fbpx
Columnistas

Glicerol: nueva estrategia de hidratación

Hidratación
/ snapfitness.com

No es sorpresa que la hidratación sea uno de los aspectos a los cuales los deportistas le prestan atención. Es bien sabido que forma parte del entrenamiento invisible, y que prevenir la deshidratación no solo mantendrá el rendimiento deportivo; sino que en muchas ocasiones puede mejorarlo. Motivado a esta premisa, la ciencia continúa indagando opciones que brinden, a esta población, diversas estrategias de hidratación. Del mismo modo, se ajustan a todos los escenarios y condiciones individuales del atleta o disciplina deportiva.

Hoy en día son muy comunes las bebidas deportivas y suplementos de electrolitos donde podemos incluir las presentaciones que vienen en polvos, tabletas y capsulas efervescentes. Tienen como finalidad reponer los líquidos y electrolitos que son perdidos a través del sudor o líquidos corporales; evitando o retrasando la llegada de la deshidratación mayor o igual al 2% del peso corporal que se establece como el rango mínimo de deshidratación asociado con la disminución del rendimiento deportivo.

Aunque en un inicio la suplementación con glicerol fue pensada en base a su función energética, es decir, a su intervención como un precursor para la obtención de energía. Este pensar no resultó ser muy efectivo, y fue su naturaleza hiperhidratante la que resalto a nivel científico, relacionando su uso con mejoras en la función termorreguladora. Respuesta cardiovascular y por ende mejoras en el rendimiento deportivo sobre todo en atletas expuestos a condiciones de calor.

Una lucha de mucho tiempo

No todo fue fácil para el glicerol, fue hasta el 2018 que la Agencia Mundial Antidopaje lo saco de la lista de prohibiciones. Considerándolo hasta la fecha óptimo para el uso del deportista de alto rendimiento y abriendo una puerta a otra estrategia de hidratación. 

La recomendación principal para el uso de este suplemento es reconocer que puede brindar una retención de líquidos por mayor tiempo. Si lo comparamos con el agua y que los atletas de deportes de larga duración y/o expuestos a temperaturas desafiantes y/o con acceso a líquidos restringidos y/o para mejorar la recuperación, pueden verse beneficiados por el uso de este. 

El protocolo de consumo que recomienda tanto el Instituto Australiano del Deporte (AIS) como la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva (ISSN) se define según el momento de ingesta. Es decir, el protocolo varía de acuerdo a si la ingesta será previa al ejercicio o posterior al mismo.

Es importante destacar que aun cuando el uso de glicerol tenga el objetivo general de mejorar el rendimiento deportivo, la estrategia de usarlo antes o después va ligado al beneficio que queremos ofrecerle al atleta para indirectamente mejorar el rendimiento.

En otras palabras, cuando recomendamos la ingesta de glicerol previo al ejercicio se busca aumentar la capacidad del atleta. De esta manera se tolera la perdida de líquidos y compensar. Retrasando o previniendo los efectos de una posible deshidratación durante el ejercicio, mientras que, al recomendar usarlo en tiempos post-ejercicio; el objetivo prioriza la corrección de las pérdidas de fluidos y electrolitos; para mejorar la recuperación y mantener el rendimiento en entrenamientos o competiciones posteriores donde los tiempos entre sesiones son cortos. 

Protocolo de ingesta previa hidratación:

  • Dosis: Ingerir 90 o 180 minutos previo a la realización de ejercicio entre 1,2 a 1,4 gramos de glicerol por kilogramo de masa corporal total, diluido en 25 ml de líquido por kilogramo de masa corporal total. 
  • Ejemplo práctico: en un atleta de 70Kg donde la recomendación de líquidos es de 1.750ml, se podrán requerir entre 84 a 98 gramos de glicerol. 

Protocolo de ingesta post-ejercicio:

  • Dosis: 1 gramo por pérdidas cada 1,5 litros de líquido consumido, adicionar 1 gramo por kilogramo de peso corporal total. 
  • Ejemplo práctico:  partiendo de la primicia que la reposición de líquidos se puede lograr bebiendo hasta el 150% del peso perdido. En un atleta de 70kg que pierde 2 kg de peso por ejercicio, y que por ende para debe ingerir 3 litros de líquidos (150%), se requerirían 70 gramos de glicerol.

El líquido de dilución puede ser tanto agua, como bebidas deportivas o suplementos de electrolito previamente preparados. Estos últimos son más recomendados para así mantener el sabor (palatabilidad) que es uno de los factores que impulsa al atleta a consumir más líquidos. 

Pero no todo es mágico, el glicerol puede traer consigo molestias intestinales y aumentos de peso por la retención de líquidos factores adversos que pueden afectar el rendimiento, por eso su consumo debe ser mediado y supervisado por un especialista.

Para más información:

https://www.ais.gov.au/nutrition/supplements/group_a#glycerol

https://g-se.com/revisiones-bjsm-a-z-de-los-suplementos-nutricionales-suplementos-dietarios-alimentos-para-la-nutricion-deportiva-y-ayudas-ergogenicas-para-la-salud-y-el-rendimiento-parte-19-2181-sa-M583319ca76b65

Acerca del autor

Sofia Olivares

Soy nutricionista egresado de la UCV, con casi 6 años de experiencia en el fútbol profesional, me apasiona como los alimentos pueden mejorar el rendimiento deportivo, y aunque me encanta trabajar con atletas de alta competencia, me fascina enseñar y formar a los atletas jóvenes. Además, me gusta enseñar sobre los nutrientes y la calidad de los alimentos, y no simplemente sobre contar las calorías que consumimos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.