fbpx
Hipismo

Omar Rosillo: “Es un orgullo seguir con el legado de mi papá”

Omar Rosillo feliz con su campeona Sadovalera
Omar Rosillo, orgulloso de sus animales / Dimensión Hípica

El joven Omar Rosillo asumió las riendas del Stud San Ros, los selectos colores de la yegua campeona Sandovalera en el Hipódromo La Rinconada. El propietario corrió la cortina y reveló detalles en su nuevo rol.

Nació hace 35 años en Maracay, Estado Aragua. Tras el fallecimiento de su padre Omar Rosillo, atiende los ejemplares en La Rinconada y junto a su madre, la señora Nora Sandoval.

El Stud San Ros, es una divisa ganadora de copas y clásicos por excelencia. Disfrutaron a La De Horacio y hoy acarician el pelaje de su mayor tesoro: Sandovalera, invicta en nueve presentaciones y principal carta de Venezuela en el Clásico del Caribe.

“Es una responsabilidad hombros que no hubiese querido tener, peor las circunstancias de la vida son las que son y hay que aceptarlas”, dijo Omar Rosillo.

“Hay que echarle pichón. Para mi es un orgullo seguir con el legado de mi papá. Tratamos de prestarle el mejor apoyo a todos los entrenadores como propietarios que somos, en el tema de suplementación, alimentación y cuidados de los caballos”, expresó.

Rosillo: “Uno de mis sueños era tener una Bambera”

Omar Rosillo es joven, pero se definió como un apasionado del hipismo venezolano, gracias a su familia que son hípicos; agregando a su tío el recordado jinete Argenis Rosillo.

“Empezamos hace 15 años. Uno de mis sueños era tener una yegua como Bambera. Ha salido Sandovalera en lo que llamo la lotería genética, donde sales premiado y nosotros hemos salido premiado con la capacidad corredora de esta yegua”, resaltó.


Lee también:


“Además, trabajar porque se encuentre bien a través de sus vitaminas, suplementos, de estar monitoreando que no tenga deficiencias de minerales y aminoácidos”, dijo.

“Es intentar mantener a Sandovalera en el tope de condiciones que es lo más complicado en un ejemplar de carrera”, añadió Omar Rosillo en su oficina en la caballeriza rodeado de trofeos y fotos de los éxitos de sus ejemplares.

“La primera opción es Jaime Lugo”

El propietario del Stud San Ros se expresó sobre la próxima carrera de Sandovalera y su jinete para el Clásico del Caribe.

“Vamos marchando día a día sobre la salud de la yegua. Está en los planes viajar al Clásico del Caribe. Ya estamos hablando con la Comisión Hípica del Caribe para determinar la fecha del viaje”, manifestó.

“Aun no tenemos claro si vamos a correr acá o nos vamos directo al Clásico del Caribe. Sandovalera es la que nos va a decir con su salud y como se vayan dando las condiciones que vamos a correr”, declaró Omar Rosillo.

Expuso de que no está alejado correr el Clásico Simón Bolívar. “Descartado, no. No podemos hablar en términos absolutos que voy a correr esta carrera o esta. Tenemos que ir viendo porque son semanas de trabajo. Hay que esperar”, acotó.

En relación al Clásico del Caribe y el visado tanto del jinete Jaime Lugo y el entrenador Ricardo Rosillo, informó de que la Comisión Hípica de Caribe, de Venezuela, está realizando todos los esfuerzos parta tramitar los visados.

“No está descartado ninguna de las opciones y de que vayamos con su jinete habitual Jaime Lugo y de mi primo Ricardo Rosillo”, dijo.

Omar Rosillo admitió que tiene un plan B, pero no se ha concretado nada con ningún jinete que cumple campaña en el exterior para montar a Sandovalera. “Para nosotros, la primera opción es el jinete Jaime Lugo por todo lo que representa”, resaltó tajantemente.

Omar Rosillo: “El hipismo se lleva en la sangre”

El joven propietario subrayó que en Venezuela en cualquier rincón se habla y saben de hipismo. “Es una gran fuente de empleo y hay que seguir apoyando esta industria”, acotó.

“Hay que mantener el hipismo porque se lleva en la sangre. Por generaciones, hay personas que saben de caballos. Está muy arraigado y hay que seguir defendiéndolo”, insistió.

“Es notable y hay que recalcar el esfuerzo que está haciendo Antonio Álvarez como Superintendente de Actividades Hípicas, por aumentar el pote de premios, incentivar la competencia y por hacerlo como un deporte hípico nacional”, concluyó Omar Rosillo, del Stud San Ros.

Finalizó la entrevista. Omar ajustó su gorra con el logo del Stud San Ros, se despidió como amabilidad, caminó y activó rápidamente la alarma de la camioneta. Salió como Sandovalera, en busca del desayuno criollo en La Rinconada.  

Acerca del autor

Antonio José Medina

Soy Licenciado en Comunicación Social graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Colegio Nacional de Periodistas (CNP) N. 14.578. Igualmente, Locutor profesional graduado Universidad Central de Venezuela (UCV). Certificado N. 37.671. Entrenador profesional de caballos de carreras. Matrícula INH N° 054. Igualmente, Comunity Mánager con 15 años de experiencia.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.