fbpx
Columnistas

La carta de navegación de Magallanes para la travesía 2021-2022

magallanes
/ Prensa Magallanes BBC

Un juego separó a los Navegantes del Magallanes de la final en la temporada 2020-2021 del beisbol profesional venezolano y en La Nave esperan ganarlo en la 2021-2022.

Sin patente de corso para adentrarse en mares territoriales de Major League Baseball, la embarcación bucanera mantiene su quilla en aguas internacionales. No está varada, que quede claro. Las propelas se mueven en otras direcciones mientras llegan noticias del gobierno de Estados Unidos.

Hasta tanto la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) no saque al Magallanes de su lista de tachados, la gerencia debe abstenerse de hacer planes con jugadores o técnicos que estén bajo jurisdicción de MLB. Ya llevan dos temporadas en zona de exclusión, así que sus ejecutivos están entrenados en estas lides. Así, limitados, nombraron mánagers y coaches. Con esa camisa de fuerza firmaron importados. En Valencia no quieren victimizarse por ser una novena “proscrita”. Los filibusteros pretenden competir, de igual a igual, aún en medio de las diferencias, con los seis elencos que sí podrán servirse de recurso humano extraído de las mayores.

La línea central

La línea central que avista el Magallanes para la contienda 2021-2022 guarda similitudes con la que trazaron los corsarios en la 2020-2021. En el escenario ideal Carlos Pérez será el receptor.  Y no uno cualquiera. Hablamos de un catcher que estremeció al pitcheo enemigo en la temporada pasada de la LVBP (.321 de promedio, .518 de slugging, .863 de OPS), arrodilló a los escopeteros rivales de Venezuela en el repechaje preolímpico de Arizona y marcha líder  jonronero e impulsor en la conferencia Oeste de la categoría AAA (31 y 88).  Todo este torrente de batazos estará a disposición del mánager Wilfredo Romero…. hasta que Pérez salga de la agencia libre y firme un contrato con algún combinado de la Gran Carpa.

En ese escenario emerge la figura de Oscar Hernández.


Lea también:


Pablo Sandoval tiene planes de jugar con Magallanes esta temporada


El enmascarado falconiano es el seguro de vida detrás del plato para el navío valenciano. Con los Senadores de Caracas, campeones de la recién nacida Liga Mayor de Beisbol Profesional, Hernández no solo aportó con la mascota, sino que bateó para .298, con .413 de porcentaje de embasado. Recordemos que ha hecho escalas en Grandes Ligas, la última de ellas en 2020. Pareciera ser una pieza a la medida de la LVBP.

Otra alternativa para ponerse los aperos en Magallanes es Arturo Nieto, pero el mayor peso recaerá en los dos catchers que han estado en MLB.

El dúo de los dobleplays

La mala defensa ha sido una enfermedad crónica del Magallanes desde hace varios años. Ningún escuadrón pifió más que el cabrialense entre las contiendas 2018-2019 y 2019-2020. No obstante, la 2020-2021 fue una temporada expiatoria para los Navegantes, que confían en que su combinación alrededor de la segunda base genere múltiples dobles matanzas.

El encargado de las paradas cortas será Engelb Vielma, quien durante el certamen anterior no solo protegió bien su parcela, sino que se descubrió como bateador, al tronar para .323, con .406 de OBP y .944 de OPS, todas cifras tope para él en la LVBP. Gabriel Noriega es otra posibilidad.

En la segunda base habrá un nuevo plato en el menú. Rayder Ascanio, ausente en las dos lidias previas por pertenecer al sistema MLB, regresará al José Bernardo Pérez como una de las respuestas para la adulterina. Se mantendrá con el club hasta que firme contrato con algún conjunto de las mayores. En caso de que así sea, los eléctricos manejan otras alternativas, que van desde el brasileño Leonardo Reginatto hasta Gioskar Amaya.

