fbpx
Beisbol

Cerrador estrella tuvo una idea para terminar el drama del uso de sustancias pegajosas: que MLB haga una

Liam Hendricks-Sustancias-MLB
Liam Hendricks es uno de los mejores cerradores de la actualidad

Las sustancias para mejorar el agarre de las pelotas es el tema más popular en el universo de Major League Baseball (MLB). Periodista escribieron al respecto, entre jugadores se acusaron públicamente y hasta técnicos entraron al debate sin ser protagonista activo. Pero nadie dio una idea similar a Liam Hendricks, cerrador de los Medias Blancas y una de las figuras de la actualidad.

Hendricks invitó a MLB a crear una sustancia universal, que le permita a los pitchers conseguir los beneficios que buscan, pero sin conseguir las ventajas que denuncian los bateadores. De esta forma, todos quedarán satisfechos y se terminará un debate que generó un ambiente de suspicacia que no se vivía en el beisbol desde la época de los esteroides.

La opinión del diestro es interesante. Como serpentinero, no negó que las sustancias como Spider Tack o la resina de pina proporcionan una ventaja importante a su favor. Además, tampoco negó que muchos de sus colegas abusan de estos pegostes y desmintió esa idea de que solamente la utilizan para tener un mejor control de sus envíos.

“Creo que antes todos estaban de acuerdo que se usaba solo una cosa de agarre”, dijo Hendriks a The Athletic, horas antes de convertir su 12ª oportunidad de salvamento consecutiva en una victoria por 5-2 de los Medias Blancas. “Y no hubo ninguna mejora en el rendimiento, no hubo nada de eso. El hecho de que adónde ha llegado ahora, en el que está teniendo un efecto positivo en quien lo usa, y no solo para controlar la pelota, sino también para mejorar el rendimiento, es un problema que debe abordarse”.

MLB MLBPA
MLB sancionará a los lanzadores que usen esas sustancias / AFP

Pero el taponero le dio una idea a MLB: bajar las amenazas y tomar control del problema. ¿Cómo hacerlo? Quitar las suspensiones y la persecución. Crear una sustancia que esté aprobada por los 30 equipos y que esté creada por un laboratorio que certifique que no le dará ninguna ventaja a los pitchers.

Sigo pensando que es necesario agregar una sustancia universal”, dijo Hendriks. “Porque si estás entrando en la novena entrada de un juego, estas pelotas han estado utilizadas por mucho tiempo y son prácticamente polvo. Es interesante cómo todo es como ‘seguir las reglas, de esta manera, de esta manera, de esta manera’, pero las pelotas se dejan afuera todo el tiempo y está controlado por el equipo local”.

¿Por qué usar sustancias, según Liam Hendricks?

Liam Hendricks no tuvo ningún inconveniente en asegurar que utilizaría una sustancia para mejorar el agarre de la pelota. Pero que sea una que mantenga el balance competitivo correcto. Que no provoque que sus pitcheos sean “imbateables”, como aseguró más de un toletero en la actualidad.

Pero Hendricks es un pitcher que entra al encuentro para el noveno episodio, cuando la intensidad está al máximo nivel y las pelotas ya tuvieron mucho tiempo en juego. Además, está convencido de que el equipo local también tiene sus mañas para sacar ventaja al respecto.

“Recuerdo lanzar contra un equipo donde sus jugadores obtenían pelotas súper oscuras, y el equipo visitante obtenía pelotas súper livianas, pelotas ligeramente frotadas”, explicó. “Sabías que estaba pasando. Creo que debe haber algún control sobre eso, tal vez un tercero que controle las pelotas que entran y salen. Tiene que haber una sustancia universal si esa es la ruta que quieren seguir. Creo que es una forma beneficiosa de asegurarse de que puedan demostrar científicamente que esto no aporta ningún valor al rendimiento”.

Y sus ideas las dirá con confianza y de frente a cualquier persona involucrado a las Grandes Ligas. Porque el taponero de los Medias Blancas entendería que alguien venga a dudar de sus condiciones, como hicieron con Trevor Bauer o Gerrit Cole. Es un caso para sospechar.

Hace cuatro años, Liam Hendricks era un tirador sin ninguna consideración en MLB. Estaba por las ligas menores con su recta que no llegaba a las 95 millas por hora. Sus envíos secundarios sin la mordiente necesaria para dominar a los mejores bateadores del mundo. Por eso lo dejaron libre varias organizaciones y solo le llegaron ofertas sin muchas garantías.

Hasta que llegó unos ajustes que cambiaron todo. Desde 2019 se convirtió en uno de los pitchers más intimidantes del beisbol, con una recta que llegará hasta 99 millas por hora y una curva que tiene un movimiento élite. Cualquier podría decir que se ayudó de alguna sustancia.

“Honestamente, estoy esperando a que alguien me llame por algo y luego iré al 100 por ciento a la defensa y diré: ‘Mira, ven a mí, no tengo nada que ocultar'”, dijo Hendriks. “En el 2018 fui designado para una asignación, estaba lanzando de 92 a 93 mph, cambié por completo mi programa de entrenamiento y eso también agregó millas por hora. No hace falta ser un genio para investigar eso y lanzar una bandera roja al aire. Pero, lamentablemente, es lo que sucede. Me iré a la tumba sabiendo que no he hecho nada malo en este juego”.

Sin embargo, no todos puede decir lo mismo y eso lo sabe el estadounidense. Aseguró que compartió equipo con pitcher que “la utilizaron y otros que no recurren a eso”. Además, admitió que el uso de esas cremas se “volvió algo normal en el juego”, por lo que llegó el momento para que MLB para que tome cartas en el asunto.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.