Knicks en busca de la clasificación perdida

Knicks de Nueva York es uno de los conjuntos históricos en la NBA. El equipo de la “Gran Manzana” por su ubicación ha sido siempre del agrado de muchas personas dentro de los Estados Unidos y a nivel mundial.

En los últimos años se han acostumbrado al frío sótano del Este en la liga, pero esta zafra esperan regresar a postemporada. Tras muchos años de decisiones gerenciales que ha sido motivo de burlas, New York Knicks se encuentra en puestos de postemporada con un proyecto de la mano del técnico Tim Thibodeau.

Con una base de jugadores sin mucho renombre, excepto Derrick Rose, han comenzado de gran forma la temporada de la NBA. Julius Randle, otrora promesa de Lakers, se ha convertido en el jugador que todos esperaban. Promedia 23.2 puntos por juego (la cifra más alta de su carrera) y 11.1 rebotes por encuentro.

Junto a Randle está el jugador de tercer año, R.J Barrett. El canadiense ha tomado el testigo del liderazgo dentro del elenco que hace vida en el Madison Square Garde y el proyecto gira en torno a él.

Con estos nombres y una cantidad de jugadores de rol, New York Knicks es el equipo sorpresa de la NBA en este momento y buscan afianzarse dentro de la clasificación en el Este de la liga, una conferencia en la que nada está escrito.

Knicks y casi una década de sequía

Atrás quedó la generación de Patrick Ewing, Allan Houston y Latrell Sprewell. También la de Carmelo Anthony y Amar’e Stoudmire. Fue esta última la que llevó a Knicks a una postemporada hace casi una década.

En la temporada 2012-2013 el equipo que en ese entonces dirigía Mike Woodson logró clasificar a los playoffs con Anthony en rol protagónico. En la primera ronda enfrentaron a Boston Celtics y lograron borrarlos con un 4-2.

Luego llegó el turno de Indiana Pacers y el equipo entonces liderado por Paul George y George Hill logró eliminar a Knicks para extender la sequía del conjunto neoyorquino. Ya son 48 años sin un título en la NBA para uno de los equipos con más tradición.

Ganar un campeonato aún es un sueño para Knicks, pero caslficar a la postemporada es un gran paso para el futuro de la franquicia que ha tenido cambios gerenciales sustanciales en la última década dentro del baloncesto estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba