LeBron James mostró su lado humano

El físico de LeBron James fue por mucho tiempo un motivo de investigación. ¿Cómo es posible que un jugador con 18 años de carrera como basquetbolista profesional se mantenga en óptimas condiciones físicas? Cuando se lastimó regresó a plenitud y sin un ápice de retroceso. Se convirtió en un caso que pocas veces en el deporte se había visto.

Pero en 2021 todo indica que James empezó a mostrar un lado humano. La lesión que sufrió en el tobillo derecho le hizo reconocer que no es invulnerable y que, muy posiblemente, esa época de invencibilidad está llegando a su fin. No fue una opinión originada y esclavizada con el presente, sino una conclusión que el propio jugador declaró.

“No creo que pueda volver al 100%”, aseguró LeBron James sobre la última lesión que sufrió en el tobillo y que lo sacó seis semanas de las canchas. “Es imposible. No creo que pueda volver al 100% en mi carrera”, reiteró el jugador de 36 años de edad.

Son palabras mayores, especialmente si provienen desde James. Su carrera solo cuenta con dos lesiones importantes, la primera en la ingle que solo le permitió jugar 55 compromisos la temporada 2018-2019 de la NBA. Ahora es su tobillo el que lo sacó por un tiempo prudencial y, en su segundo partido tras el regreso, recayó nuevamente.

En su primer partido, LeBron disputó 32 minutos y anotó 16 puntos. El pasado domingo ante los Raptors solo llegó a 28 minutos porque el dolor en el mismo tobillo no le dejó continuar.  En cuanto a mi tobillo, a veces estaba un poco presionado. No quiero decir que volvió muy pronto, pero al final del día tenía que probar y ver dónde estaba posicionado”, explicó.

Un regreso para “salvar” a los Lakers

La situación de los Lakers no es la misma antes de la lesión de LeBron James. Para los primeros días de abril estaban en los primeros puestos de la conferencia oeste de la NBA y todos los observaban como aspirante al campeonato. Ahora, sumada al problema físico de Anthony Davis, todo cambió.

«Ha sido una urgencia para mí regresar desde que me lesioné. Has visto el registro de los minutos y horas por día que estaba trabajando en rehabilitación y tratamiento. Era mucho más de lo que dormía. Así que, durante las últimas seis semanas, eso es todo lo que he estado haciendo. Tenía prisa por volver y jugar«.

Los Lakers enfrentan un momento crítico de la campaña, al estar actualmente en la quinta posición de la peleada Conferencia Oeste con marca de 36 victorias y 28 derrotas. Poco a poco ese equipo que era el favorito a ganar el campeonato se convirtió en uno que le costará garantizar su puesto en la postemporada. Por eso es la presión por el regreso de James y la recuperación de su nivel de juego.

¿LeBron James paga el precio de sus deseos?

Eran los primeros días de abril. Se había terminado la primera mitad de la temporada y los equipos de la NBA se alistaban para el remate final. LeBron James confesó que se acabaron los descansos y que deseaba jugar lo máximo posible para llegar en forma a la postemporada. Días después, sufrió la lesión que provocó pánico actual en Los Ángeles.

Los Lakers finalizaron la primera mitad de campaña perdiendo siete de los últimos 10 compromisos, por lo que ya no estaban en el primer lugar de la Conferencia Oeste ni tienen la misma visión de los especialistas.

“Es mi hora. Es hora de prepararse y hacer ese cambio. Esa última vuelta entrando en la postemporada”, declaró James. “No estoy para mirar hacia adelante y decir, ‘Está bien, quitemos esto, quitémonos eso’”. 

LeBron James se ha perdido casi toda la segunda mitad de la temporada

Pero no deja de sorprender. Había disputado 1.301 encuentros y participado en 49.796 minutos durante su carrera. Es una carga que invitaron a muchos técnicos a pedirle que bajara el ritmo y descansara, pero negó todas esas recomendaciones y recordó que siempre que jugó diariamente, su equipo terminó bien posicionado.

“Utilizo la primera mitad de la temporada como en el engranaje 1, 2 y 3, y luego en la segunda mitad en más como 4, 5, 6, y luego, cuando comienzan los playoffs, estás en el 7″, advirtió. “Y esa es la forma en la que siempre me he adaptado en los últimos años de mi carrera, en realidad simplemente subiendo más, más y más a medida que pasan los meses a medida que los juegos avanzan hacia los playoffs”.

Pero ahora el plan falló. La cantidad de minutos se desbordó y pareciera estar pagando el precio a todas esas batallas que libró. Demostró al mundo que es humano y que su físico está débil. Ahora solo falta conocer si podrá ser el mismo dominador sin su “superpoder” de la invulnerabilidad física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba