Larry Bird: 40 años de su Novato del Año

Desde que tocó el primer balón en una cancha de la NBA, Larry Bird dejó claro que estaba para grandes cosas. Llegó al circuito como una prometedora promesa y no tardó mucho en enseñarle al mundo que era una realidad e, incluso, un talento generacional.

Esas capaciones impresionaron a una franquicia como la de Celtics. Tanto, que utilizaron su sexta selección de un año antes (Draft 1978) para adelantarse a las otras organizaciones y evitar perder un jugador con esa proyección. Para el alto mando de Boston, era mejor tener un año sin un prospecto, pero garantizar la cara de una franquicia por más de una década.

Y resultó. El plan del mítico entrenador, Red Auerbach, funcionó a la perfección. Larry Bird, que tuvo una destacada carrera colegial con la Universidad de Indiana, se convirtió en el líder de los Celtics de inmediato. En su debut en la NBA, en 1979, anotó 14 puntos, tomó 10 rebotes y repartió cinco asistencias, enseñándole al mundo su polivalencia en el tabloncillo.

Junto a Kevin McHale—llegó a los Celtics en la temporada 1980-1981—y Robert Parish, Bird revitalizaron una franquicia que carecía de alegrías. El equipo pasó de tener un récord de 29 victorias con 53 derrotas, a una marca de contendiente de 61 triunfos con 21 reveses.

Su primera temporada en la NBA cerró con éxito. Finalizó con promedio de 21.3 puntos, 10.4 rebotes y 4.5 asistencias por encuentro. Además, robó 1.7 balones por partido, estadísticas que le garantizaron el premio al Novato del Año a pesar de tener una dura competencia en Magic Johnson.

Larry Bird: la polivalencia de la NBA

Hablar de Larry Bird en la NBA es mencionar a uno de los jugadores más completos. Con sus triples consiguió la fama, pero anotaba desde todos lados de la cancha. Sin embargo, terminó como uno de los mejores reboteadores en su posición y asistía a sus compañeros con la misma facilidad.

Esa versatilidad no solo llegó como jugador. El oriundo de Indiana demostró que es uno de los cerebros más brillantes en el mundo del baloncesto, teniendo éxito en cada una de las facetas que desempeñó. Desde la cancha, pasando por los banquillos, hasta las oficinas.

Larry Bird es la única persona en la historia de la NBA que ganó el Novato del Año, fue MVP de la temporada, logró el Entrenador del Año mejor entrenador de y mejor ejecutivo del año. Esa lista también cuenta con Jugador Más Valioso en finales, Juego de Estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba