3 preguntas para entender el buyout en la NBA

Marzo es uno de los meses más importantes dentro del baloncesto estadounidense. No precisamente por el Juego de las Estrellas, sino por ser el cierre del mercado de traspasos de la NBA y el inicio de los buyout. Son dos caminos que usan los equipos contendientes para convertirse en favoritos para ganar un título.

Los conjuntos tienen hasta el 25 del mes en curso para concretar cualquier tipo de transacción. Ante eso, esos basquetbolistas con grandes contratos y salarios importantes, empezarán a buscar una resolución para evitar que, esos clubes sin aspiraciones a competir, bajen sus nóminas.

Por lo tanto, el buyout terminan con un gran peso para la postemporada. Por ejemplo, el año pasado los Lakers se hicieron con los servicios de Markieff Morris gracias a ese concepto y se convirtió en una pieza importante para conseguir el título de la NBA. Así como Los Ángeles, los Clippers, los Rockets y otros equipos estuvieron atentos para sacar provecho.

Actualmente, los Nets ya hicieron su primera gran maniobra. Luego de que Blake Griffin acordó su buyout con los Pistons, acordó con Brooklyn para jugar el resto de la temporada. De esta forma, un veterano, con un sueldo de estrella y condiciones sobre el basquetbolista promedio, se unirá a un favorito para buscar el anillo de campeón.

“Mi única meta es ayudar a mi equipo a conseguir un campeonato”, confesó Griffin a Bleacher Report sobre por qué firmó con los Nets. “Algunos años luce como un objetivo más realista que otros. Es por eso que voy a Brooklyn”.

Los Nets, sin tener que pagar multas por excederse del límite salarial, tendrán a un interno experimentado y que asistió en el pasado al Juego de las Estrellas. Todo por 1.2 millones de dólares y manteniendo a James Harden, Kevin Durant y Kyrie Irving dentro de sus filas.

1) ¿Qué son el buyout?

A diferencia de otros deportes, en la NBA no siempre se pueden concretar cambios y los equipos prefieren dejar en libertad a ese jugador para ahorrarse mucho dinero. Aunque confiese a sus aficionados que no planificar pelear por la postemporada este y los próximos años, el aspecto económico predomina.

Con esta figura del reglamento, es la mejor maniobra para conseguir eso. El buyout es un término que permite a los equipos desvincularse tras un acuerdo con el jugador. Ambas partes negocian un pacto en el que el jugador renuncia a su sueldo restante a cambio de ser agente libre sin restricciones.

Por ejemplo, Griffin renunció a los 13 millones de dólares restantes de su contrato con los Pistons. Detroit evitará cancelar esa suma en una temporada en la que no iban a pelear por un título y el jugador tenía toda la libertad para buscar esa organización que lo iba a llevar a playoffs.

2) ¿Por qué son tan importantes para los contendientes al título?

El buyout es una gran noticia para esos potenciales equipos interesados en los jugadores. El jugador puede firmar hasta el final de temporada por el mínimo de veterano, siempre prorrateado dependiendo del número de días que le queden al curso. Además, el tipo de acuerdo que firmará no entrará en el límite salarial, por lo que el nuevo conjunto no se preocupará por pagar impuestos de lujo.

Con Griffin, los Nets tienen a un jugador para la pintura, experimentado y por mucho tiempo considerado como una estrella, sin violar ninguna regla del limite salarias. Tampoco pagarán mucho dinero y consiguen una profundidad que será imposible conseguir por la vía de los cambios. Al adquirir a Harden, se quedaron sin promesas por ofrecer ni espacio para añadir grandes contratos.

En otras palabras: este tipo de maniobras son extremadamente útiles para equipos que pagan una gran cantidad de dinero en salarios y optan al anillo. Terminan de fortalecer sus plantillas para la segunda mitad de la temporada, sin salir de nadie.

3) ¿Jugadores que son candidatos a negociar el buyout?

Actualmente, hay varios basquetbolistas que son firmes candidatos a negociar un buyout. Y con talento de sobra para ser piezas importantes en contendientes. Por eso, son varias las organizaciones que estarán atentas a esas disoluciones.

Drummond es un candidato a recibir el buyout- Foto AFP
  • Andre Drummond: reboteador descomunal y con un biotipo que ayudará a cualquier equipo con problemas defensivos. Continuamente dejó estadísticas imponentes y los Cavaliers buscarán hasta último momento negociarlo para conseguir algo más que un desahogo económico. Sin embargo, parece más un candidato para un buyout.

Parecía ser un candidato perfecto para los Nets, que sufren defensivamente. Además, los Lakers podría encontrar en Drummond a la pieza del rol que cumplió Dwgiht Howard la zafra anterior. No obstante, ninguno de los dos equipos podrá añadirlo por otro camino que no sea el de previa desvinculación de Cleveland.

  • Otto Porter Jr.: jugador que reúne las características más ansiadas en la NBA: estatura, defensa perimetral y precisión con los triples. Pero eso lleva a que los Chicago Bulls quieran cambiarlo, aunque también es candidato a rescisión.
  • Trevor Ariza: experimentado y ya tiene un anillo de campeón. No tiene el mismo destello de los otros dos nombres, pero Ariza puede ser un jugador para darles los detalles finales a una nómina.
  • JaVale McGee: otro interno con títulos en sus vitrinas. Se coronó con los Warriors y los Lakers, pero actualmente en Cleveland no aspira a llegar a postemporada. Está claro que conseguirá el buyout y no son pocas las organizaciones que intentarán quedarse con sus servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba