fbpx
Beisbol

Astros todavía son perseguidos por el robo de señas, pero no como crees

Astros-Castigo-2017
Los Astros deben intentar ganar un campeonato en 2017

Hubo una razón detrás de por qué los Astros no estuvieron en ninguno de los rumores de los principales agentes libres de las Grandes Ligas. Trevor Bauer pudo ser un refuerzo idóneo para una rotación que no tendrá a Justin Verlander durante todo el 2021, pero nunca se asomó como un destino. J.T. Realmuto iba a ser receptor que los siderales tienen mucho tiempo buscando, sin embargo, nunca fue viable. Y George Springer, su estelar jardinero central, no consideró un retorno

El motivo para el equipo, que se quedó a una victoria de jugar la Serie Mundial en 2020, no se metió en negociaciones son las consecuencias de sus errores en 2017. El robo de señas utilizando tecnología que idearon los Astros todavía pesa a la organización. Va más allá de malos deseos o burlas por redes sociales. De acuerdo a un reportaje en The Athetic, podría obligar al conjunto a una restructuración profunda.

Porque las críticas de los aficionados que afirmaron que los castigos no fueron lo suficientemente severos, seguramente estuvieron injusticiados. Las sanciones que impuso Major League Baseball (MLB) complicaron a que los Astros a firmaran a agentes libres de alto nivel y se metieran en el mercado de cambio.

Al robar señas, Houston perdió sus selecciones de primera y segunda ronda tanto en el Draft universitario de 2021, como el de 2022. Por no cumplir el impuesto de lujo, de acuerdo al convenio colectivo, tampoco tendrán su cuarta y séptima ronda. Además de perder un millón de dólares de su fondo de bonificación para firmas internacionales en el 2022. Pero, MLB no se detuvo ahí.

Astros
Dusty Baker es el manager de los Astros / AFP

Como parte del castigo de sus acciones en 2017, MLB determinó que si los Astros firman a un jugador que recibió oferta calificada (Bauer, Realmuto o LeMahieu) perdería su tercera selección en el Draft de 2021. De esta forma, Houston evitará seleccionar peloteros jóvenes durante las primeras cuatro vueltas de los próximos dos Draft. En tiempos de limitaciones económicas, perder oportunidades de sumar prospectos es doloroso.

Sin embargo, ahí no terminaría el acecho del fantasma de su violación en 2017. Como George Springer firmó con los Azulejos, a los Astros se le debió acreditarle una selección en el Draft de cuarta ronda, sin embargo, ésta apenas se transformó en quinta vuelta.

Gerencia de los Astros tienen las manos atadas

Al analizar el róster de los Astros, son numerosos los espacios que tienen por llenar. Necesitan ayuda en la rotación, brazos de jerarquía para el bullpen y profundidad en sus jardines, sin embargo, la gerencia tiene muy pocos recursos para afrontar todas esas necesidades.

Principalmente, porque la imagen de la institución se encuentra golpeada. Son pocos los beisbolistas que miran con buenos ojos pertenecer a una organización que fue atrapada haciendo trampa. Muco menos una que reciben como enemigos en todos los estadios fuera de Houston. Además, producto de las pérdidas económicas por la pandemia, no hay dinero para convencer a los agentes libres con grandes cheques.

De acuerdo a Ken Rosenthal, intentaron firmar a Blake Treinen, pero éste aceptó la oferta de los Dodgers. Liam Hendricks, quien criticó durante a los Astros por el escándalo de 2017, nunca consideró el interés de Houston por sus servicios. Y, aunque intentaron por varias vías, nunca contrataron a un patrullero central para 2021.

“Probablemente no sea el mejor momento para que pierdan dos selecciones más altas del draft. Además de las cuatro que ya no tienen, por contratar a Realmuto o a un agente libre de ese tipo”, analizó Ken Rosenthal antes de iniciar la campaña.

¿Cambios de estrellas en el horizonte?

Debido a todas las pérdidas en las selecciones de universitarios, el único camino que tienen los Astros para sumar prospectos es el cambio de sus figuras. No hay otro. Claramente no será en la actualidad. Houston tiene uno de los mejores récords de las Grandes Ligas, sin embargo, éste podría ser la última oportunidad de la franquicia para ganar un campeonato a corto plazo.

José Altuve-Boston-Houston
José Altuve conectó dos jonrones en la serie ante Boston- Foto MLB

Carlos Correa será agente libre al finalizar el año y no hay mucho optimismo por un retorno a los Astros. Michael Brantley José Altuve, Alex Bregman y Lance McCullers están bajo contrato. Pero lo débil de las granjas de la organización provocará que no sea suficiente para competir con otros equipos más poderosos y en una mejor posición.

Así que ya sabe. Cuando escuche a alguien vociferar que MLB no reprendió suficientemente a los Astros, sonría y diga que es mentira. Quizás no le quitó el campeonato o tocó el bolsillo de los jugadores, pero se encargaron de golpear donde más duele a la organización: el futuro y la libertad para hacer movimientos.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.