Lens Bias: destinado a competir con Jordan, pero con un final trágico

¿Cómo es posible que un basquetbolista que no disputó un minuto en la NBA haya sido comparado con Michael Jordan? Así de bueno era Lens Bias, quien se convirtió en el protagonista de una de las historias más trágicas del deporte estadounidense, hasta el punto, de ser un tema de discusión durante la actualidad.

Tan dramática es la historia de Bias, que solo fue profesional por 36 horas. Dos días después de ser seleccionado por los Boston Celtics, falleció por un problema cardiaco asociado al consumo de cocaína, droga que arrebató al mundo uno de los talentos más esperados en el baloncesto élite de los Estados Unidos.

«Habría sido para Michael Jordan lo que Larry Bird fue para Magic Johnson”, dijo en su momento el mítico entrenador Red Auerbach. Tenía apenas 22 años de edad, sin embargo, ya sus condiciones hacían pensar que se trataba de un jugador generacional que iba a marcar una época en la NBA.

Con 2.03 de estatura, Lens Bias contaba con el biotipo de los basquetbolistas más codiciados durante la década de los 80. Sin embargo, también era veloz y ágil, cualidades con las que conseguía canastas muy parecidas a las que dejaba Jordan con los Chicago Bulls.

Ese talento lo observaron los Celtics que, necesitados de rejuvenecer su plantilla, empezaron a moverse. Auerbach, que durante esos años tomaba las decisiones en la gerencia de Boston, envió a Gerald Henderson a los Sonics a cambio de una selección de primera ronda en el Draft universitario de 1986. Seattle, debido a un mal año, acabó siendo un valiosísimo número 2 que los verdes invertirían en Bias.

De esa forma, con un plan que tardó dos años en cumplirse, los Celtics tenían a su nueva estrella. Junto a Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish, se iba a añadir Lens Bias, la juventud para un grupo que estaba aburguesado de campeonatos. De la universidad traía un resumen curricular importante: Dos veces Jugador del Año en la ACC, cuatro temporadas con más de 23 puntos y 7 rebotes por partido. Sus medias totales en con Maryland fueron de 16,4 puntos, 5,7 rebotes y un 54% en tiros.

«Pasaba, defendía, tenía un excelente tiro de media distancia… Habría sido All Star cada temporada. Y jugaba con pasión», explicó Auerbach durante el funeral.

Lens Bians: 36 horas de excesos que acabaron años de vida

Con solo horas de haber escuchado su nombre en el Madison Square Garden como la segunda escogencia del Draft de la NBA, Lens Bias decidió celebrar. Tras negociar contrato con los Celtics y algunos patrocinantes, regresó a la Universidad de Maryland para festejar con sus amigos.

De acuerdo a distintos medios internacionales, Bias se excedió con el consumo de cocaína durante las fiestas. Brian Tribble y Terry Long, compañeros universitarios, conversaban con la nueva estrella de la NBA cuando se desplomó en el piso.

Al momento de contactar a emergencias, el joven de 22 años ya no respiraba. Lo declararon muerto el 19 de junio de 1986 a las 8:55 de la mañana tras numerosos intentos desesperados por salvarlo. Se certificó la muerte de Len Bias por una arritmia vinculado al consumo de cocaína.

Len Bias: la cocaína se llevó al "gran rival de Michael Jordan" - AS.com
Bias falleció 36 horas después de haber sido seleccionado en el Draft

Brian Tribble, Terry Long y David Gregg fueron acusados por posesión de cocaína con ánimo de venderla y obstrucción a la justicia. El mundo del deporte los señaló como los responsables de privar al baloncesto de un talento generacional.

Fue tanto el impacto de la tragedia, que el gobierno de los Estados Unidos tomó cartas en el asunto. Ronald Reagan, presidente durante ese año, firmó una ley por la que se condenaba a cadena perpetua a aquellos traficantes cuyo negocio se pudiera relacionar directamente con la muerte de los consumidores. Los grupos de debate bautizaron coloquialmente como la «ley Len Bias».

En junio de 1986, Sports Illustrated dedicaba su portada a la tragedia: «La muerte de un sueño«. El que estaba llamado a ser el principal archienemigo de Michael Jordan en una cancha de baloncesto, no se colocó el uniforme de los Celtics ni una sola vez. Su carrera pasó a ser un ejercicio de la imaginación que, como toda tragedia, hace lamentar muchas décadas después.

4 comentarios

  1. 895563 896068I just want to let you know that Im quite new to weblog and honestly liked this internet web site. Far more than likely Im planning to bookmark your blog post . You undoubtedly come with exceptional articles and reviews. Bless you for sharing your internet website. 353839

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba