fbpx
Beisbol

El Caracas tiene cómo recuperar el respeto perdido

Caracas
/ Prensa Leones

Lo bueno para los Leones del Caracas en la próxima temporada del beisbol profesional venezolano es que solo les será posible mejorar con respecto a la anterior. Nada podrá igualar -ni menos empeorar- la hecatombe de la 2020-2021, cuando la divisa implosionó.

“Eso ya quedó atrás. Somos los responsables de devolverle a este equipo su prestigio”, dijo el nuevo mánager, José Alguacil, en su primera reunión con el plantel.

Con nuevos brazos para el pitcheo, lineup remodelado y más piezas a disposición, los capitalinos aspiran a plantarse entre los tres primeros de la ronda eliminatoria para acceder al round robin. Luce improbable que el tan ansiado título 21 se celebre en el 22.  Mas el solo hecho de que la novena recupere el amor propio le devolverá algo de autoestima a su feligresía.

La línea central de los Leones tendrá nuevos aditivos. La receptoría, para comenzar por ahí, se robusteció. Además de Johnny Pereda (Novato del Año la contienda anterior) y Alfredo González, los capitalinos dispondrán del recién llegado de Caribes de Anzoátegui Erick Castillo, quien viene de escalar hasta las Grandes Ligas.

Ahora bien, si la gestión que está haciendo la gerencia fructifica, es posible que ninguno de los mencionados sea el enmascarado titular.

En la oficina de los metropolitanos tienen conversaciones adelantadas para firmar al careta Rafael Marchán, quien subió a las mayores en 2020 y 2021. Marchán no es reserva de equipo alguno en la LVBP y tiene decidido participar este año en la LVBP. Los Leones esperan que se retrate con ellos.  

Nuevas herramientas

Caracas tiene en su plantilla al también grandeliga Keibert Ruiz y con él había un plan que se alteró cuando los Nacionales de Washington le asignaron la titularidad detrás del home. “No sé si le vayan a dar permiso”, dudó el gerente deportivo, Richard Gómez.

Para la segunda base, el Caracas preparará un coctel que contiene a Ronny Cedeño, César Valera, Miguelangel Sierra y Yosmani Guerra. Valera, Sierra y el cubano Guerra son nuevas herramientas para la novena. A Guerra (.355 de promedio y .483 de porcentaje de embasado luego de dos campañas en la LVBP), la gerencia lo ve como bateador designado, pero el jugador quiere saltar al campo porque, según él, jugar defensa es sano para su ofensiva. Sierra viene de incursionar en AAA para la organización de los Astros de Houston. Valera fue uno de los refuerzos de Senadores de Caracas para la final de la Liga Mayor de Beisbol Profesional.

El titular de la cuenta en el campocorto de los Leones del Caracas será, de nuevo, Wilfredo Tovar, quien hará acto de presencia a partir de la primera semana de torneo. Pero, a diferencia de campeonatos anteriores, cuando Tovar era alfa y omega de las paradas cortas, el combinado avileño maneja una alternativa para cuando Tovar falte: el campeón mundial Sub23 Antonio Piñero, quien en las filiales de los Cerveceros de Milwaukee solo cometió tres errores en casi 250 innings como torpedero.  

El plan A de los Leones del Caracas es instalar en el bosque central a Anthony Jiménez, tomado de los Tigres de Aragua en un cambio. “Es el que más ha jugado la posición”, dicen desde la oficina. Jiménez fue campeón con Senadores de Caracas en la edición genésica de la Liga Mayor de Beisbol Profesional.

En las esquinas del infield

El Caracas ya identificó cuáles será su menú para alimentar la inicial y la antesala. En la primera base estará Leandro Cedeño, quien acaba de aterrizar en la UCV como parte del canje que envió a Caribes de Anzoátegui a los grandeligas Asdrúbal Cabrera y Víctor Reyes. Cedeño golpeó 12 jonrones en 361 turnos este año entre Clase A fuerte y AA con los Cardenales de San Luis. Asistió al primer día de prácticas del club.

El otro candidato a ponerse el mascotín es Aldrem Corredor, quien tuvo OPS de .718 entre clase A fuerte y AA de los Nacionales de Washington.

Para el tercer cojín, hay para escoger entre los mismos ingredientes que aliñarán la intermedia: Valera, Cedeño, Guerra, Sierra. En esta mezcla no está incluido Luis Alejandro Basabe, quien no tiene planes para jugar pelota invernal, según la directiva.  

En los extremos del outfield

¿Quiénes flanquearán en los jardines al centerfielder Anthony Jiménez? Para el bosque izquierdo insurge el nombre de Romer Cuadrado, quien tuvo .376 de porcentaje de embasado con el Caracas la temporada previa y viene de sacar diez pelotas en 278 turnos con el tributario AA de los Dodgers de Los Ángeles.

Así está previsto, al menos, mientras se suma el grandeliga José Rondón, quien ha manifestado su deseo de custodiar los bosques y no tanto el cuadro interior. En cuanto llegue Rondón (se espera que lo haga temprano) alineará regularmente. Viene de su año consagratorio en la LVBP, con siete cuadrangulares, 31 remolques, .316 de promedio, .394 de OBP, .697 de slugging y 1.001 de OPS.