El centerfield es un conuco adjudicado al patrullero estadounidense Cade Gotta, uno de los más rendidores importados que ha venido al país durante el último lustro. En ese lapso (contando a partir de 2016) ningún extranjero ha consignado más hits que el hiperactivo toletero derecho, cuyo promedio de .311 en dicho periodo es el tercero entre los mayores para un forastero con al menos 500 apariciones por estos lares. 

Batazos a la vuelta de la esquina

Las esquinas del infield pueden ser manantial de batazos que calme la sed de carreras a bordo. 

La primera opción para calzarse el mascotín en los Navegantes la tendrá el colombiano Reynaldo Rodríguez, con quien todavía falta acordar algunos puntos contractuales. Rodríguez solo sacó tres pelotas en la 2020-2021 y no mostró mucha fuerza en México durante el verano (cuatro bombazos en 234 turnos), pero sigue siendo un chocador incontinente y uno de los paleadores forasteros más atemorizantes que ha habido en la LVBP en el último quinquenio.

La gerencia del Magallanes no descarta la posibilidad de empadronar a Yangervis Solarte, quien pudiera estar migrando por distintas posiciones, entre ellas la primera base.

Es todavía prematuro incluir entre las opciones a Renato Núñez, quien forma parte de una organización de Grandes Ligas como los Cerveceros de Milwaukee. No obstante, tomen en cuenta que vino en la lidia anterior. 

En la tercera base muy posiblemente habrá una especie exótica para la 2021-2022: El Panda Pablo Sandoval, quien tiene plena disposición para regresar a su camarote. Sandoval, que pudiera pendular entre primera, tercera y el rol de designado, recibirá el apoyo tanto de Reginatto como de Alberto González, de quien se espera tenga bastante actividad. Recordemos que Gabriel Noriega también puede plantarse allí. 

Los jardines también tienen esquinas, y las de Magallanes llevan nombres. Por ejemplo, para el bosque derecho se erige Alberth Martínez, quien a la chita callando es el bucanero con mejor OPS (800) y más remolcadas (102) en las últimas cuatro contiendas.

Para la izquierda hay variedad: desde Juan Infante, Jugador Más Valioso de la Liga Mayor de Beisbol Profesional, hasta Jackson Varela. Tomen en cuenta que Magallanes tienen hasta seis cupos de extranjeros y todavía hay una vacante de incógnito.

Para la rotación

El Pitcher del Año en la temporada pasada de la LVBP presidirá el quinteto de iniciadores del mánager Romero para la 2021-2022. Erick Leal tiene su escaño garantizado, al igual que Wilfredo Boscán. Luis Blasini, integrante de la gerencia carabobeña, acotó que la oficina cuenta con el zurdo Gabriel García, antiguo relevista zurdo de la escuadra y quien se ha instalado en el beisbol mexicano de verano como abridor. “Un importado estará en la rotación y quedan las interrogantes sobre cómo será la recuperación de Henderson Álvarez, si podremos tener a Robert Zárate y qué pasará con Félix Doubront, quien está lanzando en Asia”, intervino un ejecutivo de La Nave. Yohander Méndez no satisfizo las expectativas un año atrás, pero es otro nombre a tomar en consideración.   

Las cabezas del bullpen del Magallanes serán Arcenio León (recién adquirido de las Águilas del Zulia en un cambio y quien pinta para cerrador), Wilking Rodríguez, Jorge Rondón, el estadounidense Brandon Quintero y Anthony Vizcaya.

Descertificado por la OFAC, Magallanes espera tener credencial de clasificado a postemporada y ganar ese jueguito que los separó de la final en enero. Deberá hacerlo fuera del mar territorial de la MLB, un escollo formidable, como el estrecho que le da nombre al equipo con más antigüedad de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Acerca del autor

Carlos Valmore Rodríguez

Periodista deportivo, especializado en la fuente de beisbol. Graduado en la UCAB en 1999. He trabajado en El Nacional, Líder, Meridiano, Unión Radio, IVC, Beisbolplay.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.