«Battle Royale» por el Entrenador del Año en la NBA

El Premio Entrenador del Año en la NBA será uno de los más cerrados en los últimos tiempos. La lucha por ver al mejor técnico de la campaña tiene a varios candidatos en contienda. Tom Thibodeau, Nate McMillan, Quin Snyder, Monty Williams, Steve Nash y Doc Rivers se perfilan como los principales contendores.

De ese grupo solo dos ganaron el premio anteriormente, Doc Rivers en la temporada 1999-2000 con Orlando Magic y Tom Thibodeau en la 2010-2011 con Chicago Bulls. En el grupo también está un debutante, Steve Nash. El otrora base de Phoenix Suns terminó en la segunda posición del Este al mando de Brooklyn Nets.

Las realidades de las plantillas que manejan estos preparadores es la que definirá la parte final de la carrera por el premio al Entrenador del Año. Nash tenía un equipo plagado de estrellas, Rivers llegó a un equipo que también era contendiente desde el día uno.

Por su parte Thibodeau llegó para la reconstrucción de New York Knicks, Nate McMillan se quedó en el banquillo de Atlanta Hawks en mitad de temporada, Monty Williams se hizo cargo de Phoenix Suns y Quin Snyder llevó a lo más alto del Oeste al Utah Jazz.

Será un final de fotografía para el premio Entrenador del Año. Todos tienen méritos para poder consagrarse, pero los detalles marcaran la diferencia.

Los tres favoritos para el Entrenador del Año

Tom Thibodeau tiene todo para ganar su segundo premio al Entrenador del Año. Llegó al desastroso equipo de New York Knicks y los devolvió a postemporada luego de ocho años. Terminaron cuartos en el Este con un equipo que carece de estrellas y que convirtió la defensa en su sello.

El otrora entrenador de Chicago Bulls encontró la fórmula para ordenar al equipo de la Gran Manzana y parte como el principal candidato para el galardón.

Otro gran rival es Quin Snyder, el entrenador de Utah Jazz, quien ha sido olvidado durante las últimas tres temporadas. Al mando del elenco musical Snyder ya debería tener al menos un premio al Entrenador del Año, pero nunca ha podido.

Este año terminó como el mejor equipo de la dura conferencia Oeste con el mejor récord de toda la NBA, 52-20. Todo esto lo posiciona para, al fin, ganar el premio, pero tendrá dura competencia.

El segundo mejor récord de toda la NBA fue, también, en el Oeste. Phoenix Suns terminó con marca de 51-21 bajo el mando de Monty Williams. El veterano estratega también entra en la puja por conseguir el premio y tras temporadas desastrosas del equipo de Arizona esta vez lograron meterse segundo, algo que no hacían desde la época de Charles Barkley.

Los otros candidatos

Nate McMillan tiene crédito en Atlanta Hawks, pero le juega en contra que llegó a mitad de temporada al equipo.

Por otro lado Steve Nash y Doc Rivers tienen números para conseguir el premio, pero la profundidad de sus plantillas los coloca en la parte de atrás de los favoritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba