Querido Kobe

Hola Kobe. Es increíble como ha pasado un año desde que te fuiste. El mundo ha cambiado muchísimo, una pandemia, baloncesto sin público y la pérdida de personas irremplazables, como tú, si estuvieras aquí seguro ya habrías creado algo para ayudar, incluso, es posible, que hubieras lanzado la vacuna “Black Mamba” para poder derrotar el Covid-19.

Ese 26 de enero de 2020 paralizaste al mundo así como lo hiciste el 22 de ese mismo mes, pero en 2006 cuando casi igualas a Wilt Chamberlain ¿81 puntos?, que magia tenías en la cancha y fuera de ella. Todos recordamos dónde estábamos en el momento que leímos la noticia de tu accidente. Nadie lo creía, incluso, muchas personas aún no lo creen, pero lamentablemente es un hecho.

Pensé y afirmé que era la noticia más impactante en 2020 y solo un desastre mundial o la caída de un gobierno iban a opacar lo que te pasó y a tu pequeña Gianna, pero llegó una pandemia y la gente tuvo que comenzar a sobrevivir y dejar de llorarte, seguramente lo habrías querido así. Mentalidad “Black Mamba” contra el Covid-19, un rival que es duro de vencer como Boston Celtics en 2010, tu última final y en la que lograste otro anillo.

El baloncesto cambió

Si vieras el baloncesto post-pandemia seguro te reirías. Jugaron la temporada en Disney, si en Disney, sin público y con unas medidas muy duras de seguridad, entre ellas, no salir nunca del hotel. Posiblemente habrías agarrado un avión y te habrías metido en la burbuja solo para disfrutar el deporte que tanto amaste. Kobe, hasta ganaste un Oscar con el baloncesto, inigualable.

Tus Lakers ganaron con LeBron y Davis como líderes. Ya igualaron en títulos a Boston, seguro viste esa final y la disfrutaste muchísimo. Imagino que estabas inquieto en la serie de campeonato contra Denver, pero la final se fue por un solo camino. Este año la tienen más difícil, pero aún son favoritos.

También tengo que darte la mala noticia que murió uno de tus ídolos, Diego Maradona. Si, el “Pelusa” se fue y el mundo lo lloró, ahora podrán tener charlas en italiano o en español. Tu última entrevista en español denotaba que ya dominabas el idioma.

Tu legado Kobe

Lo más doloroso de todo es Gianna, tu “mambacita”, ese viejo adagio que reza “Dios obra de maneras misteriosas”, ahora más que nunca es inentendible. Ella tenía un mundo por delante y una falla en el plan universal le truncó el legado que le dejaste, sin duda, iba a tener un futuro brillante dentro del baloncesto y más contigo de entrenador.

Aunque una de tus pupilas logró llegar a la WNBA, Sabrina Ionescu. Cuanto apostaste por ella y tenía una temporada increíble hasta su lesión. Es una lástima, pero tú mejor que nadie sabe que va a ser una de las más grandes del baloncesto femenino.

Aún no entendemos por qué te fuiste y de esa manera. El baloncesto te necesita, el mundo te necesita. Tu visión, tu disciplina, tus ganas y tu corazón son modelos a seguir para cualquier ser humano, no solo para los deportistas. Lo único que me molestó fue no verte en la inauguración del mundial de baloncesto en China, pero fuiste a la clausura y varios amigos te vieron muy cerca.

Kobe, el mundo ha cambiado, el baloncesto ha cambiado, todo esto lo sabes. Hoy ya pasó un año de tu repentina partida, en el lugar que estés siempre cuida al deporte que tanto amaste, juega un partido de fútbol con Maradona y, sobre todo, cada día juega un uno contra uno con Gianna, me imagino que ya hace un “fade away” mejor que el tuyo.

Gracias Kobe, espero estés en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba