fbpx
Fútbol

Un “asesino silencioso” de los futbolistas está en la cancha y nadie lo ve

futbolistas enemigo silencioso

Las enfermedades neurológicas son uno de los temas más debatidos en la NFL, pero nunca era una preocupación para los futbolistas. Hasta la actualidad, porque exjugadores ingleses empezaron a mostrar preocupación por los problemas en la salud que pueden generar los continuos remates de cabeza que se hacen durante una extensa carrera.

Hasta nueve exfutbolistas presentaron una carta al secretario de Estado a cargo de los deportes en Inglaterra, Olivier Dowden, para que haga una investigación sobre el caso. Quieren que el gobierno se pronuncie sobre los posibles riesgos de cabecear una pelota para la salud del atleta.

Los firmantes, incluido el excentrocampista defensivo internacional Peter Reid y Viv Anderson, primer jugador negro que llevó la camiseta de la selección inglesa, tienen argumentos para mostrar preocupación. Un estudio de la Universidad de Glasgow realizado en exfutbolistas escoceses que evidenció que éstos tenían 3,5 veces más riesgo de morir por una enfermedad neurodegenerativa que la media. Impactar tantas veces la pelota con la cabeza es el motivo.

“Incluso aunque el estudio dice que no hay un vínculo establecido” entre los golpeos de cabeza y los problemas neurológicos, quieren que el gobierno “investigue un eventual vínculo. Además, si las pautas actuales se adaptan para proteger a los jugadores a todos los niveles de la competición”.

Después de todo, ya hay un caso de un otrora futbolista que terminó afectado. Expertos aseguraron que Nobby Stiles, quien falleció en octubre a los 78 años de edad, sufrió daños cerebrales que le provocaron demencia. Según los estudios de los especialistas, cabecear tantas veces la pelota era el principal motivo.

Stiles tuvo una carrera extensa como futbolista. Debido a su posición como centrocampista, continuamente fue al choque contra un rival para ganar un balón aéreo. Por lo tanto, el campeón del mundo en 1966, pudo haber sufrido una lesión neurológica que lo afectó durante sus últimos años de vida.

Más antecedentes para que los futbolistas se preocupen

De nuevo, los remates de cabezas no entran dentro de las preocupaciones de los futbolistas. Sin embargo, cada vez aparecen más motivos para alarmarse, por lo que Inglaterra seguramente será el punto de inicio para los deportistas.

Cinco miembros del equipo campeón del mundo en 1966 con Inglaterra presentan casos de demencia. Entre los más conocido está Bobby Charlton, quien fue compañero de Stiles en el Manchester United.

También hay lesiones físicas provocadas por los remates de cabeza. Ryan Mason se tuvo que retirar con 25 años de edad tras sufrir una fractura por un choque con Gary Cahill, quien también intentaba ganar un balón que estaba en el aire.

El peligro de los golpes de cabeza es notorio y se evidencia cada vez más. Raúl Jiménez, una de las figuras de la Premier League, terminó con fractura en un encuentro ante el Arsenal. “Hay duelos aéreos continuos. Es algo muy peligroso”, opinó Thiago Silva, experimentado defensor del Chelsea.

¿Es posible sacar los remates de cabeza del fútbol?

“No tengo muy claro que los futbolistas sean conscientes del potencial daño que tiene esto. Cuanta más investigación se haga y cuanto más se eduque a los futbolistas en este tema, mejor”, denunció Mason, quien disputó en 2017 su último partido como profesional.

Luego del estudio escocés sobre el tema, los remates de cabeza se prohibieron durante los entrenamientos para los jugadores menores de 12 años en Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. Ese camino lo marcó Estados Unidos, que los prohibió en 2015.

Pero algunas voces piden que esta prohibición se amplíe a los menores de 16 años. Incluso, Ryan Mason pronostica un fútbol sin remate de cabezas en el futuro cercano, porque los riesgos son demasiado elevados.

“No me sorprendería que en 10 o 15 años no hubiera cabezazos en el fútbol”, declaró durante una entrevista para la BBC. No solo por su caso, sino por posibles enfermedades que no permitan a los futbolistas tener una vida normal tras su retiro.

La temporada pasada, la Premier Legue ya meditaba hacer cambios en el reglamento para evitar las conmociones cerebrales. Pero todo quedó sobre el papel. Los remates, controles y disputa con la cabeza todavía están en el fútbol moderno.

En cambio, se avizora un reglamento que sea flexible para los jugadores que sufren conmociones cerebrales durante un encuentro. Sin embargo, las consecuencias a largo plazo solo se pueden resolver sacando los remates de cabeza del fútbo

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.