fbpx
Beisbol Marketing

¿Las sonrisas se pueden comprar? Los Mets creen que sí

Apodado Mr. Smile, Francisco Lindor ha lucido muy bien con los Mets
Apodado Mr. Smile, Francisco Lindor ha lucido muy bien con los Mets

Se convirtió en uno de los tópicos más famosos en la historia de los Mets de Nueva York.

Cuando el toletero Bobby Bonilla firmó un contrato de cinco años y $ 29 millones, para ese entonces el más rico en la historia del béisbol, el 2 de diciembre de 1991. Dijo durante su conferencia de prensa introductoria que los notoriamente exigentes fanáticos y medios de Nueva York nunca borrarían la sonrisa en su rostro mientras pasaba del pequeño mercado de Pittsburgh al mercado de medios más grande del país.

No funcionó del todo de esa manera. Bonilla terminó siendo canjeado a los Orioles de Baltimore después de tres temporadas y media de batallas.

Por supuesto, también regresó a los Mets a través de un canje para la temporada de 1999 en un movimiento que eventualmente llevó a lo que se conoce como el Día de Bobby Bonilla, cada 1 de julio.

¿Qué es el Día de Bobby Bonilla? Cada 1 de julio, Bobby Bonilla, de 57 años, cobrará un cheque por $1,193,248.20 de los New York Mets, como lo ha hecho y lo hará cada primer día del séptimo mes del año desde 2011 hasta 2035.

En el 2000, los Mets acordaron comprar los $5.9 millones restantes en el contrato de Bonilla.

Sin embargo, en lugar de pagar a Bonilla los $5.9 millones en ese momento, los Mets acordaron realizar pagos anuales de casi $1.2 millones por 25 años a partir del 1 de julio de 2011, incluido un interés negociado del 8%.

En ese momento, los dueños de los Mets estaban involucrados con una cuenta de Bernie Madoff que prometía rendimientos de dos dígitos en el transcurso del trato, y los Mets estaban listos para obtener una ganancia significativa, si la cuenta de Madoff producía. No lo hizo.

En cierta forma, Bonilla sigue sonriendo, pero los Mets no. Bonilla jugó por última vez para los Mets en 1999 y la última vez que jugó en las mayores para los Cardenales en 2001, pero recibirá pagos hasta 2035 (cuando tendrá 72 años).

Ahora parece que el dinero compró la sonrisa correcta

Conocido como “Mr. Smile”, el campocorto Francisco Lindor no hizo ningún pronunciamiento audaz cuando firmó un contrato de 10 años y $ 341 millones con los Mets en los primeros días de esta temporada luego de su adquisición de los Indios de Cleveland en un canje en enero.

Aunque Lindor tuvo un comienzo difícil en su primera temporada con los Mets y escuchó abucheos en el Citi Field, todavía tiene esa sonrisa en su rostro. Por supuesto. ayuda que los Mets estén liderando el Este de la Liga Nacional y Lindor está comenzando a jugar al nivel que le permitió ser seleccionado para cuatro Juegos de Estrellas y ganar dos Guantes de Oro y Bates de Plata de la Liga Americana durante un período de seis años con los Indios que comenzaron su carrera en las Grandes Ligas.

“Con suerte, puedo hacer lo que siempre he estado haciendo en mi carrera y la gente dirá, ‘ah, síhhhhhhh, fue así de malo'”, dijo Lindor a principios de esta semana con su sonrisa característica en una entrevista junto con el lanzador Dylan. Lesko de Buford, Ga., Con el Premio al Jugador Nacional de Béisbol del Año de la Escuela Secundaria Gatorade 2020-21.

Lindor estaba bateando apenas .185 en 43 juegos el 27 de mayo luego de la barrida de los Mets sobre los Rockies de Colorado en el Citi Field. El bateador ambidiestro de 27 años tuvo solo tres jonrones y nueve carreras impulsadas.

