fbpx
Beisbol

Salvador Pérez y su exagerado poder para una temporada única

Los 40 jonrones están a la vuelta de la esquina para Salvador Pérez. Así poder unirse a un reducido grupo de receptores explosivos.
Salavador Pérez / Cortesía

La temporada 2020, acortada por la pandemia, sirvió técnicamente como el año de recuperación de Salvador Pérez. Se perdió el 2019 luego de la cirugía de Tommy John, y ganó un Silver Slugger, los honores del primer equipo All-MLB y el premio AL Comeback Player of the Year (Regreso del Año) de MLB.com en 2020.

En su primera temporada completa de regreso en el diamante, con un calendario tradicional y una lista de 162 juegos, Pérez, de 31 años, convirtió 2021 en un recordatorio de costa a costa de que todavía está entre los mejores receptores de las mayores.

A principios de este verano, comenzó su sexto Juego de Estrellas (séptima aparición) e hizo una aparición en el Derby de Home Run de la MLB.

Pérez continuó martillando ese punto cuando conectó su cuadrangular número 30 de la temporada el domingo 15, por la tarde. Envió una bomba de dos carreras a 450 pies hacia la fuente del jardín izquierdo en el Kauffman Stadium. Todo eso, mientras continuaba produciendo una de las temporadas de élite de hits de poder de cualquier receptor en la historia de las Grandes Ligas.

“Treinta es un gran número para cualquiera en cualquier posición”, dijo el manager de los Reales Mike Matheny, un exreceptor cuatro veces ganador del Guante de Oro. “Todos entendemos las demandas de esa posición, en particular, y cómo se las arregla para jugar esa posición. Para él, tener el tipo de temporada que ha tenido hasta ahora y aún le queda mucho tiempo, lo coloca en una categoría muy especial”.

Más que simples jonrones

Incluso sin jugar las nueve entradas, Salvador Pérez dejó marcas innegables en la actuación de los Kansas City Royals en Chicago el viernes.

Salvy se acercó a un punto de referencia ofensivo histórico a pesar de tener que salir temprano del juego debido a un foul que lo dejó con un bulto en la cabeza y provocó al trainer personal para revisarlo por una conmoción cerebral.

Pérez conectó dos jonrones en la victoria 6-2 en el inicio de la serie sobre los Cachorros de Chicago en el Wrigley Field de Chicago. Ha bateado 32 jonrones, el máximo de su carrera en una temporada, y proyecta alcanzar 43. Sólo cinco receptores han conectado al menos 40 jonrones en una temporada de todos los tiempos.

“Hay un nivel diferente de la rutina diaria de esta posición, punto, pero ser golpeado y luego ser capaz de ser el tipo de fuerza ofensiva es una mezcla tan rara”, dijo el estratega. “Al chico le encanta jugar y a mí me encanta verlo”.

Salvador Pérez dejó el juego después de la séptima entrada. El jardinero veterano Jarrod Dyson bateó de emergente por él cuando su lugar en el orden de bateo apareció en la octava entrada, y Cam Gallagher se hizo cargo detrás del plato en la parte inferior de la entrada.

La afamada lista de receptores explosivos

El primero en lograr alcanzar la cifra de 40 o más cuadrangulares en una temporada, siendo receptor fue Roy Campanella con los Dodgers de Los Ángeles en la temporada 1953. Luego, le siguió Johnny Bench (Rojos de Cincinnati) en 1970 y 72’.

En la historia de los Mets de Nueva York, han pasado varios caretas con poder, pero ninguno como Todd Hundle que mandó 41 pelotas a las gradas en 1996 y después, el miembro al Salón de la Fama, Mike Piazza lo acompañó.

La diferencia con Piazza, es que lo hizo una campaña con los Dodgers (1997) y cuando se vistió de Met, lo consiguió en 1999.

El último receptor que ha completado una temporada con 40 o más jonrones, ha sido Javy López, quien disparó 43 en su último año con los Bravos de Atlanta en 2003.

Tal como indica Matheny, “ser receptor y pegar jonrones no es tan común”. Es por ello, que son pocos los receptores que pueden conseguir un gran número de vuelacercas. Ni los MVP, Buster Posey o Joe Mauer, lograron ser tan explosivos como lo que está haciendo Salvy.

Se presumía que Wilson Ramos contaba con ese perfil de un cátcher con suma fuerza, cuando debutó en las Mayores. Sin embargo, su temporada más explosiva terminó con 22 cuadrangulares en total, en aquella zafra del 2016 con Nacionales de Washington.

El poder de Pérez no es casualidad

Es el decimotercer Real en conectar 30 jonrones en una temporada. También acumula 400 extrabases en su carrera. Está a cinco extrabases por debajo de su excompañero de equipo Billy Butler por el octavo lugar en la historia de la franquicia.

“El año que me perdí de mi Tommy John fue de mucha frustración”, dijo Pérez. “No me veo fuera del béisbol. Ese año fue muy difícil para mí, no jugar un solo juego. Creo que es parte de la vida. Simplemente me preparé, trabajando duro, tratando de hacer lo mejor (que puedo). Gracias a Dios por este año, manteniéndome saludable. Ojalá sigamos así y terminemos la temporada fuerte”.

Un buen final podría poner a Salvy entre las mejores temporadas de jonrones en la historia del club. Actualmente está en camino de 43 jonrones. Lo que le daría el segundo total más alto en una campaña en la historia de la franquicia detrás de los 48 jonrones de Jorge Soler en 2019.

“Significa mucho. Es uno de mis sueños intentar pegar 30 jonrones en una temporada”, dijo Pérez. “Doy gracias a Dios por eso. Todo el trabajo duro que hice en la temporada baja, tratando de ser un poco (más fuerte), trabajando con (entrenador de bateo de asignación especial) Mike Tosar, llamando (entrenador de bateo de las grandes ligas) Terry Bradshaw para ayudarme con mi swing, trabajando con (entrenador de banquillo / entrenador de recepciones) Pedro (Grifol) y todo eso.

Salvador Pérez se ha perdido un juego esta temporada. Eso se debió a una enfermedad, y aún habría jugado si hubiera sido por él. Sin embargo, los Reales no le permitieron asistir al juego debido a preocupaciones y protocolos de Covid.

“Si estoy sano, voy a jugar”, dijo Pérez. “Voy a jugar todos los días. Creo que las oportunidades llegan cuando juegas, cuando tienes esa oportunidad. Con suerte, puedo golpear más. Todavía un mes y medio “.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.