fbpx
Beisbol

Orlando Arcia reaparece en el mapa de unos Caribes con ambición continuista

Orlando Arcia Caribes
/ LVBP

En el bajo vientre del estadio Alfonso Chico Carrasquel está la oficina donde Samuel Moscatel gerencia a los Caribes de Anzoátegui. De una pared cuelga la pizarra acrílica que contiene los apellidos de todos sus jugadores. Esa especie de índice onomástico le permite al ejecutivo saber qué hay, qué falta y qué sobra cuando llegue la hora del combate; y en la columna de disponibles para la temporada 2021-2022 se ha agregado un nombre que llevaba dos años tachado: Orlando Arcia.  

Limitado su accionar en Grandes Ligas a treinta juegos durante esta zafra, el una vez prospecto premium de los Cerveceros de Milwaukee reaparece en el croquis oriental como potencial defensor del campocorto. “Hay una buena posibilidad de que juegue este año”, apuntó para Triángulo Deportivo el gerente general de Caribes, quien vislumbra un plantel casi idéntico al que ganó el campeonato en la contienda 2020-2021 con el valor agregado de un shortstop como Arcia, quien fue catalogado como el sexto entre los más prometedores prospectos de todas las mayores para 2016 según MLBPipeline.   

Arcia, quien no se reporta a Caribes desde la refriega 2018-2019, redecora una línea central que contará desde el principio del campeonato con Jesús Sucre y Tomás Telis en la receptoría, Andruw Monasterio en segunda; Orlando Arcia y Luis Sardiñas en el campocorto; y Herlis Rodríguez en el jardín central, sin descartar a Rafael “Balita” Ortega. “No he hablado con él sobre eso porque no me gusta conversar con los peloteros sobre el beisbol venezolano mientras están en su temporada de Grandes Ligas”, advirtió Moscatel.

Muchas llamadas

“Pero Willians Astudillo, que anda fiebrúo y llama cada dos días, me comentó que habló con Ortega y que ambos quieren uniformarse desde temprano”. Ortega vive el año de su vida en el Circo Máximo con los Cachorros de Chicago: doce dobles y diez jonrones en 261 turnos, con 111 de OPS ajustado. Jamás había jugado tanto y tan bien en el vértice superior del beisbol. “En mi estructura no estoy contando mucho con él (debido a su status), pero hay otros tres nombres para los jardines: Astudillo para el left, Herlis Rodríguez para el center y Oswaldo Arcia para el right”, desgranó Moscatel, quien cruza los dedos para contar de nuevo con Ortega, quien en las últimas tres ediciones de la LVBP conectó para .302, con .409 de porcentaje de embasado, .480 de slugging y .902 de OPS.

Primera base y desginado para Caribes

En el diseño del campeón defensor del beisbol venezolano para la confrontación 2021-2022 se yerguen dos alternativas para la primera base y el rol de designado: Balbino Fuenmayor y el exbigleaguer José Celestino López, quien hasta 2020 descolló en la exigente pelota japonesa. Mientras que para la otra esquina, la de tercera, ya se prepara Niuman Romero, capitán del equipo y quien se apresta para su décimo sexta campaña en la liga.

Si en algún departamento espera tener profundidad Caribes es en el cuadro interior. Porque además de Celestino y Fuenmayor en primera, Monasterio en segunda, Romero en tercera y el tándem Sardiñas/Arcia en las paradas cortas, el mánager Mike Álvarez dispondrá de dos jóvenes que tienen intenciones de unirse a la Tribu: Diego Castillo, que trae una colecta de 844 de OPS entre AA y AAA, y Oswaldo Cabrera, con 29 dobles y 24 bambinazos en AA para la filial de los Yanquis de Nueva York.

¿Un candidato a Novato del Año por parte de Caribes? Moscatel considera que no tiene a nadie con ese perfil, mas no por falta de condiciones. “Es que no hay espacio”, explica el ejecutivo. “Si uno de esos muchachos juega lo suficiente como para ser considerado aspirante a Novato del Año es porque pasó un accidente, porque algún titular se lesionó. Pero contaremos con varias promesas”.  Además de Castillo y Cabrera está el outfielder Eduardo Díaz (21 jonrones entre clase A fuerte y AA con los Cascabeles de Arizona) y el pitcher Andrés Sotillet (quien trabajó este año en los afluentes AA y AAA de los Reales de Kansas City, con ponches y boletos por doquier).

El reto del pitcheo

En el torneo anterior del beisbol profesional venezolano, el de Caribes de Anzoátegui fue uno de los cuerpos monticulares menos aporreados. Y el cuerpo de abridores, el más efectivo (3.76). El reto para la novena anzoatiguense es darle continuidad a ese sorpresivo desempeño. “Para la rotación contaremos de nuevo con Mayckol Guaipe, David Martínez, Wilfredo Ledezma, Liarvis Breto y uno o dos importados que ya hemos contactado”, precisó Moscatel. “No contaremos esta vez con Andrés Machado, quien quiere mantener el rol de relevista que le han dado este año en Grandes Ligas (con los Nacionales de Washington).

No obstante, Machado sí está en el organigrama como relevista, al igual que Lester Oliveros, Jairo Díaz (“tiene intenciones de lanzar este año”, dijo Moscatel sobre el diestro con paso por las mayores), José Quijada y Mauricio Llovera, estos últimos con llamado al Big Show este año.

Caribes de Anzoátegui tiene previsto comenzar sus entrenamientos hacia el 10 de octubre, aunque para los primeros días de ese mes ya deben estar reportándose por el Chico Carrasquel de Puerto La Cruz varios peloteros oriundos de la región oriental. Todos estarán bajo la vigilancia del piloto Mike Álvarez, quien tiene previsto llegar al país a finales de septiembre, posiblemente hacia el día 29. El monarca de la LVBP no tiene la menor intención de abdicar. 

Acerca del autor

Carlos Valmore Rodríguez

Periodista deportivo, especializado en la fuente de beisbol. Graduado en la UCAB en 1999. He trabajado en El Nacional, Líder, Meridiano, Unión Radio, IVC, Beisbolplay.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.