En los siguientes 39 juegos, ha bateado para .261 con seis jonrones y 21 carreras impulsadas. Eso elevó sus totales de temporada a .220-30-9 en 82 juegos.

Aunque las estadísticas aún no están al nivel acostumbrado de Lindor, tienen una tendencia al alza.

“Estoy tocando la pelota ahora, así que eso es un comienzo”, dijo Lindor. “He trabajado igual de duro desde el primer día hasta hoy. No tuve el éxito que quería, pero el equipo se quedó en primer lugar, lo que me encanta porque estamos ganando. Ahora solo quiero seguir adelante, jugar tan duro como pueda y ser más consistente “.

Lindor admite que su primer año con los Mets ha sido una transición

El bateador ambidiestro de 27 años jugó en un mercado más pequeño en Cleveland, donde era un gran favorito de los fanáticos y recibió mucha adulación. Ha tenido que demostrar su valía ante los fanáticos de Nueva York después de firmar uno de los contratos más lucrativos en la historia del béisbol en lugar de optar por la agencia libre al final de la temporada, lo que ha agregado otra capa de expectativas.

Los Mets no han estado en la postemporada desde 2016 ni han ganado una Serie Mundial desde 1986. El nuevo propietario Steve Cohen ha dejado en claro que su objetivo es ganar múltiples títulos y está listo para no escatimar en gastos en esa búsqueda.

“Ha sido un poco diferente, pero es genial”, dijo Lindor. “Me gusta la ciudad de Nueva York. Es un gran lugar, pero es diferente. Me alegra experimentar la ciudad de Nueva York ahora y no durante el (apogeo de) la pandemia sin que los fanáticos puedan ingresar al estadio. Los aficionados definitivamente nos ayudan a ganar partidos. Hace que todos se sientan mejor cuando están animando”.

“Amaba a Cleveland ya los fanáticos y siempre lo haré. Me animaron, me llevaron a mí y al equipo todos los días. Ayudaron al equipo a ganar muchos partidos. También estoy muy contento con el lugar donde estoy ahora. Los Cohen son una gran familia. Todos en toda la organización están de acuerdo con intentar ganar campeonatos. Son gente genial. Estoy disfrutando el viaje “.

Las sonrisas son contagiosas

Por supuesto, como mencionó Lindor, ayuda que los Mets estén ganando. Tienen un récord de 45-38 y lideran el Este de la Liga Nacional por cuatro juegos sobre los Filis de Filadelfia.

Los Mets también se están recuperando, ya que el segunda base Jeff McNeil, el jardinero central Brandon Nimmo y el jardinero derecho Anthony Conforto han regresado después de pasar un tiempo significativo en la lista de lesionados. Eso proporciona esperanza a los Mets pueden mejorar en su promedio de 3.65 carreras anotadas un juego, que ocupa el 29 º de los 30 equipos de la MLB y solo por delante de los Piratas de Pittsburgh.

“Nos hemos estado divirtiendo y ahora que estamos anotando más de cuatro carreras por juego es aún mejor”, dijo Lindor con una sonrisa. “Estamos agradecidos y muy agradecidos de tener a la mayoría del grupo nuevamente juntos ahora. Hemos pasado por muchas cosas, pero es un año largo. Tener a los chicos de regreso y tener éxito es genial. Sigo pensando que podemos jugar mejor”.

“Dice mucho que estemos en primer lugar con las lesiones que hemos tenido. Dice que los chicos compiten, muelen y permanecen juntos. Tenemos a los jugadores que van a hacer todo lo que sea necesario para ganar a diario. Estoy emocionado por lo que podemos hacer en la segunda mitad”. Sí, los resultados por los momentos, indican que haber pagado por Lindor y su eterna sonrisa, hasta en los momentos de slump, ha servido. Los Mets así lo creen, el boricua así lo ve y el fanático de Queens se contagió de esa sonrisa.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.