Primero el Liverpool ahora Medias Rojas: las inversiones de LeBron James en el deporte

LeBron James es un enemigo acérrimo de Boston. Lo ha sido siempre. Con todo su talento en las canchas de la NBA ha golpeado varias veces el orgullo de Celtics, uno de los equipos profesionales bandera de la ciudad de Nueva Inglaterra. Pero pronto puede convertirse en un amigo, en un muy buen amigo.

De acuerdo con reportes de medios de comunicación de Estados Unidos, incluido USA Today, LeBron James y su socio comercial Maverick Carter han decidido ampliar sus inversiones en el deporte profesional. Ambos serán copropietarios de los Medias Rojas de Boston, le aseguró una fuente anónima a USA Today.

Lee también: Naomi Osaka y otros 3 grandes deportistas que invirtieron en el fútbol

Desde hace un tiempo LeBron James tiene relaciones comerciales con el grupo Fenway Sports Group, que cuenta con alta inversión en Boston. En 2011 comenzó la relación entre la máxima estrella de la NBA y la corporación empresarial. El atleta compró el 2% de las acciones del Liverpool, uno de los mayores equipos de la Premier League de Inglaterra y también de todo el fútbol europeo.

¿LeBron James dueño de Medias Rojas de Boston?

La compra de acciones del Liverpool fue una de las inversiones que mejor le salió a LeBron James y sus socios. La transacción fue por alrededor de 6.5 millones de euros y, al menos para el final del año pasado, las acciones tenían un valor cercano a los 30 millones de euros. Es por eso que no es extraño ver al jugador de baloncesto con alguna casaca del club inglés, que tantas alegrías le dio el año pasado cuando quedó campeón de Inglaterra.

Ahora LeBron James y su socio Maverick Carter les han puesto el ojo a los Medias Rojas de Boston. Según USA Today Sports, el acuerdo está casi completado, por lo que todavía no es oficial. Falta la aprobación de la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas para que James sea parte de la junta directiva de los patirrojos.

El empresario John Henry es el propietario principal de los Medias Rojas de Boston, uno de los equipos más grandes de las Mayores, tanto en economía como en tradición. Mientras que el presidente de Fenway Sports Group es Thomas Werner, quien ya es un socio de James por el dinero que ha invertido en el Liverpool.

La fortuna de la estrella

LeBron James tiene suficientes ingresos para tratar de ir por algunas acciones de los Medias Rojas de Boston. De acuerdo con la revista Forbes, el jugador tuvo ganancias de alrededor de 88.2 millones de dólares, solo en 2020. Sus relaciones por marketing con grandes marcas como Nike y Pepsi suman a lo que ya gana con Los Ángeles Lakers, su equipo en la NBA.

https://twitter.com/AnfieldWatch/status/1371918526324281349

Si bien es socio del Liverpool y pronto lo será de los Medias Rojas, LeBron James no ha cumplido su sueño inversionista todavía. Su meta, algún día, es ser propietario de un equipo de la NBA. Por el momento no puede. Normas de la NBA le impiden ser dueño de un club mientras sea jugador activo. Sin embargo, cuando se retire es muy posible que no pase mucho tiempo para que la estrella busque se cabeza de directiva de alguna organización de baloncesto.

 “Creo que si quisiera, podría ser dueño de un equipo o ser parte de la directiva de un equipo de baloncesto algún día”, dijo LeBron James en 2019, dos años antes de conocerse sus intenciones con los Medias Rojas de Boston. “Sé que tengo tanto conocimiento del juego que no quiero, una vez que deje de jugar, alejarme de esto”.

Siguiendo los pasos de Magic

Dos de los grandes jugadores de la NBA, que siempre son involucrados con LeBron James, han invertido en equipos profesionales. Michael Jordan, por ejemplo, es el dueño de los Charlotte Hornets. Mientras que Magic Johnson llegó a ser dueño de un pequeño porcentaje de Los Ángeles Lakers; además tiene inversiones en Los Ángeles Dodgers y Los Ángeles FC de la MLS.

“Tendría que ser el equipo adecuado. La ciudad correcta. La situación ideal”, llegó a decir LeBron James que cuando alcance las sillas ejecutivas de Boston, tendrá a dos súper equipos entre sus inversiones. “No es como si fuera un sueño mío. Es más una aspiración. Ver si sucede. Si no es así, no me decepcionará nada de lo que haya hecho en la cancha. Veremos qué pasa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba