fbpx
Otros deportes

El Atletismo venezolano a la espera de un milagro

atletismo-venezuela
El Brigido Iriarte espera por su pista / Cortesía

El atletismo venezolano con Yulimar Rojas como figura central logró muchos hitos deportivos en el último lustro a nivel internacional. internamente la crisis de instalaciones que presenta la disciplina es totalmente opuesta a la gloria brindada. En los últimos 5 años se aprobaron recursos para recuperar las pistas del país, pero aún no se remodela la primera.

Desde 2015 el gobierno nacional, de la mano del propio presidente de la república, Nicolás Maduro, prometió la recuperación de cuatro pistas de atletismo en Venezuela. Seis años después aún se espera la primera remodelación, incluso en cada visita de Yulimar tras ganar algún campeonato se hace la promesa.

En 2016 tras ganar el salto triple del Mundial Indoor celebrado en Portland, Rojas regresó al país y el Presidente prometió el plan de recuperación. Wilfredys León, presidente de la Federación Venezolana de Atletismo, recordó el episodio en una entrevista. También aseguró que “se gasta un dineral en la preparación de los atletas fuera del país cuando se podrían restaurar las pistas y tener una preparación local”.

Ahora, en 2021, tras una actuación histórica para Venezuela y en especial para el atletismo, el ejecutivo nacional habla del plan Sueño Olímpico París 2024 que se presentará en quince días.

La recuperación de instalaciones deportivas es uno de los pilares principales para la llamada “reserva deportiva”. En el atletismo es necesario para darle descanso al Polideportivo Máximo Viloria del estado Lara. Esa es la única pista que aún se mantiene en condiciones para albergar campeonatos nacionales.

Atletismo sin casa

En marzo de 2016 se hizo la promesa de invertir 6 millones de dólares en la recuperación de 4 pistas de atletismo del país. En ese momento no existía la figura del bloqueo financiero (esto llegó en el año 2018) así que surgen las preguntas de rigor, ¿qué pasó con esa inversión?

La respuesta pocas personas la conocen, pero con ese dinero se remozaban cada uno de los escenarios.

El atletismo nuevamente recibió la promesa en 2017 tras las dos medallas que se ganaron en el Mundial de Atletismo de Londres con Yulimar Rojas (oro) y Robeilys Peinado (bronce). Nuevamente la disciplina “pidió pista”, incluso Rojas alzó la voz, pero nuevamente se quedó en una promesa.

2018 y 2019 fue la misma historia. En el momento se abrió una luz, la recuperación de la grama del Brigido Iriarte (casa del Centro Nacional de Atletismo) por parte de equipos de fútbol. Ahí comenzaba otro problema, recuperar la grama era costoso y modalidades como el impulso de bala o el lanzamiento de martillo dañarían el césped.

Al final si se recuperó la grama, pero la pista de atletismo quedó a la deriva. Ahora en 2021 se espera nuevamente por la recuperación. Cuatro pistas ya debían estar instaladas, un Centro Nacional de Atletismo funcionando a su máxima capacidad y la masificación de una disciplina que cuenta con la mejor deportista en la historia de Venezuela.

En contraste todo parece al revés. Esta es una oportunidad de oro para darle su lugar al atletismo y no solo decir que una medalla olímpica fue hecha en Venezuela por una atleta que ya tiene cinco años fuera del país compitiendo al máximo nivel.

Acerca del autor

Rowerth Goncalves

Mi pasión el deporte, mi vida el cine. Periodista y crítico cinemátográfico. Baloncesto, boxeo y olimpismo son mi carta de presentación

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.