Dream Team y sus intimidades: “Tratábamos de matarnos”

Los Juegos Olímpicos de 1992 serán recordados por el Dream Team, nombre que se le colocó a la selección de los Estados Unidos que, por primera vez, llevó a jugadores de la NBA. Al juntar a Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson y los mejores de ese momento, era un “equipo de ensueño”.

También estaba Charles Barkley, quien en medio del revuelo que creó el documental The Last Dance, recordó esos momentos. El polémico exjugador reveló en ESPN toda la intensidad que vivía ese grupo en los entrenamientos y los encuentros.

“Fue fantástico. Lo más grandioso que experimenté en mi vida, porque tú me tenías a mí y a Karl Malone que éramos los mejores internos del mundo, que nos matábamos cada día. Tenías a Michael, quien odiaba a Clyde Drexler y estaban tratando de matarse entre ellos”, recordó Barkley.

En esa época, la NBA era diferente a la actualidad. Las rivalidades se vivían como tanta pasión, que pasaban al aspecto personal. Jordan, junto a Scottie Pippen, no se relacionaban con rivales, sin embargo, ahora debían hacerlo para buscar la medalla de oro.

Y era lo curioso del Dream Team. Magic Johnson, de los Lakers de Los Ángeles, debía asistir a su acérrimo rival: Larry Bird, de los Boston Celtics. “También estaban David Robinson y Scottie Pippen tratando de probar quién era el mejor centro del mundo, se estaban tratando de matar entre ellos”, continuó Barkley.

El Dream Team también lo conformaron Patrick Erwins (Knicks), John Stockton (Jazz), Chris Mullin (Warriors) y Christian Laettner (Universidad de Duke). Todas figuras en sus conjuntos, por lo que compartir el balón y perder minutos de juego fue un duro reto.

“¡Era una batalla de egos!”, explicó Barkley, quien señaló que toda la intensidad que vivió valió la pena. “Era la cosa más intensa. La gente habla como si hubiera sido un solo día, pero era en cada día. Tipos que estaban tratando de probar su valor. Fue fantástico por dos razones: porque estábamos tratando de matarnos entre nosotros; pero también fue fantástico porque una vez que el partido se acababa, regresábamos al hotel en el autobús juntos y actuábamos como si nada hubiera pasado. Así de genial era».

Dream Team dominó a placer

Como era de esperarse, la selección de los Estados Unidos consiguió la medalla de oro en Barcelona 1992. Los resultados fueron abultados, lo que agregó brillo a un conjunto que pasó a la historia como el más talentoso jamás formado.

Estados Unidos aplastó a Angola (116-38), Croacia (103-70), Alemania (111-68), Brasil (127-83), España (122-81), Puerto Rico (115-77), Lituania (127-76). Para la final, ante Toni Kucoc, nuevamente venció a Croacia en la final (117-85).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba