fbpx
Fútbol

El Santiago Bernabéu sigue caminando hacia el futuro

Santiago Bernabéu-Real Madrid-Remodelación
El Santiago Bernabéu avanza en su remodelación. (Photo by Gabriel BOUYS / AFP)

La posible crisis deportiva deportiva del Real Madrid, que se concretará si el club no defiende su título de la liga, pareciera ni vivirla fuera de su casa. Tras la eliminación en la Champions League, el conjunto merengue ve desde lejos cómo el Santiago Bernabéu perfecciona su estructura, mejora el diseño y se convierte en un recinto deportivo futurista.

El Madrid continúa aceleradamente la remodelación del Santiago Bernabéu que inició a comienzos de 2020. Con el mandato de que los partidos en España sean a puerta cerrada, las siguen su curso y ni siquiera el anuncio de Estado de Emergencia frenaron los trabajos.

El nuevo Santiago Bernabéu está pensado para cumplir tres aspectos: césped retráctil, grada baja y una nueva cubierta. Una vez se complete la obra, el campo de juego se podrá retirar y mantenerlo en condiciones óptimas sin exponerlo. Del mismo modo, el recinto podrá albergar eventos sin que se ponga en riesgo el campo.

Las redes sociales del conjunto merengue mostró por sus redes sociales cómo están las obras actualmente. Todavía lejos de completarse ese recinto del futuro que promete ser una de las joyas del deporte mundial, sin embargo, ya se pueden notar las diferentes en comparación al modelo anterior.

La inversión de 525 millones de euros que hizo el Real Madrid para modernizar su estadio, se quedará corta. Conciertos, presentaciones, exhibiciones ahora no afectarán al estadio en el aspecto deportivo.

Esta grandiosa remodelación del Bernabéu se espera que continúe hasta el verano de 2022, que será cuando Real Madrid abra las nuevas puertas del inmueble.

El Santiago Bernabéu se embelleció durante la pandemia

La remodelación del Santiago Bernabéu, vista con buenos ojos por el alto mando del Real Madrid, no se ve como prioridad en la afición. Una vez los malos resultados aparecen en la tropa de Zinedine Zidane, las críticas no tardaron en aparecer.

Los exigentes aficionados del conjunto merengues afirmaron que el recinto ya era lo suficientemente imponente como para remodelarlo. Por eso, invertir ese dinero en mejorar la plantilla era la prioridad.

Las grúas siguen trabajando en el Santiago Bernábeu
Las grúas siguen trabajando en el Santiago Bernábeu. Foto Real Madrid

Los entusiastas siguen esperando una contratación galáctica como antaño. Similar a los fichajes de Florentino Pérez cuando trajo a Kaká, Cristiano Ronaldo y Karim Benzema en la misma ventaja de traspasos. Xabi Alonso fue otros de los que llegó. Pareciera que ya es el año para la ansiada incorporación de Kyliam Mbappé, quien tras otro año infructuoso con el PSG, vería con buenos ojos un cambio de camiseta.

Para la actual temporada, el Real Madrid no incorporó a ningún jugador. Debido a la pandemia provocada por el coronavirus, la gerencia deportiva del cuadro blanco se mantuvo quieta, encargándose solamente de dar salida a futbolistas.

Mientras tanto, el Santiago Bernabéu mantiene sus trabajos. Una gran inversión que convertirá al estadio en una potencia, aunque innecesaria para muchos.

Cambios con el pasar de los años

El estadio fundado en 1947 y con capacidad para 81.044 espectadores experimentó varias reformas a lo largo de su historia. Las dos más recientes, fueron bajo el mando de Florentino Pérez.

Entre 2001 y 2006 -plena etapa galáctica- se implementó el sistema integral de calefacción en las tribunas, un nuevo sistema de megafonía y video marcadores, ascensores panorámicos y escaleras mecánicas en las cuatro torres de acceso. También se ampliaron y construyeron nuevas zonas VIP y se aumentó la capacidad de 74.328 a 80.354. Finalmente, en 2011, se agregaron casi 700 localidades, lo que llevó al estadio a tener el aforo que ostenta hoy en día.

El Bernabéu es un estadio histórico de élite que albergó eventos históricos como la final del Mundial 82 (Italia 3-1 Alemania Federal), la final de la Champions League 2009/10 (Inter 2-0 Bayern Munich) y, por supuesto, la superfinal de la Copa Libertadores 2018 (River 3-1 Boca).

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.