fbpx
Beisbol

Prensa de Nueva York no tiene clemencia con Gleyber Torres

Gleyber Torres-Astros-Videojuegos
Gleyber Torres no arrancó la temporada de la mejor forma. Foto AFP

Los Yankees tienen el segundo peor récord de las Grandes Ligas, un inicio históricamente negativo para el equipo con más campeonato y una marca inaceptable para su exigente fanaticada. Eso llevó a la prensa de Nueva York a encontrar a un culpable y, de acuerdo a muchas de las portadas de los rotativos, Gleyber Torres fue el seleccionado.

El campocorto terminó, de acuerdo a los columnistas, como uno de los rostros de las derrotas de los Yankees. Su flojo inicio ofensivo sorprendió, sus descuidos al desplazarse por las bases provocaron incomodidad, pero es su rendimiento defensivo lo que provocó el hastío.

Porque la realidad es que Torres arrancó la campaña con un rendimiento inferior al esperado por Nueva York. Tiene promedio de .186 sin cuadrangulares y una carrera remolcada durante los primeros 18 encuentros de la temporada. En cambio, defensivamente cometió dos errores que costaron caro a los Yankees.

Andy Martino, periodista de SNY, invitó a través de su columna a que los Yankees enviaran a Torres a las ligas menores. El reportero admitió que su idea es polémica, pero “la falta de producción lo convierten en un candidato convincente para mostrar al resto del grupo que la vibra debe cambiar”.

El periodista, con amplio recorrido entre los medios de Nueva York, también espera que su descenso servirá como un agitador en la carrera de Torres. Consideró que Gleyber Torres, por ser prospecto de la organización y uno de los jugadores favoritos de la fanaticada, entró en una “comodidad excesiva”, según la columna.

“No es un derecho de nacimiento comenzar partidos para los Yankees de Nueva York, incluso si eres uno de los jugadores más talentosos del equipo”, continuó Martino. “Podría valer la pena intentar que la oficina principal le recuerde a todo el grupo que estos trabajos deben ganarse a diario”.

Nueva York pierde la paciencia

Un ponche de Gleyber Torres en el encuentro entre Yankees y Braves fue la gota que derramó el vaso. El venezolano abanicó un envío, pero cómo este tocó el suelo, todavía tenía la oportunidad de llegar a la primera base. Sin embargo, corrió con poca intensidad y fue retirado con facilidad. Prensa y aficionados de Nueva York no terminaron satisfechos. Tampoco el mánager Aaron Boone.

“Creo que cada vez que tienes ese tipo de situación en la que un jugador falla, tienes que ir tras él”, dijo Boone sobre la jugada. “Creo que inicialmente, el swing fallido, probablemente en su mente era foul, ¿verdad?” Entonces es como, ‘Oh, no, tengo que correr’. Eso provocó que llegara tarde. Eso tiene que mejorar, obviamente”.

El dirigente fue correcto con uno de sus jugadores que no atraviesa un buen momento, sin embargo, esa política no la practicaron otros reporteros. Ken Davidoff, experimentado columnista del New York Post, tituló su columna que “Gleyber Torres tocó fondo” tras la jugada que también provocó algunos abucheos en el Yankee Stadium.

“Hay momentos en el que esforzarse mucho está sobrevalorado, sin embargo, este no fue uno de ellos. No con los Yankees hambrientos de carreras. Cuando se le preguntó si su falta de esfuerzo se debió a la frustración, Torres dijo: “Seguro”, escribió Davioff.

El periodista no propuso ideas radicales como la de Martino, aunque sí ironizó que “el final no puede ser peor que el comienzo, ¿verdad?”. Fue respuesta a la declaración de Gleyber Torres sobre su flojo inicio de campaña: “No es cómo arrancas sino como terminas” el año.

Joel Sherman, otro reportero respetado de Nueva York, sí propuso una idea radical. Espera que los Yankees cambien a Gleyber Torres a los Rockies por Trevor Story, lo que solucionará los inconvenientes defensivos que tienen los bombarderos en la línea central. Además, sumarían a un bateador respetado en el centro de la alineación.

La idea la suscribió otro colega, que notó anteriormente los inconvenientes defensivos del venezolano y no tiene mayor optimismo de una mejoría. Aunque confía en el resurgir ofensivo, no dudaría en moverlo a otro equipo para buscar un reemplazo más completo.

“El problema mayor es el campocorto. (Brian) Cashman no puede darse el lujo de hacer la vista gorda ante las deficiencias de Torres, como ha hecho con Sánchez”, analizó Bill Madden, periodista del New York Daily. “La jugada inteligente sería canjear a Torres ahora, mientras su valor aún es alto, encontrar un torpedero defensivo provisional para esta temporada y luego hacer su jugada en el mercado de agentes libres de los mejores shortstops, el año que viene”.

Radiografía a la ofensiva de Gleyber Torres

Los números, fríos de por sí, quizás puedan encontrar el problema de Gleyber Torres actualmente. Especialmente a la ofensiva, porque el guante nunca será la carta de presentación del venezolano, especialmente en una posición que no le favorece. Al menos así lo reconoció la gerencia de los Yankees. Cashman dijo que cree que probablemente estará mejor jugando en la segunda base, donde pasó los primeros dos años de su carrera en las Grandes Ligas.

Con el madero, hay razones para ser optimista. Aunque suene poco probable, Torres mejoró su disciplina en la caja de bateo para 2021. Intentó golpear menos lanzamientos fuera de la zona de strike. Luego de “buscar” pitcheos malos el 31.3% en 2019 y 20.1% la zafra pasada, para esta cifra el porcentaje bajó a 16.4%.

El inconveniente es que no está golpeando la pelota con la fuerza que lo acostumbra. La pelota sale de su madero con una velocidad promedio de 82.8 millas por hora, que lo coloca en el percentil tres de las Grandes Ligas, es decir, el 97% de los bateadores de las Grandes Ligas hacen mejor contacto que él. “Quiero ayudar a mi equipo y no estoy haciendo un muy buen trabajo en este momento cuando voy al plato”, dijo Torres.

Pero, no pareciera lógico que es uno de los principales toleteros de fuerza de las mayores de la nada perdió su fuerza. En 2019 conectó 38 cuadrangulares y su slugging las dos primeras zafras fue de .511 con un OPS ajustado de 125. ¿Diferencia de esos años con los dos últimos? No jugaba en el campocorto.

Quizás un cambio de posición lo ayudará. Un ligero descanso le permitirá despejar la mente y retomar su nivel de estrella emergente, pero la realidad es que Nueva York empezó a perder la paciencia con Gleyber Torres.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.