La gloria y el fracaso están a la misma distancia. La inversión que se hizo en Brooklyn Nets es para ser campeón, menos de eso es fracasar y de manera estrepitosa.

Con el boleto a postemporada seguro, el primer objetivo es terminar en el primer puesto, incluso este equipo de Nets no debería perder seguido. Cada derrota de ahora en adelante es un fracaso y los ojos están puestos en una franquicia que tiene el quinteto abridor más temible de la NBA.

Acerca del autor

Rowerth Goncalves

Mi pasión el deporte, mi vida el cine. Periodista y crítico cinemátográfico. Baloncesto, boxeo y olimpismo son mi carta de presentación

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.