fbpx
Otros deportes

Venezuela y sus dos caras en Tokio

venezuela-juegos-olimpicos-tokio
Yulimar fue la figura central / Agencias

Venezuela llegó a los Juegos Olímpicos de Tokio con una de las delegaciones más cortas en las últimas competiciones de la magna cita. 43 atletas, eran 44, pero se retiró Gabriel Maestre, conformaron un equipo que sustituía cantidad por calidad. Desde el principio se sabía que esta incursión sería histórica y al final así fue. 4 medallas (un oro y tres platas), y 6 diplomas fue la cosecha criolla.

A grosso modo, es algo nunca antes visto para el país. Es la actuación más importante de la historia del deporte venezolano. En calidad y cantidad. Los de Barcelona 1992 eran, hasta ahora, la actuación más importante en calidad con un oro y un bronce; mientras que, en cantidad, Río de Janeiro con 2 medallas de plata y una de bronce junto a Los Ángeles 1984 (3 de bronce) eran los más importantes.

Yulimar Rojas cargó con liderato de la delegación al ser la máxima figura de Venezuela en los Juegos. La Reina tenía la misión de lograr el oro en el salto triple y lo logró con récord mundial incluido. Detrás de la triplista, estaba un conjunto de deportistas con ganas de brillar. Daniel Dhers, una leyenda del BMX freestyle, debutó con una plata en Juegos Olímpicos, mientras que Julio Mayora y Keydomar Vallenilla demostraron que el éxito de su ciclo no fue casualidad y lograron dos platas.

En los diplomas las pesas lograron dos con Yusleidy Figueroa y Naryury Pérez, el karate también se embolsilló dos, con Claudymar Garcés y Antonio Díaz, este último con un sin sabor porque su kata era para montarse en el podio. Los otros diplomas fueron en judo con Anriquelis Barrios y Robeilys Peinado en atletismo.

Al final fue una actuación increíble, pero que se debe ver con lupa.

Venezuela y un dilema sobre a quién pertenecen las medallas

Muchos dicen que las medallas son de ellos, que la política deportiva demostró que Venezuela es potencia y que todo era un plan bien llevado. Al final, todo esto es una verdad a medias. Decir que las medallas de Yulimar Rojas y Daniel Dhers se hicieron en Venezuela es no vivir la realidad, aunque les parezca crudo.

Rojas quien comenzó su carrera en una de las Unidades de Talento Deportivo creadas por el gobierno venezolano, tiene, casi, cinco años en España con el Barcelona y el Team Pedroso. Además, cuenta con un patrocinante muy fuerte que le permite asistir a cuanta competencia se le presente. Así que su inicio fue en el país, pero el desarrollo deportivo que ha tenido no es enteramente venezolano. Además, ¿cuántas pistas de atletismo en excelente estado hay en Venezuela en este momento?

Por otro lado Daniel Dhers pasa por algo similiar, casado desde hace diez años con una empresa de bebidas energéticas que le patrocina todo. Su mentor fue el gran Dave Mirra, tan amigo y maestro que le cedió, antes de su trágica muerte, sus rampas. Residenciado en Carolina del Norte, el de Venezuela tiene su propio parque, así que decir que es una medalla hecha en el país es caer en hipérbole.

El caso de Julio Mayora y Keydomar Vallenilla es otro. Ellos han trabajado toda su vida bajo el sistema deportivo venezolano, pero su preparación para los Juegos estuvo entre República Dominicana, Colombia y Rusia. Incluso, Mayora aseguró que se irá fuera del país para la preparación rumbo al oro camino a París 2024. Y así pasa con la mayoría de atletas que lograron diplomas. Robeilys Peinado está en Polonia, Anriquelis Barrios en Japón, Antonio Díaz por su cuenta, mientras que Yusleidy Figueroa, Naryury Pérez y Claudymar Garcés si están enteramente en Venezuela.

La otra cara

También hay un conjunto de atletas que tuvieron muchos problemas en su preparación. La más resaltante, Ahymara Espinoza. La gigante de Río Chico salió en un video desde un campo de beisbol abandonado en el que practicaba el impulso de bala. Años atrás la misma hacía carrera en Europa del este.

Como ella también estuvo Andrés Lage, velerista que tuvo que vivir en su camioneta por varios momentos cuando iba de competencia en competencia y además, en Tokio tuvo que utilizar su propio barco.

Son realidades distintas y es imperante conseguir un equilibrio para el desarrollo de las distintas disciplinas y el apoyo a los diferentes atletas

¿Qué pasa con el sistema de cara a 2024?

Muchos han escrito que la empresa privada no ha puesto un centavo para la preparación y nuevamente es una verdad a medias. Las empresas privadas deben aportar el 1% de su ganancia neta anual para el Fondo Nacional del Deporte, organismo que figura de manera obligatoria en la Ley Orgánica de Deporte, Actividad Física y Educación Física proclamada en 2011.

Así que si, por ejemplo, tienes una empresa que genera un millón de dólares anual, el 1% de esa ganancia (10.000$) van para el Fondo Nacional del Deporte. Por esto muchas empresas deciden no apoyar de forma directa porque harían un aporte doble. Así que la clave pasa por ahí.

El Presidente de la República habló en cadena nacional y ordenó que se masificaran deportes como el BMX y el skateboarding, incluso aseveró que ya tienen sitios en mente para hacer parques de deportes extremos.

Posiblemente, luego de los homenajes que recibirán los atletas se prometerán recintos deportivos, pero no se puede olvidar el proyecto para los Juegos Bolivarianos Valles del Tuy 2021. Es cierto que a Venezuela le fue retirada la sede, pero la inversión era de 100 millones dólares y se prometieron 16 nuevas sedes, así que ese podría ser un paso importante para la Generación de Oro.

Pero también es notable que hay restricciones para Venezuela. Eso es algo innegable, conseguir vuelos desde el país es una tortura y debes hacer al menos tres escalas. Las cuentas del extranjero también juegan un papel importante y engorroso.

Al final no es una lucha de políticas. No se puede tapar la situación con un dedo y el trabajo de los actores debe venir desde Venezuela para poder decir con propiedad que las medallas son “made in Venezuela”.

Acerca del autor

Rowerth Goncalves

Mi pasión el deporte, mi vida el cine. Periodista y crítico cinemátográfico. Baloncesto, boxeo y olimpismo son mi carta de presentación

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.