Kelvin Caraballo se reencontró con sus raíces en Venezuela

Kelvin Caraballo en su momento fue uno de los novatos más cotizados en el baloncesto venezolano. Estuvo con Cocodrilos de Caracas y luego transitó por varias ligas de América. El atlético jugador regresó al país para colocarse la casaca de Supersónicos de Miranda en la Superliga y demostró durante la zafra porque fue tan cotizado en el pasado.

Con un poder de salto envidiable y una capacidad rebotera increíble robó miradas en Venezuela. El jugador caraqueño tuvo pasantías por El Salvador, Bolivia, Perú y Argentina tras alejarse del baloncesto venezolano hace tres años. “Realmente me siento muy agradecido con Dios por haberme traído a este lugar». Para mí fue un reto estar nuevamente en mi país”, comentó Caraballo.

“Regresar y hacer lo que tanto amo. Aquí están mis raíces, donde empecé», dijo el jugador. «Es bonito recordar todo lo que hice en mis comienzos para luego irme a jugar en el baloncesto extranjero. Eso es algo que me llena mucho de satisfacción y alegría estar aquí de nuevo en el país y sobre todo jugar para una organización como lo es Supersónicos”, expresó el caraqueño Kelvin Caraballo.

Caraballo debutó en Venezuela en el año 2009 con el conjunto de Liga Nacional, Tiburones de Vargas y luego fue parte importante de Cocodrilos de Caracas. “Me sentí súper bien, agradecido, súper cómodo con cada uno de mis compañeros son grandes seres humanos, son grandes personas y grandes atletas”.

Supersónicos de Miranda llegó a la Superliga como uno de los equipos favoritos para llevarse el primer torneo, pero cedieron en cuartos de final frente al conjunto de Centauros de Portuguesa. “La fortaleza del equipo fue la defensa, tenemos buenos jugadores defensivos y mucha inteligencia tenemos muchos jugadores maduros y cada uno sabía lo que tenía que hacer en la cancha”, dijo Caraballo.

Kelvin Caraballo y su capacidad atlética

Muchos recuerdan a Kelvin Caraballo como un jugador con grandes dotes atléticos y una capacidad de salto envidiable que lo llevó a ganar una competencia de clavadas. “Soy un jugador muy explosivo, muy enérgico, me gusta mucho ir al rebote ofensivo. Es una virtud”.

Pero Caraballo tiene muy claro que aún tiene cosas que mejorar de cara al futuro inmediato. “Debería mejorar mucho más el tiro de media distancia, siempre lo he tenido allí, pero no me enfocaba en él. Ahora es necesario por la forma en la que se está jugando el baloncesto en estos tiempos”.

Su paso por Argentina lo hizo madurar mucho como jugador. Se convirtió en uno de los líderes del conjunto Supersónicos de Miranda en la primera temporada de la Superliga.

Disputó casi todos los partidos como parte del quinteto abridor. Esto fue algo loable si se tiene en cuenta que había jugadores como José Ascanio y Javinger Vargas, ambos con experiencia en la selección nacional.

Para Caraballo eso no fue un condicionante y mostró una buena cara en la primera temporada de la liga. Espera regresar la próxima zafra para tomar revancha y llevar al conjunto mirandino a lo más alto del podio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba