fbpx
Psicología

La depresión dejó de ser un tabú entre deportistas

Depresion-Deporte-Salud mental
La depresión convirtió el deporte amado de Béryl Gastaldello es una pesadilla- Foto cortesía

Como símbolo de debilidad, sufrir de depresión nunca fue una confesión que un deportista se sintiera cómodo de hacer público. Por mucho tiempo fue un tema tabú, en un mundo en el que el machismo reina y en el que sostener una imagen imbatible era importante. Parecía que tener salud mental es hasta menos importante que el físico.

Fue a la conclusión que llegó la nadadora francesa de 25 años de edad, Béryl Gastaldello. Su cuerpo estaba en buenas condiciones y había asimilado bien el entrenamiento, pero dentro de su mente había fantasmas que no la dejaban competir como deseaba. “Caí muy, muy bajo. Ya no tenía ningún control sobre mi cuerpo. Me recetaron medicamentos”, aseguró a medios internacionales.

Se trata de un testimonio que se escucha más seguido entre los deportistas. Lo que por mucho tiempo sería un motivo para descartar a un atleta de los principales equipos, ahora es común. Se trata de un cambio que celebran los especialistas, porque es una forma de salvar vidas y evitar desgracias que sucedieron en el pasado.

“Se han abierto mucho, los deportistas aceptan hablar un poco más de lo que sienten, son humanos, no robots”, explicó a la AFP, Cécilia Delage, psicóloga del deporte, que sigue a futbolistas del Lens pero también a saltadores y esquiadores.

“El deporte de élite no rima con la salud mental”

Durante mucho tiempo varios deportistas cayeron en depresiones hasta el punto de ver sus carreras desvanecerse. Adrian Mutu, Spencer Haywood y Gilbert Arenas son algunos de los atletas que no tenían paz mental y, al no hablarlo a tiempo, los excesos terminaron sacándolos de las canchas. Eliminar esa inseguridad para confesar los problemas, es la misión de la actualidad de los equipos.

“El deporte de élite no rima especialmente con la salud mental”, recuerda Makis Chamalidis, también psicólogo del deporte. “Sintiéndose en una misión”, pueden estar “en los extremos” y pasan de la “omnipotencia” de ganar al “‘soy pésimo’” del fracaso.

Kevin Love: "Tengo mucho que demostrar en las Olimpiadas"
Kevin Love ha confesado sentir depresión durante su carrera- Foto NBA

El final de una carrera o una lesión que dura mucho tiempo pueden ser también momentos difíciles.

En el INSEP, un instituto francés de rendimiento, donde crecen los campeones en potencia, el equipo de psicólogos ha aumentado en los últimos años. Cuentan con especialistas las 24 horas del día para tratar cualquier queja que presenten los deportistas, algo que impensado hasta hace algunos años.

“Cada vez tenemos más solicitudes de apoyo de los deportistas con una doble dimensión: psicológica y ayuda al rendimiento”, explica Anaëlle Malberbe, uno de los cinco psicólogos. “Los entrenadores son más abiertos con este tema”.

Deportistas rechazan el “derecho a fallar”

Errar un disparo en el baloncesto, fallar el penalti que le dará la victoria a tu equipo y cometer un error que le permita al rival anotar carreras. Son escenarios posibles dentro de las disciplinas y que, en lo estricto, no representaría ninguna desgracia. Sin embargo, para los deportistas puede ser el inicio de una pesadilla.

“El freno es: ‘eres un deportista de alto nivel, no tienes derecho a fallar’. Eso es falso”, describió rugbier neozelandés John Kirwan, que sufrió depresión. El atleta decidió gritar al mundo sus problemas de ansiedad con un libro, al que tituló: “Los All Blacks no lloran”. 

Trastornos de ansiedad, episodios depresivos, problemas de comportamiento alimentario, adicciones… “el deportista puede encontrarse con los mismos problemas que todo el mundo”, dijo Malberbe, especialista en la psicología deportiva.

Dentro de la población, una persona de cada cinco sufre o sufrirá una depresión a lo largo de su vida. Eso no tiene por qué cambiar si el individuo practica beisbol, baloncesto o fútbol, por lo que los atletas confiesen sus problemas solo puede ser visto como un avance.

¿Existen deportes que son más duros psicológicamente?

Ante la mirada del aficionado, es claro que hay deportes que son más exigentes físicamente. Correr durante 90 minutos puede ser más desgastante lanzar flechas a un blanco, pero ¿en el aspecto mental?

“Hay deportes donde existe una fuerte carga de entrenamiento, como la natación, la gimnasia, el tenis de mesa”, declaró Malherbe, con un riesgo de “sobreentrenamiento”, la variante del ‘burn out’ o desgaste profesional entre los deportistas.

“No es lo mismo golpear un balón que contar las baldosas cuando nadas 15 km por día”, profundizó Chamalidis, evocando la “soledad” de los “deportes de repetición”.

Coronavirus
La natación es uno de los deportes más exigentes mentalmente

El nadador francés Yannick Agnel, víctima de un ‘burn out’, dijo el año pasado que lamentó no beneficiarse de un apoyo psicológico suficiente.

“En el fútbol, hay muchos jugadores y pocas plazas, nos encontramos jóvenes que invierten demasiado en su práctica y no lo consiguen”, detalla también Delage.

Un punto positivo, dice ella, es el hecho de que ahora los psicólogos deportivos estén “identificados como una necesidad e integrados en los ‘staff’”, lo que permite la prevención. También es motivo para pensar que vienen mejores años para los deportistas en el ámbito psicológico, en el que acepten que no siempre tendrán éxito y lo aceptarán sin problemas.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.