Para el jardín derecho se empina Alexander Palma, quien produjo 27 anotaciones para el Caracas en la 2020-2021 y remitió 13 bolas a las gradas este verano para la filial AA de los Cerveceros de Milwaukee. Aldrem Corredor es otro nombre a tomar en consideración para las esquinas del outfield. El mirandino de 23 almanaques Leobaldo Cabrera enseñó poder en las fincas de los Mellizos de Minnesota.  Es otra pieza a tomar en consideración.

En diciembre, el escuadrón felino pretende incluir al grandeliga Harold Castro ¿En qué posición? Es lo de menos. Castro juega donde lo pongan. Y en esta liga le bateará al que lo pongan.

Un pitcheo remodelado

En la campaña 2020-2021 de la LVBP, el pitcheo del Caracas quedó reducido a informes restos. 5.92 fue la efectividad colectiva del departamento monticular, la peor en toda la existencia de la franquicia. Sus abridores descendieron al averno: 7.01 de efectividad grupal.

En la 2021-2022 esto debe cambiar.

El Caracas tiene tres brazos con experiencia en Grandes Ligas para integrar la rotación. El carobobeño José Mujica (quien hizo cumbre en el Big Show hace un año) fue zarandeado en AAA durante 2021, pero enseña estampa de abridor del juego inaugural. Será su debut en el circuito local. El estadounidense Alex Sanabia sumó más de cien innings arriba con los Marlins de Miami entre 2010 y 2013 y fue dominante en sus dos certámenes aquí con los Navegantes del Magallanes. En 2021 estuvo efectivo en un competitivo circuito independiente de Norteamérica, la Atlantic League: 2.43 de efectividad en 33.1 innings.

La edición anterior de la LVBP fue un suplicio para el fugaz bigleaguer criollo Ronald Herrera (31.76 de efectividad y 4.41 de WHIP), pero en la oficina opinan que merece otra oportunidad, habida cuenta de que volvió a lanzar en el norte este verano en la Frontier League, un circuito autónomo.    

El nicaragüense Kevin Gadea es el único importado de Caracas que viene de trabajar en el sistema MLB: tuvo 2.61 de efectividad en 41.1 tramos entre los afluentes AA y AAA de los Yanquis de Nueva York. Gadea no vendrá a terreno desconocido: se portó a la altura (2.70 de efectividad en 30 capítulos) en la zafra 2016-2017 con los Tigres de Aragua. Así que en la batería de iniciadores del combinado capitalino hay tres sembrados: Mujica, Sanabia y Gadea, con Herrera como cuarta espada.  

Otras posibles llegadas a la lomita

La rotación de los Leones pudiera incluir también al recién ascendido al Circo Máximo Jhonathan Díaz, siempre y cuando los Angelinos de Los Ángeles lo autoricen; y en algún momento al grandeliga Jhoulys Chacín, quien ha expresado interés en lanzar.

Hay otros dos efectivos con posibilidad de abrir juegos con los melenudos: el zurdo Aliángel Frank López (lo único rescatable del pitcheo iniciador del Caracas en la 2020-2021) y el derecho sucrense de 23 años de edad Jesús Rodríguez, quien llegó hasta AA este año dentro de los Tigres de Detroit.       

El relevo, orgullo de la gerencia

Si de algún renglón se envanece la gerencia de los Leones del Caracas es del cuerpo de relevistas.

A Miguel Socolovich, Loiger Padrón, Jesús Zambrano, Félix Carvallo, Luis Amaya y Yoimer Camacho les llegará ayuda. El derecho Andrés Pérez vino de Caribes de Anzoátegui; el diestro Eduardo Paredes, de las Águilas del Zulia; el zurdo Luis Ysla, de los Tigres de Aragua. José Torres, exgrandeliga y Cerrador del Año en la Liga Mayor de Beisbol Profesional, es candidato para asumir uno de los innings finales. Ricardo Rodríguez llegó a lanzar en las mayores.  Nunca ha lanzado aquí y podría hacerlo ahora. Norwith Gudiño se lució en las aulas de los Gigantes de San Francisco. Otro tanto hizo Edwuin Bencomo en los Padres de San Diego.

El brazo que puede terminar de blindar el bullpen viene de las Grandes Ligas: Anthony Castro. “Ya tenemos acuerdo económico con él”, dijo el gerente deportivo, Richard Gómez. El derecho de los Azulejos de Toronto también acordó términos con el Caracas la temporada anterior, pero luego dio marcha atrás y se quedó por allá. Es posible que ahora sea distinto.

Personajes del Bigshow como Carlos Carrasco, Germán Márquez, Adbert Alzolay, Andrés Giménez, José Lobatón, Gerardo Parra, Eugenio Suárez y Gleyber Torres no aparecen en la planificación.

El Caracas tendrá un cuerpo técnico de lujo, con José Alguacil como timonel, Lipso Nava como coach de banca y Wilson Álvarez como instructor de pitcheo. Víctor Gárate se mudó de la oficina del mánager a la de asistente a la gerencia para apoyar a Richard Gómez. Son otros motivos para pensar que el calvario de los Leones en la 2020-2021 no tendrá bis en la 2021-2022.

Acerca del autor

Carlos Valmore Rodríguez

Periodista deportivo, especializado en la fuente de beisbol. Graduado en la UCAB en 1999. He trabajado en El Nacional, Líder, Meridiano, Unión Radio, IVC, Beisbolplay.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.