Lakers armados para repetir el título

Los Ángeles Lakers tienen una misión en la temporada 2020-2021: volver a ser un equipo dinástico y convertirse en la franquicia más ganadora de campeonatos en la NBA. Por ello su gerente general, Rob Pelinka, reforzó la plantilla y dio un golpe en la mesa para repetir el campeonato.

Lakers suma una conexión europea

El primer movimiento que hizo Lakers fue traer al escolta alemán Dennis Schroder. El otrora jugador de Atlanta Hawks y Oklahoma City Thunder será importante en el ataque, pero aún más en la defensa. Tras perder al base Rajon Rondo, la llegada de Schroder robustece las primeras dos posiciones del elenco lagunero.

En el cambio por Schroder Lakers tuvo que enviar a Oklahoma City Thunder al escolta Danny Green que al final recaló en Philadelphia Sixers.

Otro gran movimiento, uno de los más sonados, fue la llegada de otro europeo. Esta vez fue el turno de Marc Gasol, quién firmó con el conjunto de Lakers y siguió los pasos de su hermano mayor Pau que hizo historia con la divisa californiana.

La llegada de Gasol da muchas herramientas en la pintura al entrenador Frank Vogel. Además, Gasol tiene un respetado disparo de larga distancia por lo que será complicado de marcar. Con la llegada del catalán se le abrió la puerta de salida a Dwight Howard y a Javale McGee, Howard fue a Sixers y McGee a Cavaliers.

El sexto hombre que necesitaban

Montrezl Harrell fue seleccionado la pasada temporada como el Mejor Sexto Hombre y tras los dimes y diretes dentro de Los Ángeles Clippers, el recio jugador decidió mudarse al banquillo de al lado y firmar por Lakers.

Este cambio generó mucho escozor en el seno del equipo que lidera Kawhi Leonard, pero en Lakers Harrell tendrá gran protagonismo, sobre todo, desde el banquillo y podría alzar de nuevo el premio. El ala-pívot es un jugador con una defensa férrea que saca de quicio a sus rivales.

Otro que llegó a Lakers y es un gran jugador de rol es Wesley Matthews. Proveniente de Milwaukee, Matthews le dará versatilidad a la rotación del equipo angelino que ha rodeado muy bien a su par de estrellas para poder repetir el campeonato.

El mejor movimiento hasta ahora

Rob Pelinka lo ha hecho fenomenal dentro de la gerencia general al traer jugadores, pero su mejor movimiento fue mantener a Anthony Davis dentro de la disciplina de Lakers y firmarlo por un contrato de cinco años y 190 millones de dólares.

Tener a Davis por cinco años será vital para la franquicia. La “Ceja” es uno de los jugadores mejor valorados en la NBA y será el líder de Lakers en el futuro cercano.

El otro gran movimiento fue extender dos años más el contrato de LeBron James. El “Rey” es, sin duda, el jugador más determinante de la NBA y se ha consagrado con tres franquicias distintas. Ahora espera cerrar una etapa gloriosa en Lakers y llevar al equipo a la cima de campeonatos históricos.

James es una ruleta y posiblemente busque un nuevo reto en su carrera, aunque todo está listo para que el número 23 se retire de amarillo y púrpura. Algo poético sería tener su camiseta al lado del 24 de Kobe Bryant en el Staples Center.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba