fbpx
Columnistas

Japón, una tierra fértil para los venezolanos

Robert Suarez Japón
Robert Suárez está en su quinta zafra / Google

El béisbol de sol naciente ha sido por años un destino importante para jugadores venezolanos, en su gran mayoría ex grandesligas que consiguieron en la Liga Profesional de Béisbol de Japón (NPB en sus siglas en inglés) un destino altamente competitivo, con buenos sueldos y algunos con la esperanza latente de que su actuación le genere un boleto de regreso al béisbol organizado como recientemente le ocurrió a Gerardo Parra. A eso hay que agregar otras opciones que existen en diversas ligas independientes de ese país asiático, en las que los criollos también han encontrado refugio.

Hasta la jornada de este pasado viernes, los criollos que ven acción en la temporada 2021 se han hecho sentir en el circuito que inició acciones a finales de marzo. El pasado viernes, el bolivarense Robert Suárez cosechó su séptimo salvado de la temporada tras permitir un hit sin carreras en un episodio de relevo en el triunfo de 4-2 de los Tigres de Hanshin sobre los Carpas de Hiroshima. Según el portal Béisbol Japonés, el derecho que actúa en su quinta temporada en ese país acumuló su décima salida consecutiva sin conceder anotaciones, disminuyó su efectividad a 0.75 y consolidó su puesto como el tercer mejor cerrador de la Liga Central.

El año pasado Suárez despertó interés en numerosas organizaciones de Major League Baseball (MLB), pero firmó un contrato multianual con Hashins de 6.75 millones garantizados por los próximos dos años.

En la actualidad

Otro venezolano que destaca en estas primeras de cambio en el torneo nipón es José Osuna, infielder trujillano que militó por cuatro temporadas con los Piratas de Pittsburgh. Solo ha participado en cinco juegos en su año de debut con las Golondrinas de Yakult, pero en ellos liga para .368 (19-7), con un jonrón y cinco impulsadas.

José Osuna debuta esta campaña en Japón / Google

El relevista Edwin Escobar, por su parte, presenta efectividad a 1.93 en seis presentaciones con las Estrellas de Yokohama. Al grupo hay que agregarle al veterano jonronero Ernesto Mejías, quien por problemas de visado y operativos debido a la pandemia llegó luego del inicio del torneo y aún con los Leones de Seibú. Será la octava zafra para Mejías que acumula 141 cuadrangulares con los melenudos.


Lea también:

Criollos presentes en la pelota de Guatemala

Italia: la segunda tierra de Juan Infante

El peregrinaje de Luis Aponte formando peloteros en Chile


El béisbol profesional japonés es tildado por muchos como una liga por encima de la Triple A norteamericana, pero unos peldaños por debajo de las Grandes Ligas. Es sin duda el circuito rentado más importante fuera del béisbol organizado y el más rudo para los peloteros extranjeros, debido a sus altas exigencias en la parte física del pelotero.

Los inicios

Roberto Marcano fue el primer venezolano en jugar en la pelota profesional japonesa y el jugador extranjero número 13 desde que el cubano Roberto Barbón lo hiciera en 1955. El ex antesalista de los Tiburones de La Guaira en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) debutó en 1975 con el equipo de los Bravos de Hankyu, y por once campañas militó en ese campeonato, un caso atípico y único por muchos años entre los venezolanos.

Robert Marcano se convirtió al momento de su retiro en el segundo latino con más partidos disputados en la historia de la NPB con 1.313 compromisos. Hoy día es el tercero, luego de ser superado también por su compatriota Álex Ramírez.

La estrella

Pero sin duda alguna Ramírez es el jugador criollo más importante que ha pasado por ese béisbol y que hasta la campaña pasada seguía ligado como manager. Luego de tres temporadas en Grandes Ligas con los Indios de Cleveland y los Piratas de Pittsburgh, el caraqueño volcó su mirada al oriente donde se convirtió con los años en una súper estrella.

Álex Ramírez, la máxima estrella criolla en Japón / Google

En 13 campañas, Álex Ramírez logró dos lideratos de cuadrangulares (2003: 40; 2010: 49), cuatro de empujadas (2003: 124; 2007: 122; 2008: 125; 2010: 129), uno de bateo (2009: .322). Se tituló dos veces en la Serie de Japón (2001 y 2009), así como ganó en par de ocasiones el premio al Jugador Más Valioso de la temporada (2008 y 2009).

Ramírez lidera a todos los extranjeros que han visto acción en la NPB en partidos disputados (1.744), hits (2.017) y carreras empujadas (1.272), además de ser segundo en jonrones (380). Además, es el único foráneo con dos JMV en su currículum.

