17 segundos que definieron a Luka Doncic

Si algún despistado que disfrutó de la NBA desconoce cuál es el estilo de juego de Luka Doncic, con tan solo los siguientes 17 segundos encontrará una respuesta. Nuevamente el esloveno se convirtió en la gran noticia en la jornada, con una actuación superlativa y una secuencia que lo convirtió en tendencia.

El jugador de los Dallas Mavericks mostró que la virtud para subir su nivel durante los momentos de apremio es parte de sus características. Cuando restaban menos de 20 segundos y su equipo abajo en el marcador con los Boston Celtics, Doncic metió un triple que volteó el marcador. Ni siquiera un defensor más alto y conocido como Daniel Theis, logró contener.

Pero Boston respondió. Jaylen Brown igualó las acciones con una bandeja, lo que regresó la presión a Dallas y a Doncic. Sin embargo, Luka se encargó de la última posesión y recordó que cuando se trata de buscar un tiro ganador, es de las mejores opciones en la NBA. Metió otro tiple que el balón solo tocó la red y sentenció el compromiso. Triunfo para los Mavericks 110-107.

Mientras los rivales sollozaron y sus compañeros lo vitorearon, Doncic habló ante la prensa. Confirmó que las situaciones de presión le atraen y, aunque no siempre saldrá bien parado, nunca se amilanará cuando la tenga enfrente.

“Es algo que he estado haciendo, que trato de hacer”, señaló el jugador que terminó el compromiso como máxima figura con 31 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias. “A veces lo vas a perder, como en el partido contra Portland. A veces lo lograrás”.

Carlisle, el menos sorprendido

De nuevo, son pocos los despistados que no conocerán las virtudes de Luka Doncic como jugador. Ya se consagró en la NBA y sus continuas apariciones en el Juego de las Estrellas no hacen más que confirmar que tiene habilidades de sobra para brillar.

Pero, tras las dagas que hundió en el corazón de los Celtics, aparecieron algunos sorprendidos. Ninguno de ellos fue Rick Carlisle, director técnico de los Mavericks y que ya vio suficiente del esloveno en una cancha para quedar pasmado. Mucho menos si se tratan de canastas casi imposibles para el promedio.

“Es un jugador único. Una persona única”, explicó el experimentado entrenador, poseedor de un anillo de campeón. “El cableado de personas como Luka Doncic, Michael Jordan, LeBron James, Larry Bird, Kobe Bryant, jugadores que tienen este enfoque tipo laser durante estas situaciones. Es difícil de explicar cómo funcionan sus mentes y sus cerebros”.

Quizás la carrera de Doncic no le permitirá estar en este momento a la par de los otros basquetbolistas que nombró el técnico, sin embargo, va camino a ello. Especialmente cuando horas antes de su exhibición recibió la noticia que será titular en el Juego de las Estrellas, al lado de Stephen Curry en el perímetro de la Conferencia Oeste.

“No es Magic (Johnson), pero tiene la visión en la pista que tenía Magic. Eso no se puede enseñar. Es muy intuitivo”, dijo Greg Popovich sobre el alero, armador y anotador de los Mavericks de Dallas. “Tiene mucho talento. Es realmente impresionante”.

Doncic, un diamante que se pulió en Madrid

En la actualidad, gira, dribla y asiste a Kristaps Porzingis con mucha facilidad. Luego, ataca a la defensa rival y anota una bandeja sin mostrar intranquilidad. Pero también encesta triples a distancias que pocos colegas puede emular. Todo lo hace con una camiseta que dice “Dallas” en el pecho, aunque todo nació en Madrid.

Doncic llegó a las categorías inferiores del Real Madrid cuando tenía 12 años de edad. En ese momento, su físico hablaba por sí solo, aunque el equipo detectó un talento generacional. Pablo Laso, exitoso entrenador del conjunto merengue, pulió las condiciones hasta entregarle la responsabilidad de estar en el primer equipo.

Doncic-NBA-Postemporada
La canasta de Luka Doncic le dio la vuelta al mundo. Kevin C. Cox/Getty Images/AFP

El 30 de abril de 2015 Luka Doncic se convirtió en el debutante más joven en la historia del Real Madrid con 16 años. Con solo unos segundos en cancha, encestó un triple y le dio una asistencia a Sergio Rodríguez, para enseñarle al mundo que nació una estrella.

“Anota, rebotea, da asistencias, juega uno contra uno… Hace de todo. Por madurez e inteligencia parece 10 años mayor de su edad”, así lo definió Dejan Bodiroga, exjugador serbio que también presenció a muchos basquetbolistas, pero pocos como el esloveno.

En Europa moldeó un currículo más que envidiable. Ganó un Eurobasket con Eslovenia, una Euroliga, una Intercontinental, tres Ligas y dos Copas en 216 partidos con el Real Madrid. En esos títulos Luka Doncic no fue un mero espectador, y un puñado de lustrosos galardones de mvp lo pueden confirmar.

Y dos años después, se convirtió en una figura de la NBA, donde rivales y legendarios jugadores reconocen sus condiciones. También lo elogian, porque respetan el talento. “Impone su ritmo todas las noches. Va a ser una estrella”, sentenció Stephen Curry.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba