59 años de uno de los días de mayor dominio en el deporte: los 100 puntos de Wilt Chamberlain

Si en 1962 hubiera existido los celulares, la facilidad de la comunicación y todos esos artilugios que nos facilitan la vida en la actualidad, muy probablemente las redes sociales hubiesen estallado por lo que ocurrió en la NBA el 2 de marzo. Quizás la tendencia mundial hubiera sido algo como esto #WC100Points, o quizás #100PointsWilt, o tal vez #WTFWiltChamberlain. Y todo eso en referencia a los 100 puntos de logró Wilt Chamberlain aquella vez.

Pero eran otros tiempos. Unos muy lejanos en los que si veías una cosa, era altamente probable que no lo vieras más nunca. La ausencia de desarrollo de la comunicación ha contribuido para que actualmente, aquel legendario día de hace 59 años, sea un completo misterio. La pregunta es simple: ¿Cómo Wilt Chamberlain logró anotarle 100 unidades a los New York Knicks e implantar uno de los récords más difíciles de superar en la NBA?

Lee también: Abiodun Adegoke, el nigeriano de 2.36 metros que hace pensar a la NBA

Muchos hablan de eso, pero no hay imágenes grabadas de ese juego del 2 de marzo de 1962. Tanta gente quiere verse involucrada con aquel día, que antes de morir, en octubre de 1999, Wilt Chamberlain llegó a decir que en su juego de 100 puntos “solo había 4.000 espectadores, pero al menos 50.000 han dicho que estuvieron allí”. El inmortal jugador no exagera. La asistencia de ese juego entre los Philadelphia Warriors y los Knicks no superaba los 4.000 fanáticos. El Hershey Sports Arena no estaba preparado para un juego de semejante exhibición.

Wilt Chamberlain, el hombre de los 100 puntos

Primero que nada, Chamberlain siempre fue un prodigio de la naturaleza para el juego. Era un jugador adelantado por mucho tiempo al resto de la época en la que jugó. Medía 2.16 metros y tenía la agilidad suficiente para burlar a los demás. Es visto como uno de los mejores atletas que han pasado por la NBA; la vieja escuela dice que no ha habido un jugador más dominante que él en sus buenos años. En pocas palabras: era un hombre hecho para implantar récords en la NBA.

https://twitter.com/Pasion_Basket1/status/1366760171012259843

Pero aun así los 100 puntos de Wilt Chamberlain rayan en lo ridículo, en lo absurdo, en lo que puede hacer un gamer asiático dedicado a los juegos de video de baloncesto. Nadie ni siquiera ha coqueteado con ese récord. El que estuvo más cerca se quedó a 19 puntos de la centena sagrada. Fue el recordado Kobe Bryant, con 81 unidades el 22 de enero de 2006, contra los Toronto Raptors.

Solo 11 veces en la historia de la NBA un jugador ha anotado 70 o más puntos en un juego, y seis corresponden a Chamberlain. Los otros son Kobe (81), David Thompson (73), David Robinson (71), Elgin Baylor (71) y Devin Booker (70). Eso es una demostración del dominio de Wilt en su época.

Lo hizo, pero cómo

Sin embargo, los 100 puntos de Wilt Chamberlain siguen siendo un enorme misterio. No hay dudas de que lo hizo, la gran pregunta es cómo. En 2019, y el Diario AS de España lo resalta, fue que se descubrió el acta del legendario juego, firmada por el exanotador de mesa Toby Deluca. Philadelphia venció 169 a 147 a New York. Chamberlain jugó los 48 minutos. Logró 36 tiros de campo convertidos y también 28 tiros libres. Era una época en la que no existían los tiros de tres puntos. Además, el enorme jugador logró 25 rebotes esa noche. Simplemente aplastó a los contrarios y sobre todo al pobre centro Darrall Imhoff, de 2.08 metros de estatura.

Tiempo después Red Auerbach, uno de los acérrimos rivales de Chamberlain, con quien no se llevaba muy bien, soltó unas palabras que quedaron grabadas en varios periódicos de la época: “Ha jugado contra Imhoff, o sea, contra nadie. Es como yo jugando contra un enano. Me das el balón, me giro y lo pongo adentro”.

Wilt Chamberlain murió el 12 de octubre de 1999, a los 63 años, debido a problemas cardíacos y se llevó con él algunos de los grandes momentos de la NBA, como ese día de los 100 puntos. En un año se cumplirán los 60 años de ese momento. ¿Será que algún día veremos a alguien que se le acerque o, si la vida es suficientemente caprichosa y bondadosa, que lo iguale o supere?

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba