fbpx
Beisbol

Miguel Cabrera x 500: el boleto al olimpo del bateo

Miguel Cabrera-500-Jonrones
Miguel Cabrera alcanzó su principal objetivo de 2021

Luego de varios años idealizando la imagen en la mente, el momento llegó. Miguel Cabrera conectó el cuadrangular 500 de su carrera y ahora tiene un argumento numérico para aspirar a ingresar al olimpo de los bateadores, ese lugar que solamente está destinado para jugadores con estadísticas realmente especiales.

Este 22 de agosto de 2021 queda marcado en la historia del beisbol, sobre todo en el venezolano. Miguel Cabrera conectó el jonrón 500 de su carrera, ante el lanzador Steven Matz, en el Rogers Centre de Toronto, para empatar el juego 1-1 ante los Azulejos, en la parte alta del sexto episodio.

Cabrera necesitó 19 temporadas para alcanzar a esa cantidad de batazos de vuelta entera, sin embargo, los últimos dos años tuvo que responder sin cesar sobre sobre la meta de vuelacercas y ahora dejará de hacerlo. Ya no será necesario porque se convirtió en una meta alcanzada.

Pareciera que no pasó mucho tiempo desde que en las Grandes Ligas se conversaba del debut de un pelotero muy prometedor proveniente de Maracay, Venezuela. Un joven de tan solo 20 años de edad que bateó con mucha facilidad por las categorías inferiores de los Marlins y que el 20 de junio de 2003 fue ascendido al máximo nivel.


Lee también:


Desde ese mismo día le demostró al universo del beisbol que tenía una facilidad abismal para sacar pelotas del parque. Esa noche le dio la victoria a los Marlins con una conexión que abandonó el parque de Florida ante Al Levine en el episodio 11. Fue el primero de 500 batazos y el inicio de una carrera que estará en el sitial de los inolvidables.

“Miggy, ¿qué te pasó?”, se preguntó a sí mismo ante los periodistas cuando nota los cambios físicos que ha tenido desde su campaña de novato hasta la actualidad, con 38 años de edad y con 500 bambinazos dentro de su resumen curricular. “Pesaba bastante libras menos”.

¿Por qué es tan importante?

Ahora, ¿por qué es tan importante llegar a 500 jonrones en las Grandes Ligas? Bueno, de todos los peloteros que han pasado por el máximo nivel del beisbol, apenas 28 llegaron a esa cantidad. Es un grupo lo bastante selecto como para que todos en el Major League Baseball (MLB) preguntaran y convirtieran la búsqueda de Cabrera por esa cantidad en un evento digno de toda la atención.

“Cuando dicen: ‘oh vas a llegar a los 500’, puedes ver en sus caras lo emocionados que están”, contó durante una de las jornadas del Spring Training de Detroit. “Ellos se preocupan por mí tanto como yo por ellos. Significa mucho para mí, porque son mi familia. Si podemos mantenernos unidos y salir a jugar juntos, creo que seremos un equipo muy diferente”.

Un día, en medio de una reunión de trabajo y tormenta de ideas, se pone sobre la mesa el nombre de Miguel Cabrera. Fuimos a su casa y hablamos más que de beisbol.
Miguel Cabrera / Getty Images

Y vaya que tenía razón. Los aficionados del Rogers Centre de Toronto se unieron para aplaudir lo logrado por Miguel Cabrera y se fundieron en una ovación. Poco importó colores o el equipo que apoyara, todos los fanáticos le hicieron un reconocimiento a Cabrera para darle la bienvenida al olimpo de los bateadores, un espacio al que no tendrán acceso, aunque sí pueden elevar a un beisbolista con gestos como ese.

Ser parte de un grupo que solamente cuenta con 28 jugadores históricos confirmará que Miguel Cabrera es uno de los mejores toleteros de poder en la historia del beisbol. Y, nuevamente, se podrá ver a la par de leyendas como Eddie Murray, Eddie Mathews, Ernie Banks o Ted Williams, quienes siempre aparecen en las discusiones para conocer a los bateadores más talentosos que estuvieron en un terreno de juego.

La próxima meta de Miguel Cabrera

Con el objetivo del cuadrangular 500 ya logrado, ahora Miguel Cabrera tiene su foco en los 3.000 hits. Es otro número redondo y que es importante para esos bateadores como el venezolano, que marcaron una época y tienen la inmortalidad garantizada.

Si ya repetimos que apenas 28 beisbolistas han cerrado su carrera con 500 o más estacazos, esa lista se reduciría bastante si buscan a los peloteros que también lograron 3.000 incogibles. Sin lugar a dudas, Miguel Cabrera será el próximo.

JugadoresCuadrangularesHits
Hank Aaron7553.771
Alex Rodríguez6963.115
Willie Mays6603.283
Rafael Palmeiro5693.020
Eddie Murray5043.255

“Espero que podamos lograr ambas cosas”, le dijo a los reporteros que siguen a Detroit en el Spring Training, entre ellos Evan Woodberry, del Michigan Live. “Espero que podamos llegar a los 500 (jonrones) y 3000 (hits) este año. Es una de mis metas de la temporada”.

Las proyecciones indican que Cabrera terminará la actual zafra con 116 hits, por lo que terminaría la campaña regular con 2.982 incogibles. Estaría cerca de los 3.000, por lo que sería una hazaña a la que tendría que apuntar para los primeros dos meses de la siguiente zafra.

Los últimos años Miguel Cabrera dejó claro que priorizó el contacto antes que al poder. Se mantuvo con su mecánica de sus años mozos, con un swing plano y no por ese balanceo actual que busca aumentar el ángulo de salida para elevar la pelota, lo que estadísticamente provoca un aumento de los extrabases.

Una victoria ante las lesiones

Es curioso que, durante la conversación de los 3000 hits y los 500 jonrones, Miguel Cabrera haya recordado esa temporada 2015. Tenía 32 años en ese momento, y las lesiones lo comenzaron a limitar. De hecho, quedó campeón bate con solo 119 juegos disputados. Sus cuadrangulares bajaron de golpe a 18 esa temporada. Luego se recuperó para 2016 y los vuelacercas se incrementaron a 38. Ese Miggy, el de 2014 y 2015, es el mismo que él siente en este momento. Al menos es lo que le dijo a la prensa.

“Traté de trabajar duro (durante el inverno) para llegar en una buena posición al Spring Training y regresar a jugar en el campo (en la primera base)”, dijo el emblema de Detroit. “En los últimos tres años he estado lastimado. No quiero eso más. No quiero estar lesionado. Quiero hacer mi mejor esfuerzo. Quiero hacer todo lo que pueda para que podamos ganar”.

Es por eso que la zafra de 2021 estará llena de satisfacciones. Pasó por todo: problemas físicos, el peor slump de su carrera y la vuelta a un nivel aceptable. Además, fue el año en el que se unió al club de los 500 jonrones y oficializó que es parte del olimpo del bateo.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.