Jonronero

Otro de los venezolanos que ha inscrito su nombre con letras doradas en ese béisbol es Álex Cabrera. Con doce torneos a cuesta, el de Caripito colecciona 357 cuadrangulares, dos títulos de la Serie de Japón (2004 y 2011), un trofeo de jonrones (2002) y un JMV (2002). Según el portal Béisbol Japonés, Cabrera es el jugador que más rápido ha llegado a los 150, 200, 250 (compartido), 300 y 350 jonrones en la historia de la NPB. Sumó su cuadrangular número 350 el 14 de mayo 2011 en su partido número 1.169. En la zafra de 2002 tronó 55.

´Alex Cabrera ligó 55 jonrones en 2002 / Google

Además, es el tercer extranjero que más jonrones ha conectado en la historia de la NPB con 357. Sólo lo superan el norteamericano Karl “Tuffy” Rhodes, quien disparó 464 en su carrera, y por Ramírez, quien sumó 380.

En la historia

Desde la aparición de Roberto Marcano en 1975 hasta el debut esta campaña de José Osuna, un total de 54 peloteros venezolanos ha jugado en la liga profesional japonesa.

La lista completa cronológica es la siguiente:

Roberto Marcano fue el pionero / Google
  • 1.- Roberto Marcano (1975)
  • 2.- Luis Mercedes Sánchez (1986)
  • 3.- Jhonny Paredes (1992)
  • 4.- Pedro Castellano (1997)
  • 5.- Giovanni Carrara (1998)
  • 6.- Edwin Hurtado (1998)
  • 7.- José Malavé (1998)
  • 8.- Eddy Díaz (1999)
  • 9.- Robert Pérez (1999)
  • 10.- Roberto Petagine (1999)
  • 11.- Rafael Betancourt (2000)
  • 12.- Juan Carlos Pulido (2000)
  • 13.- Álex Cabrera (2001)
  • 14.- Álex Ramírez (2001)
  • 15.- Darwin Cubillan (2005)
  • 16.- Geremí González (2007)
  • 17.- Luis González (2007)
  • 18.- Aarom Baldiris (2008)
  • 19.- Edgardo Alfonzo (2009)
  • 20.- Luis Jiménez (2009)
  • 21.- Francisco Caraballo (2010)
  • 22.- José Castillo (2010)
  • 23.- Levy Romero (2010)
  • 24.- Rómulo Sánchez (2011)
  • 25.- Enyelbert Soto (2011)
  • 26.- Enrique González (2012)
  • 27.- Wilfredo Ledezma (2012)
  • 28.- Renyel Pinto (2012)
  • 29.- Óscar Salazar (2012)
  • 30.- Robert Zárate (2012)
  • 31.- Edison Barrios (2013)
  • 32.- José Celestino López (2013)
  • 33.- Miguel Socolovich (2013)
  • 34.- Ernesto Mejía (2014)
  • 35.- Guillermo Moscoso (2014)
  • 36.- Víctor Gárate (2015)
  • 37.- Jesús Guzmán (2015)
  • 38.- Felipe Paulino (2016)
  • 39.- Robert Suárez (2016)
  • 40.- Elvis Araujo (2017)
  • 41.- Edwin Escobar (2017)
  • 42.- Carlos Rivero (2017)
  • 43.- Jorge Rondón (2017)
  • 44.- Oswaldo Arcia (2018)
  • 45.- Leonel Campos (2018)
  • 46.- Diego Moreno (2018)
  • 47.- Yangervis Solarte (2019)
  • 48.- Álbert Suárez (2019)
  • 49.-Alcides Escobar (2020)
  • 50.- José Flores (2020)
  • 51.- Gerardo Parra (2020)
  • 52.- José Pirela (2020)
  • 53.- José Osuna (2021).

Este listado seguramente crecerá en los próximos años ya que Japón ha sido una tierra muy fértil par los jugadores venezolanos

¡Sayōnara!

Acerca del autor

Carlos Jesús Hernández

Soy un periodista venezolano graduado en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela en 1998. Inicié mi carrera en el mundo periodístico en el Diario El Nuevo País, luego pasé a Últimas Noticias, para dar el gran salto al Diario Líder en Deportes, del cual fui fundador y llegué a ser Coordinador de la Sección Béisbol. Desde 2015 resido en San Salvador, donde he trabajado como jefe de comunicaciones de la Federación Salvadoreña de Béisbol, así como de la Liga Nacional de Béisbol de El Salvador, además de colaborar con varios diarios locales y ser columnista de la revista digital Bengoa.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.